Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

PROGRAMAS DE RADIO

lunes, 25 de octubre de 2010

¿Tengo dos mamás o dos papás?

Escribe: Ricardo Steimberg
chachoriste@hotmail.com
(Que tremenda confusión)

No hace mucho y por este mismo medio, escribí un comentario sobre mi particular visión que tengo, sobre el casamiento homosexual. No ha pasado tanto tiempo como para que reviera mis conceptos, acerca de tan difícil y muy delicado tema. Sigo estando en la misma posición o punto de vista de aquel entonces. Solo que ahora puedo agregar varios elementos más que la misma gente, común y silvestre, como usted o como yo, me los ha acercado. 

Pero antes quiero refrescarles la memoria con lo escrito en aquella oportunidad antes citada y que se llamaba: “Hablando de homosexualidad”. Allí decía: “mi querido abuelito, que era bastante religioso, por cierto, y que siempre nombraba a la Biblia, como testimonio y guía de sus actos, es que Dios creó al hombre primero y a la mujer después, Y nada más, lo que no sea uno u otro es simplemente un error de la naturaleza, como lo puede ser un albino, o hermanos siameses. 

Eso no quita que sean lo que sean, y merezcan el respeto, como todo ser humano y se los debe tratar, por sobre todas las cosas, con dignidad”. Más adelante agregaba: “No encuentro ningún orgullo en ser gay, ni de festejar eso, un día en el año, tanto como me parece sumamente ridículo celebrar con un desfile, el día del heterosexual, porque según lo veo, en mi modesto entender, la opción sexual, es pura y exclusiva intimidad, de cada uno de nosotros. 

Ahora bien, si quieren ser aceptados y reconocidos dentro de la sociedad que sea por ser buenas personas, que para mí, es lo más importante y no por una cuestionable opción sexual”. Y termino de redondear aquel artículo con: “Del mismo modo que veo ridículo su casamiento, ya que considero que no son un verdadero complemento, entre sí, como puede ser la mujer del hombre y viceversa. 

Si consiento, que sean dos personas que sientan afecto el uno por el otro, pero solicitando un contrato privado ante un escribano, podría resolverse el problema, Pero un casamiento real en un registro civil, no lo veo”. Ahora bien, será prejuicio o no, pero en momentos en que todo el mundo, esta convulsionado con este delicado tema del matrimonio homosexual, y recién intenta masticarlo; vienen llegando noticias internacionales, que esta minoría ya comienza a presionar ante los medios masivos de comunicación, sobre la adopción de niños.

Y los medios de comunicación, saben que como todo tema tabú, vende y vende mucho, en especial, en época de recesión. Porque los medios tienen gastos fijos enormes, entonces le dan cuerda al tema. No hay persona que no hable de ello, a favor o en contra, en serio o en broma y esto si se presta para la chacota. 

Pero en realidad lo que más me molesta no es la unión matrimonial en sí; si no en que me presionen y obliguen a pensar de un modo totalmente contrario a las enseñanzas y costumbres que me dieron mis mayores. De una manera u otra me hace acordar a los socialistas, que quieren imponer sus ideas por medio de la fuerza, y no con el convencimiento a través de razonamientos lógicos y posibles. Quieren que todos pensemos que la unión heterosexual está pasada de moda y ellos son los modernos. 

Que tener una mamá y un papá es una verdadera antigüedad, y eso no es así. Su problema es que se han vuelto resentidos hacia el resto de sociedad porque esta los rechaza y se burla de ellos. Pero como no se va a burlar la sociedad en pleno, si ellos están disconformes con su verdadera opción sexual y optan por otra distinta y que no concuerda con sus documentos de identidad. 

La sociedad no tiene la culpa de su insatisfacción personal ni adopte algunas posturas ridículas, porque si entramos a hablar de verdadera discriminación, entonces no me alcanza toda una guía telefónica para dar ejemplos. Los sordos, los mudos, los sordomudos, los ciegos, los que padecen del Síndrome de Down, los que quedaron paralíticos o en cama de por vida, desfigurados por algún accidente en el hogar o en la ruta o al ser asaltados, ellos sí tienen verdaderos motivos para sentirse discriminados. 

Pero la mayoría de los homosexuales que conozco o tengo noticias de ellos, son sanos y fuertes y pueden tener una vida plena como cualquier otro ser humano. Si aquellos, más arriba citados, que han tenido la desgracia de ser diferentes de verdad, y casi siempre logran superar las piedras que la vida les pone en el camino; entonces aquellos otros también pueden hacerlo.
 
Si ellos buscan algún mecanismo que les de cierta seguridad patrimonial, entonces es cuestión de sentarse y pensar, pero llamar a aquello matrimonio, es algo ridículo. No siempre todos los conceptos pueden ser elásticos, el blanco es blanco y el negro es negro y no gris. Matrimonio es una institución social, entre un hombre y una mujer, instituida para que esta pueda ser madre dentro de la legalidad. 

Ahora para una eventual unión homosexual se podría usar otra palabra, que bien podía ser “patrimonio”, dándole a esta una nueva acepción, si se quiere. En cuanto a la adopción de criaturas creo que no es conveniente el darles dicha prerrogativa, ya que si la sociedad no está preparada para aceptar su “casamiento”, mucho menos la adopción.

Nadie discute que no tengan la capacidad de amarlos y criarlos como se merecen, pero, existen muchos inconvenientes de por medio. Hay un punto que es crucial y van a coincidir conmigo. Ser adoptado por una pareja gay implica que la criatura se exponga a las burlas crueles de sus compañeros. 

No es lo mismo que su papá o su mamá sean gordos o tengan anteojos, a que los chicos le digan que su papá es maricón o su mamá, tortillera. Eso es violencia psicológica gratuita. Repito una y otra vez, no soy homofóbico, pero un niño tiene todo el derecho a crecer donde exista una figura paterna y una figura materna, porque ambos son complemento y eso garantiza que el niño crezca con cierto equilibrio. Forzar a un chico adoptado a tener dos padres del mismo sexo significa simplemente confundirlo, violar sus derechos de niño y exponerlo a una violencia interna o externa totalmente innecesaria. Al menos esa es mi sincera y humilde opinión.

2 comentarios:

focus dijo...

Totalmente de acuerdo contigo

All dijo...

ohhhhh my God!!!!!.....qué les está ocurriendo a estos seres, ya ni los extraterrestres parecen tan raros como estos...