Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

lunes, 27 de junio de 2011

ANTICUBA y ANTICUADO


Por Pedro Espinoza

Las veces que  quiero saber alguna  opinión de los estudiantes, accedo a Ñacurutú News, hasta ahí  todo bien, porque la opinión es saludable cuando se presta a debate. Pero cuando se trata de reverendos disparates,  a modo de un “articulo” la cosa cambia, llegando a ser insultante a quienes  mínimamente deberíamos manejar las informaciones y tener opiniones al menos criteriosas.
El Señor  Ricardo Esteimberg, a modo de humor mal trabajado desde la derecha, estaría haciendo un papel extraordinario como agente de propaganda  anticomunista, al estilo de  los años ochenta, los memoriosos recordarán a  Leandro Prieto Yegros,  Alejandro Cácera Almada, etc.  Pero como no creo en esa posibilidad, pues hasta donde le conozco a este amigo, es honesto, pero se  nota que más se apura a ironizar  aquello que desconoce, o lo hace desde una posición política intencionada.
Revolución es cambio radical
No contento en publicar barrabasadas contra el Che en un sitio bloguero de Última Hora, sin la mínima contraposición  respetable a la opinión política e ideológica defendida hasta la muerte por el médico y guerrillero argentino. El señor Ricardo se ocupa superficialmente en cuestiones de tribu y descalificativos reaccionarios basados en calumnias,  propio de rabiosos, en este caso con la vida política. Que Ernesto Guevara haya sido un revolucionario y que eso ha significado  pasearse sobre la muerte en busca de la vida,  ha sido verdad desgraciadamente, pero no como el Sr.  Esteimberg lo descifra.  En una revolución verdadera se triunfa o se muere, decía el propio Guevara.  Los antiguos privilegiados de los regímenes opresores no cederán su  posición  con una rosa en la mano, pues ellos lo consiguieron a punta de bayoneta y lo conservan con todos los aparatos represivos de “su” Estado; Policía, FF.AA., Poder Judicial, Pyrague, etc.
Maximilien Robespierre, de la Ilustración e ideólogo de la Revolución Francesa (burguesa) se manifestó en su inicio totalmente contrario a la pena de muerte, fundamentando la Visión revolucionaria y humanista con la Primera Declaración de los  Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789).  Pero al ver la crueldad y las reacciones incontenibles del último de los déspotas  absolutista Luis XVI, el pueblo tomó la Justicia en sus manos, aprehendieron al Rey y a sus parasitarios séquitos,  le sacaron a  punta de lanzas y cuchillos  del edénico  Versalles,  como “guardia de honor”  iban en pica las cabezas de sus intocables custodios bien maquillados pero sin sus cuerpos rumbo a Paris,  la “turba” ya había demolido La Bastilla.  Entonces el exponente de la Ilustración ya cambiaba de opinión y entendió que la máquina del Dr. Guillotin completaría mejor la historia de esa  Revolución.
 Pero  las barbaridades y las desorientaciones propias de los cambios radicales en la vida política de entonces, no opacaron los grandes avances y cambios que la humanidad experimentó luego, sobre todo en la sociedad occidental. Fue el inicio de la República  y la Democracia Burguesa.
 Por otro lado, la Revolución Socialista (Proletaria)  desde 1917, también está llena de cuestionamientos,  pero los pasos  trascendentales para la clase trabajadora y el pueblo desposeído,  explotado y excluido por la revolución anterior  es innegable. Gracias a esa Revolución del común, de los  obreros y campesinos de Rusia  con  Lenin al frente, hoy  podemos hablar de cuestiones sociales, derechos laborales, sufragio universal, derecho de la mujer, distribución de los medios y frutos de la producción para el goce pleno del ser humano aquí en la tierra, etc.  Sin estas banderas de lucha socialista no hubiera sido posible el Estado  social de derecho de los países europeos hoy, o las experiencias de los estados socialistas en materia científica, cultural y modo de producción.               
Pero el Sr. Ricardo, a más de perturbar la tumba de Ernesto Guevara,  su tridente macartista apunta  a la Isla. Traza un viaje imaginario desde la cuenca del Plata hasta el Caribe, solamente para ver que en Cuba hay hambre, represión, calabozos, dictadura. Todo lo que la patraña mercachiflera  prensa comercial repite hasta el hartazgo, todo lo feo para Cuba, nada nuevo.
El mundo conoce esas acusaciones, pero nadie puede en su sano equilibrio negar a los trabajadores su derecho a pensar y actuar políticamente para construir otro tipo de sociedad. Sí,  lo puede reprimir también con este tipo de campañas de bajo raso. Pero la rueda de la historia no se detiene, porque a una sociedad vieja la reemplaza otra indefectiblemente.   
Señor Ricardo, siga usted  despotricando contra todo lo que huele a izquierda, sin ningún  señalamiento serio, tiene la libertad aunque le falten informaciones.  Es bueno que usted  sepa, que muchos comunistas  y demócratas de otras ideologías  murieron en terribles torturas,  perdidos en el exilio,  o en  las prisiones de la tiranía stronista,   para que usted tenga esa libertad de la cual hoy goza.
 Yo señalaré lo que veo en la realidad nuestra, sin pontificar al Socialismo o al Comunismo, nada es perfecto, pero se busca lo mejor para determinadas clases, todo se construye.  En la obra  Los Miserables de Víctor Hugo, el antiguo Convencional, que votó por la ejecución del Rey de Francia fue increpado severamente por el Obispo Bienvenu Myriel,  el otro personaje.  A  lo que el antiguo Convencional de la Revolución Francesa respondió; -Señor Obispo, siga usted llorando a su Rey muerto y yo seguiré llorando a mis pobres hambrientos. En la vida consciente o inconscientemente respondemos a tal o cual interés, aun siendo el más desventajado económicamente la incomprensión política es funcional al sistema, ejemplo; Los pobres que votan por los candidatos corruptos millonarios de la lista sabana,  de  los partidos burgueses ligados a la mafia, son pobres pero sostienen en su opulencia a los oligarcas  y corruptos opresores.
Los cubanos comerán frijoles con arroz y ensalada, pero los 12 millones de habitantes comen en una tierra desgastada, con huracanes y bloqueo. Son libres, porque dejaron de ser el bulín de los yankees, no deben un centavo al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, y los EE.UU. debe devolver las reservas del Estado Cubano, que les fueron arrebatados cuando triunfó la Revolución.   También la Base Naval de Guantánamo, que el  Sr. Ricardo no se atreve a mencionar y  usted amigo lector o lectora se imaginará lo que ocurre con los más de 600 prisioneros clandestinos o no identificados que están allí desde hace más de 11 años,  en manos de los Halcones Yankees, muchos sin siquiera entender porqué y bajo qué cargo, negándoseles el derecho mínimo a la defensa  y  en donde las interrogaciones de la CIA  se repiten cada tanto, con los métodos que usted está pensando.   Nunca he visto a los chetos blogueros que pregonan la tan mentada libertad para Cuba,  mencionar este verdadero campo de concentración y de tortura que los EE.UU. mantiene en un territorio ilegalmente arrebatado a Cuba.  

¿Y por casa?
¿Sabe usted cuantos hambrientos tenemos en Paraguay? Proporcionalmente cuarto País exportador de carne y segundo de granos  en el mundo.  Habla de prisiones en Cuba, y  ¿Usted sabe cuántos presos inocentes o de poco “valor delincuencial” tenemos en nuestras cárceles?, y ¿Cuántos presos de lucha y conciencia tenemos en nuestro País? Es fácil condenar o defender pareceres sobre terceros. Pero a los cubanos, a quienes respeto por su solidaridad poca vista y valorada por el “mercado”   al menos debemos agradecer por calmar miles de padecimientos en el mundo,  con su “ejercito de blanco” (médicos internacionalistas) por citar algunos,  y muchísimos aportan a la humanidad los profesionales  cubanos y su gobierno,  a pesar de las  limitaciones;  la  guerra  económica, política e ideológica en su contra.
Saludos fraternales  
               

   
          

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hake.. ipochyma la zurdo kuera.. no vuelvan a hablar mal de cuba ni su dictador.. arriba pakova ledesma.. palate comandante.. epp peeeeeuuuuu

Anónimo dijo...

Desde que lei aquellos articulos del che guevara que pienso lo mismo... muy bien planteado.