Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

PROGRAMAS DE RADIO

martes, 2 de junio de 2009

URBANIDAD CON CELULARES

“Urbanidad Electrónica parte 1: El teléfono celular”

Urbanidad y Celulares

Había pensado empezar este artículo demostrando que si el siglo XX fue el de la industria el XXI es el de la tecnología, pero sería algo necio. Podría decirles que uno de los inventos que se ha asentado por completo en la cultura de este siglo es el teléfono celular, pero eso ya lo saben todos ustedes. También saben que este pequeño dispositivo, que dejó de ser un simple aparato de hacer y recibir llamadas para convertirse en un centro de medios y entretenimiento, conlleva una serie de normas y convenciones sobre cómo y cuando usarlo, pero probablemente ya se los han recordado muchas veces en el cine o en conferencias y seminarios. Ya existen tratados de etiqueta con el teléfono celular y su uso correcto hace parte de los cursos de urbanidad y protocolo que vemos en empresas y universidades. Sin embargo, considero que estos compendios se han quedado cortos a la hora de definir lo que está bien y lo que definitivamente no es recomendable. Por eso los voy a dejar con estas sencillas reglas para que no sólo sean unas damas y unos caballeros con su teléfono móvil, sino que además lo sean con estilo

El micrófono de su teléfono está donde menos se lo imagina.

Generalmente a un lado o sobre el mismo “speaker”, en la parte superior o en la bisagra que une las dos partes de los teléfonos tipo “ostra”, pero nunca, nunca en la parte inferior del teléfono. Por eso cuando alguien empieza esa especie de danza facial, llevando constantemente el teléfono de la oreja a la boca, no está mejorando la claridad de su llamada, está quedando en ridículo.

Si ven a alguien meciendo el teléfono como si se tratara de una maraca o un reloj automático, sean corteses y háganle caer en cuenta de su error

Su teléfono usa energía eléctrica para funcionar, no gritos.

Todos hemos vivido esa típica situación, probablemente en un ascensor o un bus que básicamente son grandes cajas metálicas que obstruyen las señales de radio que utilizan todos los teléfonos celulares. Alguien recibe una llamada y de la misma manera como las abuelas tenían la absurda creencia de que un fríjol en el lugar indicado prevenía los embarazos indeseados, estas personas creen que entre más alto el volumen de su voz, mejor la calidad de la señal o quizá más lejos podrán llegar las mencionadas ondas. Nada peor que estar rumiando sus propios pensamientos y ser interrumpido por un ¡¡¡ALÓO, QUE HUBOO, ¿COMO ESTÁAS?!!!.

Este comportamiento es muy mal visto y debe evitarse a toda costa.

El aburrimiento es la madre de todos los ruidos.

No soy muy fanático de los médicos, pero cuando voy a un chequeo, estas son las 5 cosas que espero jamás escuchar:

  • “Felicidades, le voy a poner su nombre a la enfermedad que le descubrí”
  • “Creo que vamos a tener que amputar…”
  • “Un primo mío trabaja en una funeraria, le voy a dar su tarjeta”
  • “¡¡¡TURURURU, TURURURU, TURURÚ, TI TÍIIII!!!”*
  • “¡¡¡PRRRRRR, PRRRRRR JÉLOO MOTOOO!!!”**

Recuerden que los teléfonos celulares modernos vienen con juegos preinstalados. Probar todos los ringtones no es, no ha sido ni será jamás un juego

+1 = Empleado, +2 = Presunto delincuente.

La última vez que el teléfono celular representó un símbolo de poder fue a comienzos de los noventa, por consiguiente, tener más de un teléfono celular con el único propósito de aparentar prestancia y poder es como ponerse dos camisas finas una encima de la otra, no tiene ningún sentido.

Se vale cuando la empresa los obligue a usar el teléfono celular de ellos (aunque yo sugeriría cambiar de empleo). No se vale cuando los usen para poder llamar a los amigos que tienen suscritos a cada operador de telefonía celular en el país (para eso existen las SIM Cards y los “kits de desbloqueo” de teléfonos). Y si de todas maneras tienen que usar más de uno, al menos no se los cuelguen al cinto como si de munición de guerra se tratara, recuerden que no son agentes del FBI o de la “Matrix”. Con esto lo único que logran es dar la impresión que se dedican al tráfico ilegal de teléfonos, o cosas aún peores

Su celular no es un premio y si lo es, no lo porte como tal.

Una de las prácticas que tiene mayor reprobación hacia los teléfonos celulares es la de aquellas personas que usan el teléfono celular colgado al cuello. Aparte de exponer su corazón y demás órganos internos a las peligrosas ondas de radio de los teléfonos (miren este ejemplo –en inglés– donde usan dos celulares para cocinar un huevo) es de muy mal gusto portar el teléfono como si fuera una especie de medalla o escapulario.

Su teléfono no es un premio y si lo es, entonces debe esforzarse más para ganar algo mejor

La “palabra escarlata” de los teléfonos celulares: “Aquí”.

Esta se presenta a menudo en los medios de transporte. Usted va en una buseta cuando alguien contesta una llamada a su celular; obviamente le preguntan a esa persona “¿Dónde está?” y surge la palabra escarlata: “Aquí”.
Aunque la gran mayoría de los celulares ya tienen cámara, y ya existe en nuestro país la tecnología de banda ancha para transmitir datos y vídeo, a menos que esta persona haga un paneo con la cámara del lugar donde se encuentra está absolutamente prohibido usar la palabra aquí. Simplemente no tiene sentido.

La moderación y el buen gusto también deben notarse a través del altavoz de su celular.

Tal vez sonó gracioso la primera vez, o sea una broma recurrente entre sus amigos(as), lo cierto es que los “truetones” del estilo de “Apriétame el botón y contéstame papito” o “Contesteeee grandísimo $%#%@!!” pueden resultar contraproducentes en situaciones tales como velorios, matrimonios, notificaciones de herencias, regaños del jefe o profesor y entrevistas de trabajo. La moderación y el buen gusto nos pueden salvar de este tipo de vergüenzas. Esta norma también aplica para los ringtones de reggaetón, norteña, vallenato etc.

Estas son mis normas básicas, aunque estoy seguro que hay muchas más reglas que se me escaparon. Por consiguiente los invito a agregarlas en la sección de comentarios.

1 comentario:

ANTICEL dijo...

Y los que prefieren chatear (o chotear) o (chonguear) con la persona que esta en frente o a lado en vez de hablarle nomas ndiii..! y las chateras de clase, ahora las mujeres usan esas enormes carteras que en su gran mayoria ya no tienen el tradicional reboque o cosas más inesperadas desde gorro frigio pasando por turbante, tapita de aro, los papelitos de direccion,palitos de dientes, etc. Ahora se llenan de cargadores, baterias de reserva, manual de procedimiento del último cel con "mp" no se cuanto que le regalaron(claro que usan para chat nomás otra vez) y por supuesto un cel para la calle por si los perros.....y el otro para usar frente al novio o algún pretendiente boludo. De los contenidos de la conversación y mensajes mejor ni hablemos.