Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

sábado, 1 de marzo de 2014

ENCUENTRO CON DESENCUENTROS

Por Salvatore Brienza

Llegue a la ciudad de Hernandarias el día viernes 28 de febrero, luego de un viaje como estudiante “extranjero” en la Universidad Nacional de La Plata, Argentina.
Como ya lo sabía, al momento de mi llegada en la casa estaban hospedados Jenaro y Alejandro, dos bailarines de la delegación de México. ¿Por qué? Porque en ese momento estaba realizándose en el Salón Municipal de la ciudad el II ENCUENTRO INTERNACIONAL DEL FOLKLORE “TAKURU PUKU”, organizado por el Centro Cultural Takuru Puku.
Este evento presenta a “Hombres y mujeres que cantan y bailan por su patria y por una cultura de paz mundial”.  
En este “II Encuentro” había delegaciones de Perú, Francia, México, Egipto, Bolivia y, lógicamente, Paraguay.
Al momento de mi llegada, toda la familia estaba pendiente de “nuestros hijos mejicanos” y me alegraba mucho verlos compartir esta hermosa experiencia “INTERNACIONAL”, dando todo de sí para ofrecerles una buena estadía y hacerlos sentir en familia.
Al mismo tiempo en que me iba acostumbrando a la rutina familiar, me fui enterando de los inconvenientes que estaban pasando las delegaciones “extranjeras”.
Todas las personas que llegaron del extranjero y ciudades de Paraguay, estaban hospedadas en casas de familia. Todas esas familias anfitrionas, fueron definidas con anticipación. Aclaro que esta es la modalidad de “intercambio cultural”, para afianzar la hermandad entre los pueblos.
Nuestros hijos Jenaro y Alejandro con su mamá Elva
Es por eso que en la casa habían dos y en otras incluso más de seis personas alojadas en calidad de “miembros de la familia”. Esto significa que no se les podía exigir pago alguno por alojarlos, porque es un momento para demostrar la fraternidad universal que tanto profesamos los que creemos en la humanidad.
Sin embargo, hubo “desidia de las autoridades municipales” en apoyar este encuentro y “una pésima organización turística para las delegaciones”.
No hubo acompañamiento, quizás por exceso de trabajo en los organizadores, informalidad de las autoridades municipales y mucho más aún, por la ciudadanía que podría haber aprovechado este encuentro para conocer otras culturas, bailes y tradiciones, y limpiar el “ñandú renimbo” (telarañas) del cerebro.
Se realizó un desfile de las Delegaciones, y los organizadores quizás, no previeron o no tuvieron el apoyo de la Policía Municipal de Transito para ordenar mejor el desfile por las calles de la ciudad. Sin embargo, para la “famosa pesca de la corvina”, actividad que atenta contra el medioambiente, atacando a animales indefensos, contaminando de aceite, combustible y otros el lago de Itaipú, las gestiones son más aceleradas y efectivas”.  O cuando se realiza algún campeonato deportivo, sea Futbol de Salón, Handbol, Motocross, etc., siempre tiene el apoyo de la Municipalidad con toda su “estructura política” acompañando estos eventos.
Me pueden decir, que la Intendencia y Concejalía declararon de “interés municipal”, pero con eso no basta. No lo sé, no me consta porque no he investigado si fue o no así, pero es lo usual en estos casos.
Delegación Mexicana
El municipio, Intendente y Concejales, debieron de “promover y difundir” este encuentro a través de todos los medios de comunicación. Quizás lo hicieron, pero la falta de público, la nula participación de la ciudadanía en el desfile y la desorganización para dar a conocer los lugares turísticos de la Región dejaron al descubierto que todavía no estamos preparados para ser lo que siempre quisimos ser, una ciudad de referencia para el turismo en el Alto Paraná y me dicen lo contrario al supuesto “interés cultural” que dicen tener.
Colectivos adecuados, un plan de visitas a la Itaipu Binacional, los Saltos del Monday, la Reserva Biológica Tati Jupi o las mismas Cataratas del Iguazú, deberían de haber incluido en la agenda de los “visitantes extranjeros”, acompañados, claro está por los propios organizadores.
Me dirán que se les dió para usar el Salón Municipal. Pero dar infraestructura, no es promover la cultura. La cultura nace de la necesidad de un pueblo de satisfacer sus necesidades humanas de expresión, de comunicarse, de establecer el lazo que lo une a otros hombres de otras culturas y los ayuda a crecer en su humanidad.
Visita a un programa de TV por Cable.
Para los políticos, esto no importa. Y nunca les va importar. Nunca les importará que un niño de su comunidad, vea a un mejicano, danzar un “antiguo baile Azteca”; a  un egipcio bailar sus tradiciones que quizas hayan sido los mismos que danzaban los que construyeron las Pirámides; o sentir a un grupo folclórico de Francia, danzar al sonido de antiguas canciones de las Galias frente a sus ojos.
Ese niño, joven o adulto, nuestro conciudadano hernandariense, quizás nunca en su vida tenga la oportunidad de volver a ver esto en “directo”, a no ser por televisión o por internet.
Esa es mi preocupación. Tenemos todo para hacer lo mejor, y resulta más importante un empedrado, asfaltado o un tractor, antes que la formación cultural de nuestros conciudadanos.
La pregunta que me hago es, ¿Para qué queremos una COSTANERA? ¿Para llenarlos de borrachos, motos, botellas, basura, música estridente, mujeres desnudas y bailando cumbia o funk? ¿Es esta nuestra cultura? ¿Es esta nuestra forma de percibir que somos una ciudad y que somos civilizados? ¿Es esto lo poco que vamos a ofrecer a los extranjeros? ¿Estamos preparados para  pensar en el futuro? O definitivamente, debemos relegar nuestra cultura a lo que nos ofrece Marilina, Bronco o el funk.

Delegaciones extranjeras

Publicar un comentario