Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

PROGRAMAS DE RADIO

miércoles, 26 de abril de 2017

¿QUE ES SER PERIODISTA?

POR SALVATORE BRIENZA

“Podés tener la mejor cámara de TV, el mejor micrófono de radio
o la más potente computadora en el diario,
pero si no tenés  contenido en el cerebro, no te sirve de nada.”
Nelson Zapata, Director del Diario Regional Vanguardia


Unos días atrás, en la reunión de organización de la Semana del Periodista, al momento de proponer nombres de periodistas para ser entrevistados, aparentemente, uno de los alumnos propuso mi nombre como uno de los periodistas a ser destacado. Democráticamente, fui vetado por uno de los docentes de la Facultad de la Filosofía de la Universidad Nacional del Este,  responsable de organizar ese acto protocolar.  El argumento que sustentaba tal propósito, según me dijeron, era que “no tenía experiencia” y que no formé parte del plantel de “los  grandes medios”.
No sabría decirles si fue tal cual me comentaron; pero, lógicamente, no dejo de pensar en esos dos elementos, que –me entero ahora- deben formar parte de la formación de los estudiantes de periodismo para ser considerados profesionales, la “experiencia” y los “grandes medios”.
Recuerdo muy bien, que en la cartilla de presentación de la carrera de Ciencias de la Comunicación estaba escrito más o menos así: “El Egresado podrá desempeñarse hábilmente en los Medios de Comunicación” e incluso, decía “podrá desarrollar con visión estratégica la comunicación corporativa en las grandes empresas”. Ese era el perfil que, entre otros, invocaba la imagen de los egresados de la carrera. Y, lógicamente, invitaba a la inscripción masiva de las personas que accedían a esos folletos, o “flyer” como se dice ahora.
Al cursar la carrera, no sólo me sentía preparado para enfrentar el mundo laboral comunicativo, sino que gracias a ese sueño de ser “visionario” que me ofrecian, en Junio del 2008, creamos el blog ÑACURUTU NEWS, cuya primera publicación, en julio[1], ya indicaba el estilo que utilizaríamos durante toda la carrera. Este nuevo medio no era más que la continuación de los primeros estadios de comunicación, que empezamos como “boletines Ñacurutu”[2] y que colocábamos en los franelógrafos del Consejo de Delegados de la Facultad, que por iniciativa estudiantil, lo usábamos para informar.

Estamos hablando, prácticamente, de hacer comunicación como en los tiempos del feudalismo, donde los “comunicadores o pregoneros” iban hasta los pueblos a llevar la noticia impresa en un papel (Bandos) y clavar en las puertas de las iglesias o en un poste ubicado en la plaza central de la aldea y en último caso, con voz potente, leer a los analfabetos las noticias, decretos y resoluciones, sean estos del Rey o autoridades de aquel momento.

Ese aprender todos los dias llevando adelante el proyecto comunicativo me hizo comprender que lo único que el periodista tiene para ofrecer es “su trabajo y la ética”.
En el periodismo, podemos tener amigos y enemigos en el poder, pero no podemos dejar que, como profesionales, afecten a nuestros sentidos si tenemos objetivos en la vida. Personalmente, uno de esos objetivos,  era el de “cerrar un circulo” teniendo un título profesional y honrar la beca que me concedieron para estudiar. Nunca pensé, que la pasión por la información, la fuerza que tiene un individuo informado y por sobre todo, la posibilidad de colaborar para informar, educar y entretener a la sociedad, me llevase a emprender con mayor fuerza mis proyectos. Descubri que la responsabilidad del periodista va más allá de su visión del mundo, sino a la inversa, es el mundo que nos hace visionarios.
Reconozco que mi “experiencia” es tan sólo de haber trabajado en varios medios radiales, haber escrito centenares de artículos en el Ñacurutu News, haber colaborado como editorialista de algunos medios, tanto regionales como nacionales, y que, por argumentos en mi contra, me deja en situación de desventaja con relación a muchos colegas que trabajan en “grandes medios”.
Debo reconocer, que durante mi formación, no teníamos los elementos tecnológicos (Smartphones con cámaras, audio e internet a full) que hoy  tienen los estudiantes y que pueden disfrutar de la experiencia de ser autores, editores y directores de sus propios medios digitales. Antes que nosotros, y lo sabíamos, los que se formaron en periodismo (incluidos los docentes que me vetaron) no tenían ni siquiera un verdadero micrófono o un remedo de cámara filmadora, simulaban con “biromes y cajas de zapato”.
Pero toda esta realidad me lleva a la frase que encabeza este texto. No importa el elemento de comunicación, lo importante es el contenido que se tiene en la cabeza.
Hoy, la Facultad del Filosofía (UNE), promociona la carrera de Ciencias de la Comunicación[3] estableciendo que el egresado “posee conocimientos adecuados de los códigos de comunicación para potenciar aptitudes, para crear, producir, elaborar, difundir creatividad, de modo a cumplir con eficiencia y eficacia su papel de facilitador social” y por otro lado, “maneja instrumentos técnicos adecuados a las necesidades de distintas formas de comunicación verbal, visual, auditiva, mediática y multimedia, con solvencia profesional y creatividad suficiente” lo que me deja contento, de haber salido con lo mínimo que podía ofrecerme en su tiempo.
No puedo dejar de mencionar que, muchos docentes han influido en mi formación académica, no por llevar adelante los procesos y esquemas establecidos en los programas y planes de las materias, sino por la capacidad que ellos tenían en discutir y desarrollar pensamiento crítico. Esas horas de “Análisis” y por sobre todo, de debate me hizo comprender que “la libertad de expresión y la ética es lo más sagrado que debe cuidar un periodista”.
Es por ello, que a días de haber visto a algunos de mis “ex - alumnos” egresar de la carrera, espero que puedan honrar la profesión y tengan una “actitud ética” que contribuya a fortalecer nuestra profesión. Y si les invitan a formar parte del plantel docente de la Facultad de Filosofía, no se olviden de enseñar “críticamente la realidad” (incluso en la facultad) e impulsar  “su eventual transformación en el sentido más adecuado a los intereses colectivos” (de los alumnos).
Finalmente, debo señalar que para ser Periodista  es importante ser coherente con el discurso, la visión crítica y por sobre todo, ser responsable de cada uno de nuestros actos ante la sociedad. Que no necesitamos estar en un “Gran Medio” para ser Periodistas, y la “experiencia” se hace cada día, incluso, durante la carrera.
FELIZ DIA 
A TODOS LOS COMUNICADORES


No hay comentarios: