Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

martes, 18 de diciembre de 2018

LA OPORTUNIDAD


Por Salvatore Brienza
“La oportunidad hace al ladrón” es una frase que a menudo se utiliza para “justificar que cualquier individuo es un delincuente en potencia”. Que sólo debe haber “una oportunidad histórica” para demostrar que no es tan honesto como se piensa. Incluso, en el popular “o’aprovecha vaerã, nda yvýroirõ” (Debe aprovechar, sino es tonto).
Con la Ley Electoral vigente, todos los ciudadanos mayores a 18 años, deberían de estar registrados y ejercer el derecho y la obligación del sufragio. Es una obligación impuesta por la ley, y quien no cumple es un delincuente. Una ley que se cumple a medias, y que nunca se ha visto castigando a los que “no votan”, aún estando registrados en el Padrón Nacional. Imaginemos el que no está.
Uno de ellos es el Ex Presidente Horacio Cartes  que se inscribió en el 2009 en el Padrón Nacional, con 57 años de edad, y ese año se afilió al Partido Colorado. Era la primera, vez en su vida, que se inscribía para participar de las elecciones, sean estas partidarias o nacionales. Lo que indica, que hasta ese momento, vivía al margen de la Ley y nadie hizo nada. Pero bueno, algo debió haber hecho para no ser visto, ni juzgado por semejante delito.
Sin embargo, no era el primer delito cometido. Su vida ya estaba marcada por un breve paso por Tacumbu, acusado de evasión de divisas[1], delito por el que permaneció  prófugo durante un buen tiempo en la fronteriza Ponta Porã, cuidado y protegido por la familia Messer y otros “padrinos de frontera”, pero que debido a sus operaciones comerciales, debía de presentarse a “saldar cuentas con la justicia”. O por lo menos “disimular su arrepentimiento”.
Resumiendo, antes de inscribirse en el padrón y ser electo Presidente, el señor Horacio Cartes, ya vivía al margen de la ley.
Cuando asume la Presidencia en el 2013, la expectativa sobre su desempeño era “muy alto”. Fue el hombre que, siendo Director de Selecciones, llevo a nuestra albirroja a varios “mundiales” y casi llegamos a la final…, (nunca te olvidaremos Takuara).
Empresario exitoso, Presidente del Club Libertad (varias veces campeón nacional y participante de la Copa Libertadores), de perfil bajo, siempre sonriente, de pocas palabras, “muy generoso” según sus allegados, era un “outsider” en política. Absolutamente nadie, hablaba de sus antecedentes penales y policiales, salvo algunos políticos que se oponían a su candidatura al interior de la ANR (Partido Colorado) entre ellos Javier Zacarias Irun[2], Lilian Samaniego[3], Nicanor Duarte Frutos[4], etc.
La presidencia de Horacio Cartes, se presentaba como una esperanza mas para el pueblo…, y su discurso[5] estaba lleno de mensajes simbólicos como por ejemplo “en esta mañana luminosa de Asunción invoco a Dios. Le imploro …, que me dé sabiduría, prudencia, fortaleza y justicia para cumplir mis deberes de servir al noble pueblo paraguayo”, “Los grupos criminales no nos marcarán la hoja de ruta”, “No estoy en Política para cuidar una carrera, ni enriquecer un patrimonio. Estoy en Política para servir a mi pueblo; mejorar el futuro de las nuevas generaciones y atesorar en la memoria y el corazón de todos los paraguayos, nuestra identidad como pueblo libre, independiente y soberano”, “El que desee adueñarse de la cosa pública, sea por la vía que fuere, no contará con la complacencia o la complicidad del jefe de Estado. Esa es la diferencia que marcaré desde la Presidencia de la República.”…, bueno, la solución del Paraguay estaba en este hombre.
Pero que gran decepción. El “Tío Horacio”, “Horacio”, “HC”…, como todos los “políticos colorados y algunos de otros partidos” le decían como señal de respeto y en otros sonaba a “adulonería”, resultó ser todo lo contrario a  las expectativas que despertó. Desde el primer momento, gestionó todo el poder que acumuló en 3 leyes que fueron hechas a su medida, y en 40 días de gobierno fueron aprobadas[6], sin más trámites.
Nadie, ni el más despierto legislador colorado u opositor, vió el movimiento de ajedrez y la ingeniería financiera que generaron estas leyes en el entorno económico del Presidente Cartes.
Recordemos que al mismo tiempo, gran parte de “sus hombres de confianza” formaban parte de su gabinete, tanto a la vista, como en las “sombras”. Esta “información privilegiada” hizo que todo lo que hoy vemos, escuchamos y salta a la vista, haya sido “maquinado” desde algún lugar en la mente de unas personas que “se organizaron para delinquir” usando el poder que “la sociedad en su conjunto” le habían entregado en bandeja por medios lícitos.
No debemos olvidar, el intento “violar, reiteradamente, la Constitución Nacional”, imponiendo su voluntad por sobre las leyes.
Recordar en este comentario todo lo que sucedió en los últimos años de gobierno de Horacio Cartes [7], no solo abre heridas profundas en nuestra historia reciente, sino que marca a fuego lo que “la ambición de un hombre que teme a la justicia” puede hacer en una “sociedad sumida en la ignorancia y el fanatismo político”.
“La oportunidad hace al ladrón”…,
En estos días, “la Comisión Messer[8]”, formada por Parlamentarios, descubrió el “esquema financiero” que se montó para dejar en manos de “delincuentes internacionales”, “lavadores de dinero del narcotráfico, el contrabando y el terrorismo[9]”, nada más y nada menos que los “bonos del tesoro”. Y en medio de todo, esta no solo el Ex Presidente Horacio Cartes, sino también todas las empresas vinculadas a él y sus amigos.
Finalizando el año 2018, y a tan sólo unos meses de haber dejado el poder, el Ex Presidente Horacio Cartes, tiene a su “hermano del alma, Darío Messer” (Prófugo), a su amigo “el ex senador Oscar Gonzalez Daher” (Preso), a su “Asesor político, Javier Zacarías Irún y familia” (Intervenida la Municipalidad de CDE y bajo sospecha de malversación de fondos y muchos otros delitos), así como varios de los funcionarios del gobierno y gerentes de sus empresas en la mira de la justicia.
Esperemos superar esa famosa frase dicha por Roa Bastos, de que “el infortunio se enamoró del Paraguay” o como decía Moneco López[10], parafraseando a Roa: “fue el Paraguay el que se enamoró del infortunio y lo peor es que fue correspondido.”



[9] https://goo.gl/kzhtue (Golden Hydra Report, solicitado por el Congreso Norteamericano)


No hay comentarios: