miércoles, 9 de abril de 2014

CONVERSATORIO DEL ALMA MATER

Por Enigma


Días atrás leía algunas notas, infos, quejas, cartas abiertas y otras teorías conspiratorias.
Hasta llegue a repensar la teoría evolutiva de Darwin.


Pero al punto al que voy es el siguiente, esta historia siempre es contada desde afuera, desde periodistas que publican informaciones tergiversadas sobre nuestra casa de estudios. Muchos culpan a los simios, otros culpan al dólar, pero lo que hay que entender es que los pies de barro de la universidad empiezan y terminan con los alumnos.
Esta es una crítica constructiva y con todo el respeto del mundo, al sistema de pyraguereato instalado en el sector estudiantil, especialmente en aquellos que se dicen ser los impolutos de la universidad señalando a cuanto se le cruce por el frente, y diciendo que los que están a la cabeza están mal.
También leí un cuento corto, en el cual el rey y su más fiel aliado tuvieron que someterse a la locura de su pueblo para no ser considerados anormales o diferentes.  
Pues bien, es esto lo que ocurre en la une, los alumnos sufrimos (me incluyo) de una psicosis colectiva, o algún tipo de trastorno, que se yo, los psicólogos me dirán, o los parapsicólogos que abundan también en la universidad, aquellos que leen las cartas, miran las estrellas y predicen quien va a ganar tal o cual elección, quien va ganar tal o cual copa une, quien es el que se somete mejor a la voluntad de los number one de sus facultades.
Y el resto de los mortales que solo son el hombre masa como decía un famoso escritor, el nihilismo se apodero de la intelectualidad alto paranaense.
Hoy los debates  no pasan de si rezamos o no los 18 en la ermita o si es que le ponemos cruces, santos, logos de iglesias, clubes, asociaciones y cuanto se nos ocurra a nuestros sacos, o simplemente no pasan de qué se va a comer en la sesión siguiente.
Llegamos a ser testigos que cuando le pones un cajon o tarima a un estudiante directamente empieza a involucionar, se vuelve nihilista, egocéntrico, y empieza a golpear el pecho haciendo rabietas a todos los que piensan diferente.
 Tanto así es la indiferencia y el acomodo de los estudiantes de la UNE que me permito decir que los mismos compañeros se dejaron manosear tanto, y conscientemente, para permitir el despojo que fue impulsado por un sector que quiso ganar más el año pasado con una suerte de Equiparación no sé qué, y se olvidaron de los miles de estudiantes pobres que tiene la universidad a ESOS COMPAÑEROS QUE NO TIENEN NI PARA PAGAR EL PASAJE AHORA ESTAN CONTENTOS PORQUE GRACIAS A ESTOS DIRIGENTES ESTUDIANTILES nos quedamos sin becas.
El sector estudiantil no movió un meñique para protestar por esto, el sector estudiantil representado por los consejeros estudiantiles, FEDERACION DE CENTROS DE ESTUDIANTES de la  UNE y la TAN FAMOSA COMISION DE PRESUPUESTO, ellos quien sabe por dónde andan actualmente, los mismos andan acomodados bajo el manto protector de sus decanos, o directivos o que se yo mientras los impolutos, los llenos de moral critican el miles y miles de cosas, pero desde el FB (Facebook)  y no se animan a tomar el toro por las astas, y entrando a ordenar este mar de ideas, de esta frustración, y la impotencia causada por estos  GRANDES LIDERES ESTUDIANTILES.
Grandes pero  grandes acomodados,  el control ciudadano esta ejercido por los estudiantes en nuestro caso.
Pero cuando este organismo falla lo que nos resta a todos nosotros es hacer oír nuestras voces en protesta, puesto que si esta minoría toma las decisiones en contra de nosotros que nos partimos el lomo para ser buenos alumnos y luego luchar por una ventanita que nos de aire,  solo nos resta manifestarnos a través de los medios que conocemos, y así desenmascarar a los acomodados que hoy enseñan, nos dejan de lado.
Especial mención se merecen aquellos que permitieron este despojo, puesto que una asociación de estudiantes en representación de todos delegó esta tarea a una comisión insulsa y manipulada aparentemente por quien sabe que o quien.  Voy a pensar esto porque o si no nos damos cuenta del grado de cretinismo de los mismos, ya que no entendieron que lo que va en contra de los alumnos va contra suya también, estos estudiosos de los números, simplemente se olvidaron que empezaríamos este año sin ninguna posibilidad de ayuda. Estos estudioooosos de los números, muchos estudiantes de ingenierías y ciencias contables y administrativas y estudiosos del derecho. Y, pues bien, todo lo que se estudia en la UNE, se olvidaron que cuando el zapato aprieta en el estamento estudiantil solo nosotros nos podemos ayudar. Y con la actitud lastimera de estos impolutos solo se confirma que los vicios de la política que tanto criticamos están afianzados en los estudiantes que dicen no militar en ninguno y aborrecer la práctica partidaria.
Pero les recuerdo que nos acaban de  vender por unas monedas, nos acabamos de quedar abandonados a nuestra suerte, nos quedamos mirando como disfrutan de sus acomodados curules en sus sesiones de sanación colectiva, en sus campamentos de desintoxicación mundana y purificación moral, mientras nosotros no tenemos, ni monedas para el bus (que por cierto cada vez que subo me dan ganas de llorar).
Como dicen la universidad no acorta orejas, aplicando a nuestro caso, a más preparación de los estudiantes, menos sensibilidad y conciencia de clase.
Es el principio de este conversatorio, de esta reflexión sobre nosotros los estudiantes, el alma mater de la universidad.

Y SI CAMBIAMOS EL BUHO POR EL MBOPI?

Por Tricia Helmet 

El Mbopi, o murciélago, no es un ave, tampoco es un avión, y obviamente no es Superman. La gente le tiene miedo, asco, la ingenuidad nos lleva a rechazar a este animal por el sólo hecho de su fealdad. Pero conozcamos un poco a este mamífero, nocturno como nuestro búho, que parece que se nos asemeja más que lo que el ave de grandes ojos suponemos lo hace.
Estos mamíferos con aspecto poco agraciado son conocidos como quirópteros, son los únicos mamíferos capaces de volar, tienen hábitos nocturnos, y generalmente se alimentan de frutas como el níspero o la guayaba y también de insectos, hay otros que se alimentan de sangre , ah!, y son ciegos.
Su ceguera es la que lo convierte en un animal más apropiado para representarnos, y no el búho, que tiene como principal facultad una visión periférica. La publicación de Salvatore me llevó a pensar que estamos ciegos porque hay cosas que no vemos, cosas que suceden en nuestra Facultad y que no estamos enterados. Estos hechos no deben pasarse por alto, ya dejamos pasar por alto el recorte presupuestario el año pasado y muchos estudiantes, entre ellos me incluyo, quedamos sin Beca para este año lectivo.
Lo que sucede ahora es que es época de cambio de autoridades, y así como debemos estar enterados del perfil de cada candidato municipal, gubernamental, presidencial, etc., etc., también debemos darle el debido seguimiento a los que estarían a la cabeza de nuestra Universidad, pues serán sus decisiones y su juego de cintura lo que nos traerá beneficios a todos, estudiantes, docentes, funcionaros y por ende, a la comunidad en general.
Pero, ¿qué pasa cuando la ceguera no nos permite siquiera rendir la debida importancia a un simple Delegado de curso y el rol que el mismo debe cumplir?  No estamos manejando adecuadamente los estamentos estudiantiles y estamos dejando pasar grandes oportunidades de realizar un cambio real a nivel institucional. Cuantas necesidades tenemos, necesidades reales, y dejamos pasar porque no nos sentamos y hablamos ordenadamente para luego ponernos en acción.
Es hora de activar la Batiseñal y juntarnos para hacer algo más que reuniones sin rumbo o a puertas cerradas. Que los mbopices se acerquen, y que en los distintos estamentos: Consejo de Delegados, Centro de Estudiantes y Representantes Estudiantiles estemos debidamente preparados para informar con propiedad y no divagar como políticos, de esos tenemos y muchos. 


jueves, 3 de abril de 2014

CARTA ABIERTA A MI DECANA



Lic. Silvio Luis Benítez López
Sé muy bien, que muchas versiones e interpretaciones le habrán llegado a través de los que, con el afán de ser los primeros en “informarle” sobre mi escrito, han corrido presurosos a relatarle sus versiones de los hechos.
Es por ello, que decido escribirle directamente a través de este espacio que nos ayudó a construir el disenso y los cambios necesarios durante el periodo en que me tocó ser miembro del estamento estudiantil.
Desde un primer momento, tuve la certeza de que usted nunca tuvo, ni tiene malas intenciones para con las acciones a ser tomadas dentro de nuestra facultad.
Para mi, que soy hijo de una Docente que vive la profesión como una vocación y un servicio entiendo que muchas veces, creyendo hacer el bien comete errores.
Mas bien creo, que quienes la hacen cometer errores, son personas que “manipulan la información” para quitar beneficios particulares y por sobre todo, mantenerse en ese efímero poder que les otorga el cargo al que usted las y les asignó.
Dice el gran Marco Tulio Cicerón que “son siempre más sinceras las cosas que decimos cuando el ánimo se siente airado que cuando está tranquilo” y es por ello que, decidí escribir el artículo “Matar al Mensajero”.
Usted sabe que fui un alumno dedicado en las cuestiones académicas, y me involucré en los espacios estudiantiles, deportivos y políticos de la facultad.
Usted sabe, que no busqué el beneficio particular a través de los cargos electivos que ocupé en la facultad, como ser Presidente del Consejo de Delegados o Representante Estudiantil, y que los asumí con responsabilidad colaborando en todo con el Decanato, incluso cuando por motivos laborales no podía estar presente.
Usted sabe, que no fui de los alumnos, de los cuales, se deba tener vergüenza de representar a la facultad en cualquier espacio, sea dentro o fuera de la misma.
Debe reconocer que en todo este tiempo, busqué primero destacarme como alumno, luego como líder de mi curso, como uno de los dirigentes estudiantiles activos y ahora en una nueva faceta, intento hacer lo mejor de mí, como Docente.
Es por ello, que siento, como dice Cicerón, que mi “animo se siente airado” por todo lo que está sucediendo en la Facultad.
Y siento, que aunque haya “buena voluntad” de parte de todos los que le rodeamos, pero no conseguimos convencerla, es usted la que deberá tomar las medidas correspondientes para que las mismas se hagan de la manera correcta.
No podemos perder una oportunidad como la que nos están ofreciendo. Necesitamos tomar una decisión y esperamos que sea la correcta. Me sentiré profundamente decepcionado si no tenemos una o un candidato a Vice-Rector o Rectora.
Debemos generar la discusión, pero al mismo tiempo, debemos de aprender a escucharnos, tolerarnos y por sobre todo, evitar a los que “hacen ruido” para que no nos sentemos a hablar del tema.
Mi deseo, en todos estos años como estudiante, era que usted sea “nuestra Decana” y el apoyo que le brindamos ha sido “fiel y leal, sin subterfugios secretos”.
Las diferencias, las solucionamos en casa, y las que no pudimos, las elevamos a los que nos ayudaron a “separar la paja del trigo” y de este hecho usted lo sabe mejor que nadie.
Cuando estuvimos disconformes, le hicimos llegar el mensaje, usted lo analizó y se actuó en consecuencia.
Nunca olvido, una de aquellas noches bajo el TATAJYVA, y me pidieron que diga algunas palabras. En esa oportunidad dije: “Hoy estamos a su lado, y no dude, que si no va bien su administración, podríamos estar frente a frente” y hemos sido consecuentes con esta idea siempre.
Las cosas buenas, las elogiamos; las malas, las decimos y las cuestionamos. Esta no es la primera, ni será la última vez que me manifieste políticamente sobre algún aspecto de la facultad, aunque me digan que mis escritos pueden traerme consecuencias, porque no las temo.
Una de las cosas que aprendí, y que me han enseñado en las aulas de esta facultad, es que “el periodista debe buscar la verdad y decirla” y estoy obrando en consecuencia. Si me quedo callado, me perjudico a mí mismo, a usted y a toda la facultad.
Para cerrar esta carta, y que sepa que ambos buscamos el mayor beneficio para la Facultad de Filosofía le dejo esta frase de Cicerón: “La confidencia corrompe la amistad; el mucho contacto la consume; el respeto la conserva.”
Con el mayor respeto.                                                     

UNA AMABLE INVITACIÓN PARA QUIEN DESEE SABER ALGO MÁS


MATAR AL MENSAJERO



Por Salvatore Brienza
03.04.2014



En sólo quince días, en la Facultad de Filosofía intentaron “matar a los mensajeros”.
Este es un “error político común” en nuestro país cuando se desarrolla una intensa actividad política. Es de recordar que siempre aparece el dirigente político, estudiantil o gremial que se acerca y comenta algo, entrega un mensaje o da un consejo al líder del grupo o a algún referente que tenga el acercamiento suficiente a quien hacer llegar el mensaje. Como siempre ocurre terminan matando al mensajero antes que escuchar el sentido de los mensajes.
Este “enredo de palabras” tiene sus razones en la nueva campaña política, que se está desarrollando en la Universidad Nacional del Este (UNE) y que tiene repercusiones en todas las facultades de la misma, para la candidatura y elección del Nuevo Rector.
Para entender esto pondré las cartas sobre la mesa, por lo menos, las cartas que yo conozco; las que no, de seguro habrá algún “mensajero” para aclarármelas.
Por un lado esta, la candidatura del Vice-Rector, representa la “lógica sucesión del poder”, porque habiendo acompañado todo este tiempo al Rector, el mismo debe - o debería en todo caso- aspirar a suceder en el cargo a su anterior dupla electoral.
Por otro lado, está el denominado “Grupo de los Decanos”, que según fuentes confiables, proponen a un tal Nelson Riveros, Abogado de profesión a quien no conozco y de quien no me referiré por obvias razones, para la Candidatura a Vice-Rector, y luego, porque no decirlo a Rector.
Sin embargo, nada está claro en el horizonte.
Por un lado, el “grupo de decanos” sería más bien un “grupo de intención”, más que uno definido políticamente, y ahí estarían la Facultades de Economía, Derecho y, dicen las fuentes, Filosofía.
Por el otro lado, los que apoyarían a “GERO”, como dicen los íntimos allegados al Vice-Rector, serían las Facultades de Agronomía, Medicina y Politécnica.
Una vez definidos los campos de juego, quiero referirme a la Facultad de Filosofía y en especial, a la oportunidad que tiene nuestra casa de estudios en ocupar un cargo de relevancia dentro de la UNE.
Filosofía, es la facultad más pobre de la UNE, a la que asisten los estudiantes más humildes y trabajadores, la que en el presupuesto de la UNE ocupa la menor cantidad de recursos económicos solicitados.
En contrapartida Filosofía, ha sido propulsora de muchos cambios dentro de la UNE. Desde la creación de la Federación de Centros de Estudiantes de la UNE (FECEUNE), el Consejo de Estudio del Presupuesto de la UNE, la participación en los estamentos estudiantiles y universitarios a nivel nacional y porque no decirlo, la participación en foros internacionales representando a la UNE en Concursos de Oratoria con estudiantes de otras facultades.
Filosofía, debería ser el ámbito de discusiones filosóficas y políticas. Debería ser el FARO DEL CONOCIMIENTO y de las Investigaciones dentro de la UNE, por ser una facultad, eminentemente, basada en el pensamiento humanístico, político y social.
Sin embargo, en los últimos tiempos, hemos sido – y lo digo como miembro estudiantil y docente de la Facultad - víctimas de “los mismos males” que criticamos al anterior decano. Un nepotismo galopante, distribución de cátedras sin mérito o conocimientos básicos acordes a la materia asignada, despido injustificado –o justificado en chismes de pasillos- de humildes funcionarios trabajadores e incluso, amenazas a “los mensajeros” con “quitar cátedras o - como me dijeron- habría una serie de soluciones que creo no te convendría nada”
Ahora bien, aparentemente, la Decana no quiere asumir el papel de acompañar la candidatura del Ing. Gerónimo Laviosa, pero tampoco quiere dejar que “alguien de filosofía”, que obviamente debe tener el visto bueno de la Decana y el Consejo Directivo, pueda acompañar al Vice-Rector en la postulación.
Hay un buen grupo de Dirigentes Estudiantiles, Egresados no Docentes y Docentes que apoyarían a “una candidata” de la Facultad de Filosofía, pero no se llega a los acuerdos por desavenencias políticas internas de la FAFI, olvido de acuerdo previos y por sobre todo un “falso espíritu cristiano”.
Para recordar, la Decana llegó a ese puesto gracias a los que en su momento éramos estudiantes, un grupo de docentes y administrativos, decididos a generar una nueva Facultad y una Nueva Universidad. Sin embargo, desde sus primeros momentos, estos grupos fueron ignorados en la toma de decisiones políticas claves e importantes para la FAFI, a algunos se les rescindieron los contratos o se les asignó en “espacios políticos menores” dentro de la Facultad.
Lastimosamente, como sucede en los gobiernos unipersonales, son los que rodean al poder, quienes terminan destruyéndolos. Entre estos, se encuentran consejeras (No Directivas) de la Decana que no pasan de una mentalidad basada en “taco alto, maquillaje y chusmaje” y una pseudo-dirigencia gremial, que más se acerca a “círculos de parroquia, perifoneros de rosario o coros dominicales” cuando en la FAFI debe reinar el eclecticismo y la laicidad.
Personalmente, me preocupa que se pasen intentando “matar al mensajero” antes que “entender los signos de los tiempos”.
Para cerrar esto, me quiero referir a la figura del CONSIGLIERE o CONSEJERO. Siempre consideramos que la MAFIA es una agrupación criminal que no tiene escrúpulos para desarrollar su actividad delictiva. Sin embargo, en la MAFIA, especialmente la Italo-Americana, cada CAPO MAFIOSO tiene a los llamados “consigliere”, que son los “consejeros” y en muchos casos los “mensajeros” que deben de decir al CAPO DI TUTTI CAPI qué, cómo y con quién debe hablar, hacer o decir para seguir con los planes estratégicos de la organización.
Este “Consigliere” es respetado por todos los grupos familiares mafiosos, y nunca son atacados, ni física, ni verbalmente, para no “romper la armonía y la paz” entre las “FAMIGLIAS”.
Todo esto lo digo amparado en la Constitución Nacional, el Derecho a la Libre Expresión y mi condición de “hombre libre y de buenas costumbres”, por lo que espero, que estas líneas no se conviertan en motivo para “encender las hogueras del odio y matar al mensajero”.
Entonces, solo me queda decir, está entregado el mensaje.

sábado, 1 de marzo de 2014

ENCUENTRO CON DESENCUENTROS

Por Salvatore Brienza

Llegue a la ciudad de Hernandarias el día viernes 28 de febrero, luego de un viaje como estudiante “extranjero” en la Universidad Nacional de La Plata, Argentina.
Como ya lo sabía, al momento de mi llegada en la casa estaban hospedados Jenaro y Alejandro, dos bailarines de la delegación de México. ¿Por qué? Porque en ese momento estaba realizándose en el Salón Municipal de la ciudad el II ENCUENTRO INTERNACIONAL DEL FOLKLORE “TAKURU PUKU”, organizado por el Centro Cultural Takuru Puku.
Este evento presenta a “Hombres y mujeres que cantan y bailan por su patria y por una cultura de paz mundial”.  
En este “II Encuentro” había delegaciones de Perú, Francia, México, Egipto, Bolivia y, lógicamente, Paraguay.
Al momento de mi llegada, toda la familia estaba pendiente de “nuestros hijos mejicanos” y me alegraba mucho verlos compartir esta hermosa experiencia “INTERNACIONAL”, dando todo de sí para ofrecerles una buena estadía y hacerlos sentir en familia.
Al mismo tiempo en que me iba acostumbrando a la rutina familiar, me fui enterando de los inconvenientes que estaban pasando las delegaciones “extranjeras”.
Todas las personas que llegaron del extranjero y ciudades de Paraguay, estaban hospedadas en casas de familia. Todas esas familias anfitrionas, fueron definidas con anticipación. Aclaro que esta es la modalidad de “intercambio cultural”, para afianzar la hermandad entre los pueblos.
Nuestros hijos Jenaro y Alejandro con su mamá Elva
Es por eso que en la casa habían dos y en otras incluso más de seis personas alojadas en calidad de “miembros de la familia”. Esto significa que no se les podía exigir pago alguno por alojarlos, porque es un momento para demostrar la fraternidad universal que tanto profesamos los que creemos en la humanidad.
Sin embargo, hubo “desidia de las autoridades municipales” en apoyar este encuentro y “una pésima organización turística para las delegaciones”.
No hubo acompañamiento, quizás por exceso de trabajo en los organizadores, informalidad de las autoridades municipales y mucho más aún, por la ciudadanía que podría haber aprovechado este encuentro para conocer otras culturas, bailes y tradiciones, y limpiar el “ñandú renimbo” (telarañas) del cerebro.
Se realizó un desfile de las Delegaciones, y los organizadores quizás, no previeron o no tuvieron el apoyo de la Policía Municipal de Transito para ordenar mejor el desfile por las calles de la ciudad. Sin embargo, para la “famosa pesca de la corvina”, actividad que atenta contra el medioambiente, atacando a animales indefensos, contaminando de aceite, combustible y otros el lago de Itaipú, las gestiones son más aceleradas y efectivas”.  O cuando se realiza algún campeonato deportivo, sea Futbol de Salón, Handbol, Motocross, etc., siempre tiene el apoyo de la Municipalidad con toda su “estructura política” acompañando estos eventos.
Me pueden decir, que la Intendencia y Concejalía declararon de “interés municipal”, pero con eso no basta. No lo sé, no me consta porque no he investigado si fue o no así, pero es lo usual en estos casos.
Delegación Mexicana
El municipio, Intendente y Concejales, debieron de “promover y difundir” este encuentro a través de todos los medios de comunicación. Quizás lo hicieron, pero la falta de público, la nula participación de la ciudadanía en el desfile y la desorganización para dar a conocer los lugares turísticos de la Región dejaron al descubierto que todavía no estamos preparados para ser lo que siempre quisimos ser, una ciudad de referencia para el turismo en el Alto Paraná y me dicen lo contrario al supuesto “interés cultural” que dicen tener.
Colectivos adecuados, un plan de visitas a la Itaipu Binacional, los Saltos del Monday, la Reserva Biológica Tati Jupi o las mismas Cataratas del Iguazú, deberían de haber incluido en la agenda de los “visitantes extranjeros”, acompañados, claro está por los propios organizadores.
Me dirán que se les dió para usar el Salón Municipal. Pero dar infraestructura, no es promover la cultura. La cultura nace de la necesidad de un pueblo de satisfacer sus necesidades humanas de expresión, de comunicarse, de establecer el lazo que lo une a otros hombres de otras culturas y los ayuda a crecer en su humanidad.
Visita a un programa de TV por Cable.
Para los políticos, esto no importa. Y nunca les va importar. Nunca les importará que un niño de su comunidad, vea a un mejicano, danzar un “antiguo baile Azteca”; a  un egipcio bailar sus tradiciones que quizas hayan sido los mismos que danzaban los que construyeron las Pirámides; o sentir a un grupo folclórico de Francia, danzar al sonido de antiguas canciones de las Galias frente a sus ojos.
Ese niño, joven o adulto, nuestro conciudadano hernandariense, quizás nunca en su vida tenga la oportunidad de volver a ver esto en “directo”, a no ser por televisión o por internet.
Esa es mi preocupación. Tenemos todo para hacer lo mejor, y resulta más importante un empedrado, asfaltado o un tractor, antes que la formación cultural de nuestros conciudadanos.
La pregunta que me hago es, ¿Para qué queremos una COSTANERA? ¿Para llenarlos de borrachos, motos, botellas, basura, música estridente, mujeres desnudas y bailando cumbia o funk? ¿Es esta nuestra cultura? ¿Es esta nuestra forma de percibir que somos una ciudad y que somos civilizados? ¿Es esto lo poco que vamos a ofrecer a los extranjeros? ¿Estamos preparados para  pensar en el futuro? O definitivamente, debemos relegar nuestra cultura a lo que nos ofrece Marilina, Bronco o el funk.

Delegaciones extranjeras

lunes, 3 de febrero de 2014

EN LA MADRUGADA DEL 3 DE FEBRERO

Por Salvatore Brienza

Eran, aproximadamente, las 2 de la madrugada del 3 de febrero del 1989.
Entre sueños, escucho la voz de nuestro vecino llamando a mi padre.
-Chilo, Chilo…, epu’a. Ho’a Stroessner, oiko Golpe de Estado paraguaýpe!- decía Don Nenito Yubi, en esa madrugada, mientras golpeaba la puerta de la casa.
- ¡E’a! ¿Añetepio?- respondió mi padre como soñoliento y no creyendo.
-Radio Mitrepe ohasa hina. – confirmaba el vecino quien entre preocupado e incrédulo, pedía a mi padre que a partir de ese momento, quede atento por cualquier cosa. Supongo yo, que era por precaución ante cualquier violencia que se pudiera dar, nadie creería que Stroessner estaba siendo derrocado.
Tenía 18 años. Me levanté para saber que pasaba. Cuando me enteré, mi padre ya estaba prendido a la radio y yo a su lado, queriendo saber que pasaba en Asunción.
Era una madrugada, no recuerdo si agradable o calurosa como en estos días de febrero, en el pueblo de Iturbe. Afuera todo estaba muy tranquilo. No creo que mucha gente haya estado consciente de lo que pasaba en esos momentos en la capital.
En mi adolescencia, no era un asiduo manifestante opositor. Sin embargo, en varias oportunidades había participado de los Festivales organizados en el tinglado de la Parroquia de la Santísima Trinidad, donde el Padre Velazco era el principal articulador de las reuniones para analizar la situación de injusticia que se vivía en la comunidad y el país.
Algo que debemos decir es que la Parroquia queda, frente a la Comisaría 12 de mujeres y unas cuadras de la Seccional Colorada N° 1 Raúl Peña. En definitiva, algún que otro “pyrague” seguro que rondaba el barrio.
En esos festivales, además de cantar canciones de Sembrador, Vocal 2 o Gente en camino, mi energía adolescente rebozaba de intentar entender lo que sucedía en mi país y me enorgullecía ser un “rebelde sin causa”.
Muchas veces, terminaban con el clásico cántico “el pueblo unido jamás será vencido” coreado desde el interior del Tinglado y que los policías de la comisaria no podían impedir, porque fueron convenientemente “participados” bajo la única condición de que “mientras se realizaba dentro del predio, nadie molestaría a los participantes del festival”. No recuerdo, de los que participé, que ninguno de ellos haya terminado en la “garroteada oficial” para “educar a los jóvenes comunistas y rebeldes”.
Quizás como parte de una resistencia silenciosa, recuerdo que me tocaba repartir “SENDERO”, que era el periódico Oficial de la Conferencia Episcopal Paraguaya que mi abuela me pedía llevar a varias personas del barrio. Estas personas, al mismo tiempo que colaboraban con la iglesia recibían artículos que ayudaban a reflexionar sobre “el papel de un buen cristiano ante las injusticias del gobierno”.
En otras oportunidades, y simulando repartir SENDERO, llevaba “EL PUEBLO” revista de resistencia del Partido Revolucionario Febrerista, cuyos diseños de tapa me encantaban y me divertían, en especial los artículos del “Avispón Verde”.
Cuando llegó la mañana de aquel 3 de febrero, recuerdo haber salido con mi amigo Carin Yubi e irnos a recorrer el pueblo. No todos sabían lo que había ocurrido en Asunción. A muchos ni les importaba y pienso que luego de 25 años, mucha gente sigue tan “ignorante de lo que sucede en nuestro país y ni les importan las cuestiones políticas", por eso seguimos aplazados en "democracia".