Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

viernes, 15 de mayo de 2009

¿DE DÓNDE SALIÓ LA PRESIDENTA DEL CONSEJO DE DELEGADOS?


Compañeros y Compañeras de mi querida Facultad de Filosofía:

¡Hola! Me presento. Mi nombre es Sofía Masi y soy alumna del tercer año de la carrera de Ciencias de la Comunicación. Fui electa delegada de curso por mis compañeros y el pasado lunes 11 de mayo, 11 de los 15 delegados participantes de la primera sesión del Consejo de Delegados me eligieron presidenta de este organismo estudiantil.

Un compañero o compañera, quien prefirió no identificarse y emitir su opinión en el Ñacurutu News bajo el pseudónimo de “Mirador”, preguntó de dónde salí. Pues bien, aquí estoy compañero/a a tu disposición para responder todas tus inquietudes.

Algunas informaciones para que me conozcan mejor:

Tengo 20 años. Cumplo 21 años el 20 de junio próximo. Vivo en el barrio San José de Ciudad del Este. Soy corresponsal del diario Última Hora en Alto Paraná. Desde los 16 años soy una apasionada por la lucha a favor de los derechos estudiantiles y ciudadanos. Durante dos años consecutivos me desempeñé como coordinadora departamental de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (FENAES), un movimiento que nació con la lucha por el Boleto Estudiantil (medio pasaje) y luego amplió sus reivindicaciones a la calidad y la cobertura de la Educación Secundaria. Desde un primer momento, al ingresar a la Universidad quise activar en alguna organización, pero en la Facultad no existía un Centro de Estudiantes. El año pasado, acompañé al Tribunal Electoral Independiente en la organización de las elecciones del centro y posteriormente me designaron secretaria de actas del gremio. Renuncié al cabo de unos meses y trabajé más de cerca con el Consejo de Delegados, pero también apoyé al Centro en algunas actividades como los Juegos Universitarios. Desde el PCS (Primer Curso Selectivo) soy delegada de curso y ahora me eligieron presidenta del Consejo de Delegados.

Compañeros y compañeras, espero no defraudarles. Esa fue una breve descripción para que tengan una noción básica de quién soy. Me gustaría que se acerquen a mí, para conocernos mejor y así fortalecer los vínculos necesarios a modo de generar cambios positivos juntos.

Sólo pido una cosa: seamos responsables y transparentes, no usemos caretas.

Soy partidaria de que si queremos mejorar las cosas o dar a conocer nuestra inquietud con relación a un tema “x”, debemos hacerlo de manera responsable y haciéndonos cargo, y no bajo la máscara de un nombre ficticio. Estamos en tiempos democráticos y nadie va a secuestrarte o torturarte en el departamento de Investigaciones de la Policía Nacional por pensar diferente, cuestionar o simplemente expresarte.

No tengo nada que ocultar, aquí estoy, a las órdenes para lo que se necesite. Confieso que no tenía aspiraciones a ningún cargo para este año, ni siquiera para delegada de mi curso, pero muchas veces, la confianza que depositan los compañeros en una y las ganas de aportar a la construcción de una realidad diferente, son más fuertes que la propia voluntad.

Al final, asumí la responsabilidad de ser delegada de mi curso y como tal, asistí a la reunión que convocó la directiva del Consejo de Delegados. Reconozco, que casi falté, porque sinceramente me cansé de asistir a reuniones en las que siempre se habla mucho y se decide poco, en las que muchos asisten sólo para crear ronchas y no con intenciones de emprender alguna actividad en beneficio de la Facultad.

Finalmente asistí con el único objetivo de informarme sobre las resoluciones y posteriormente comunicar de aquello a mis compañeros y compañeras de curso.

Encontré en la reunión a “los de siempre”, como dice Silvio. Estaban los de “la cúpula” como lo llama el amigo/a Mirador, algunos miembros del Centro de Estudiantes y el representante estudiantil, Pedro Espinoza.

Me dediqué a escuchar todo lo que acontecía y pude notar la división reinante. En mi interior pensé que es una lástima, que nosotros como jóvenes y universitarios, no seamos capaces de unirnos en pos de un objetivo común y ser diferentes a los políticos de nuestro Gobierno.

Llegó el momento de renovar las autoridades del Consejo de Delegados y se empezó a mocionar nombres. El delegado del segundo de Comunicación me propuso como candidata y en ese momento pensé: ¡No! ¡Yo no! Pero, sus argumentos, su confianza en mi capacidad, sus esperanzas depositadas en mi persona, fueron razones suficientes para convencerme de lo contrario. En ese compañero, pude observar a los cerca de 800 estudiantes de la Fafi, que como él anhelan un cambio.

Posteriormente, surgieron las candidaturas de Hugo Ferreira (cuarto Comunicación) y Cristhian Benitez (tercero Historia). Se acordó que el candidato con mayor cantidad de votos sería electo presidente del Consejo de Delegados, el segundo con más votos sería vice y el último, secretario de actas.

Se realizaron las votaciones y 11 delegados depositaron su fe en mí, a pesar de que cuando me presenté y di mi discurso, no les hice promesas ni les ofrecí nada más que mi voluntad de servir. Soy humana les dije, puedo cometer errores y sólo les pedí un favor, que no duden en "bajarme la caña" si no lleno sus expectativas y me duermo en los laureles del cargo.

Sigo con la misma política. Aquí estoy, usufructuando este espacio, el Ñacu, que surgió de la iniciativa del ex presidente del Consejo de Delegados, Silvio Benítez, con la intención de generar un espacio de debate para la construcción de una facultad democrática, participativa y pluralista.

El Ñacurutu News es un instrumento válido para expresarnos y construir, usemos esta herramienta correctamente y no desaprovechemos la oportunidad de ser diferentes. Con el respeto que merecen todos los que escriben sus artículos y comentarios, les pido que dejen de esconderse con seudónimos y bajo la impunidad del anonimato.¡Asumamos la responsabilidad de lo que decimos!

Solamente dando la cara, debatiendo ideas y criticando con argumentos sólidos, no basados en rumores de pasillo, caminaremos hacia horizontes más esperanzadores.

A continuación, quisiera aclarar algunos puntos que dijeron los compañeros en este blog con relación a mi persona:

  1. No soy becada. Pueden realizar las averiguaciones en todas las instancias que deseen y no encontrarán mi nombre en NINGUNA lista de becados (Facultad, Rectorado, Presidencia de la República, Itaipú, Gobernación, MEC).
  1. No me hicieron renunciar al Centro de Estudiantes. El año pasado fui una de las impulsoras de la formación del Centro y acompañé a los miembros del Tribunal Electoral (Mario ….., Juan Rojas y Liz Villagra) en la organización de las elecciones. Posteriormente, tras la victoria de Armando y Vidal, en la primera reunión del centro, me designaron secretaria de actas. Acepté el cargo y traté de desempeñarlo lo mejor posible. Un tiempo después, a raíz de los traslados en las coordinaciones y otras instancias administrativas de la Facultad, el Centro de Estudiantes, defendió con mucha efervescencia a la profesora Elena Bernal, quien se desempeñaba como directora académica y fue sacada del cargo. Sinceramente, como no entendí muy bien el por qué el centro defendió tanto a la profesora, convencida de que existen muchos problemas más preocupantes que el traslado de una funcionaria y sin ánimos de ser manipulada por nadie, decidí renunciar. Expliqué en una reunión del Centro que prefería mantenerme al margen de esa situación porque no me quedaba bien en claro la postura del gremio, entregué las actas, dije que siempre contarían con mi apoyo como estudiante y me retiré.
  1. La elección de la Directiva del Consejo de Delegados, periodo 2009, se realizó con la participación de 15 delegados de curso, no de 6 o 7, como mencionaron. La convocatoria se hizo a todos los delegados y eso consta en el listado que maneja la secretaria del Consejo saliente, Johana Bentos. Ella, personalmente, pasó curso por curso para entregar las invitaciones e hizo firmar a cada delegado una planilla para documentar la convocatoria. La Facultad cuenta con 35 cursos, de los cuales 8 todavía no tienen delegados. Por lo que quedan 27, cuya mitad es 13. Por lo tanto más de la mayoría (15) participaron de la reunión donde se realizó la elección.

Bueno, creo que me extendí demasiado. Con los compañeros de la Directiva del Consejo de Delegados (Hugo y Cristhian) tenemos muchas ideas que queremos compartirlas con todos los delegados y cada uno de los compañeros y compañeras. Esperamos contar con su participación. Muy pronto, estaremos dando a conocer propuestas y proyectos para cumplir los objetivos de este año.

Quisiera decir, que mi espíritu es conciliador. No tengo intenciones de enfrentarme con nadie, más bien generar la unidad entre todos y construir juntos. Sólo pido una cosa: Respeto mutuo y compromiso.

Si algún compañero/a tiene dudas, inquietudes y desea informarse mejor, estoy a las ordenes. Mi clase es el tercero de Comunicación o bien, si prefieren seguir en el anonimato (no voy a obligar a nadie a que de la cara, somos seres humanos libres e independientes) pueden seguir cuestionando a través del Ñacu. Este también es un espacio válido. Simplemente, perdón por la insistencia, creo que es mucho mejor, más constructivo, decir las cosas personalmente y comprometerse, si realmente queremos generar un cambio en nuestra facultad.

Un abrazo a todos y todas.

Muchas Gracias (“,)

Publicar un comentario