viernes, 27 de febrero de 2015

“CRISTIAN GREY Y LA GUACHA DE MI MAMÁ” (*)



*Frase de una amiga 
y compañera de trabajo,
Rosa María Medina
Por Salvatore Brienza

Desde que se estrenó, a nivel mundial y en nuestra ciudad, la película  “50 Sombras de Grey” basada en la trilogía homónima de la escritora estadounidense E.L. James, he escuchado un montón de opiniones con respecto a la misma, leído comentarios de críticos de cine, literatos, sexólogos, psicólogos, feministas, ñembo-feministas y muchos “puritanos” que “no hacen groserías” cuando tienen sexo y sólo se reproducen en la posición “papá-mamá”.
De alguna manera, todas las opiniones son subjetivas, así como la película. La película es la visión que la directora Taylor-Johnson tiene sobre el libro, El guión es la visión de algunos profesionales y basados, quizás, en sugerencias de los productores que además de financiar la película deciden que es bueno para “ganar dinero” de acuerdo a los planes de Marketing para hacer del film, la más erótica y sensual de la historia del cine.
Para los que leyeron el libro, cada uno de ellos, y me incluyo, se hicieron su propia película y cada escena del libro, fue parte de sus propias expectativas en el momento de practicar los “extraños placeres de Cristian Grey”. Cada uno de nosotros pensó en su versión del film, cuando se anunció la filmación. Los varones, los que leyeron, se habrán anotado una, dos o más “Anastasias” para su propio reparto y las mujeres, unos pocos “Cristian Grey”, porque en Paraguay no son muchos los que “son ricos, sexys, regalan Audi y vuelan su propio helicóptero, para ir a comer”.
Todas estas opiniones, ideas, imaginaciones y “deseos reprimidos” en muchos casos, sólo son frutos de la suma de cada una de nuestras propias experiencias, adquiridas o experimentadas, con relación al placer, el dolor y a las sensaciones que uno puede experimentar al tener un encuentro sexual, sea esto al “estilo Grey o estilo tradicional papá-mamá”.
Excluyo la palabra “amor”, como expresión de sentimiento y afecto, porque en el fondo es lo que todos esperan ver en la película, que vuelvo a aclarar, todavía no lo ví, pero que por el libro y en el primer número de la trilogía, no hay. Si quieren saber más, sólo lean el libro.
Por otro lado, la “guacha de la mamá de Rosa”, es lo que me llevó a analizar la película y sus implicancias en nuestra educación, sea esta formal o sexual. Si bien mi amiga y compañera de trabajo Rosa lo utilizó, al decir que “uno los instrumentos que ayudaban a provocar el placer en Anastasia, era muy parecido a la guacha de su mamá” y que incluso, en su casa –de la mamá de Rosa- estaba todavía “el clavito de dónde colgaba” y que en particular a ella, eso no le producía placer”, Es de lo que -a mi criterio- trata la Trilogía de E. L. James, la transformación del dolor en amor, a través de todos sus libros.
El instrumento, genera un recuerdo, bueno o malo, en las personas. Es la expresión del dolor -placer en el caso de Grey a Anastasia- que recibió por algún castigo hecho cuando éste era el “sumiso”.
En cualquiera de nosotros que haya sido castigado “con guacha, cinto, tejuruguai o rama de guayaba o durazno”, viene a ser lo mismo. Recordamos con dolor, pero al mismo tiempo, reflexionamos por qué fuimos castigados y como aprendimos a “obedecer a nuestros padres, a ser respetuosos con nuestros mayores y no desobedecer las ordenes de las autoridades” en definitiva a ser “SUMISOS y SUMISAS”. Y si se puede sonreir de felicidad ante el castigo.
En el libro eso se ve claramente, pero por los comentarios, eso no se trasluce en la película.
Es por ello, que antes de ver una película basada en un libro, lo primero es leer el libro. Después ver la película y les puedo asegurar que no será lo mismo.
Si no lo hacen así, recuerden “la guacha de la mamá de Rosa” y el “clavito que nos recuerda” que debemos ser “obedientes y sumisos”.

lunes, 23 de febrero de 2015

EL GATOPARDISMO DE LA FAFI

Por Salvatore Brienza

“El GATOPARDISMO se define en términos políticos con la siguiente frase: 
"Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie" 
("Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi")”


“EL GATOPARDO” es el nombre de una novela escrita por Giuseppe Tomasi di Lampedusa, donde narra las vivencias de Don Fabrizio Corbera, Príncipe de Salina, y su familia, entre 1860 y 1910, en Sicilia” y en el fondo de la novela está la capacidad de los sicilianos para adaptarse a lo largo de la historia a los distintos gobernantes de la isla, pero también la intención de la aristocracia de aceptar la revolución unificadora para poder conservar su influencia y poder.” (Fuente: Wikipedia)


Un querido amigo, contertuliano de la “ignominiosa cantina de la Facultad”, donde divagamos proyectos ocultos y tenebrosos -según algunos “pyragües de la Decana”- para la FAFI, me dijo un día: “para hacer algo aquí, debes ser café o leche”.
Esta frase, no sólo me trajo en mente el nombre de quien lo dijo -históricamente hablando- y fue dicha nada menos que por Alfredo Stroessner, pero al mismo tiempo sentí que esa misma frase en realidad carecía de verdad. En realidad, la gente practica el “gatopardismo” o vulgarmente, y en términos político-criollos, el “mbatarasismo”.
Como pretendo ser “ñembo culto” prefiero el “gatopardismo” porque la otra definición está más relacionada a los que vienen y van entre los dos partidos políticos nacionales.
La situación de la Facultad de Filosofía no sólo ha llegado a niveles de “un gatopardismo dominante”, sino también a un nivel en el cual, si hubiera sinceridad en términos directivos “la limpieza debería empezar por el primer anillo de la Decana”.
Muchos, y lo admito, peleamos el “cambio de paradigma en la Facultad”, en base a denuncias hechas por cierto grupo que, por nuestra propia falta de experiencia y quizás visión de conjunto, apoyamos por mucho tiempo. Pero había sido, la mediocridad y la “tierna podredumbre” ya estaban instaladas por detrás de todo aquello. Quizás en ese mismo grupo que conformábamos teníamos, entre nosotros, a muchos “gatopardistas” de primera hora.
Aquella lucha no fue en vano, desde la visión estudiantil que se ganó espacio propio, pero un error “de forma” en el desarrollo del sumario al Ex Decano, lo absolvió de culpa y pena. En la actualidad, el ex decano está en todo el derecho de pedir el resarcimiento económico de una situación en la cual, la justicia dio “a cada uno lo suyo”. “La justicia no da justicia, sino que  otorga derechos” nos decía un profesor.
Hace unos días hablando, en “tertulia tenebrosa” nuevamente, con varios estudiantes preocupados, fuimos analizando el nepotismo y el prebendarismo que impera en la facultad. Hemos descubierto “clanes familiares” que en breve tiempo fueron ocupando el espacio de “aquellos que pedimos el cambio de paradigma” y que no lo pudimos ocupar e incluso fuimos, y lo acepto, separados para “escarmiento de los que piensen diferente”. (Solo falta mi cabeza en una pica, en plaza pública o de extramuros, como diría el Supremo)
Y haciendo un análisis de esos “clanes familiares”, fuimos notando que son en su mayoría, aclaro que no todos, ex funcionarios o gente muy cercana al anterior modelo de paradigma y hoy gozan de “buena salud”.
Gracias a esas “reuniones tenebrosas y casi clandestinas”, me voy dando cuenta, porque en el fondo creo que las personas deben pelear por sus espacios, que la Decana “está durmiendo con el enemigo”. “El que traicionó una vez, lo hará mil veces” y esa es una gran verdad.
Los “Clanes familiares”, del cual me ocuparé en breve en otra publicación, se enseñorean ocupando el espacio de quienes no sólo estamos dispuestos a cambiar el modelo de facultad, sino también a replantear los cambios de paradigma. Desde el modelo de educación superior napoleónico pasando por el “modelo de enseñanza escolástica” a un modelo de pensamiento “más crítico, laico y liberal –no en términos económicos- en el pensamiento”. Sé que estas ideas “me van marcar de por vida y retrasarán, con seguridad por mucho tiempo, mi vuelta a la docencia en la FAFI”, pero no hay problema “todo pasará” y “el tiempo de la cosecha llegará”.

Por el momento, seguiré escribiendo como hace tiempo no lo hacía en la Facultad y tomando mi “café con leche”.

miércoles, 18 de febrero de 2015

UNIVERSIDAD LAICA

Por Salvatore Brienza

Hace días me ronda por la cabeza el concepto de laicidad de la Universidad Pública. Es cierto que no todas las universidades pueden ser laicas, pero las universidades nacionales en el Paraguay sí lo deben ser. El estado paraguayo es LAICO desde la Constitución de 1992 y las Universidades nacionales son todas financiadas por el Presupuesto general de gastos de la nación.  
Cuando una Universidad determina, aunque sea verbalmente, que todos sus funcionarios se reúnan en determinadas horas y fechas del día, en horario laboral, a rezar el rosario o una misa  en una Ermita o Salón demuestra que estamos volviendo a la Eda Media.
Se pueden respetar todas las creencias individuales, sean religiosas o no, pero no se deberían promover desde una universidad nacional la “religiosidad en los actos académicos”.
Está bien, y considero importante, que las personas en su individualidad expresen su condición religiosa, se manifiesten católicos, ateos o protestantes, pero cuando es en las aulas y desde el rol Docente el fomento de las creencias religiosas, estamos yendo por un mal camino. Estamos condicionando a los alumnos a someterse a las creencias del docente con la finalidad de conseguir alguna ventaja académica. Negar que esto ocurre en la Universidad Nacional del Este, es ser hipócrita y falso.
El pensamiento científico ha sido el denominador común del progreso en la sociedad moderna y luego de los mil años de oscurantismo religioso en que la humanidad se vio envuelta durante la Edad Media, la actitud y el comportamiento de muchos alumnos, docentes y autoridades de la universidad, trae consigo el tenor de una vuelta atrás en términos de pluralidad de pensamiento.

Los espacios públicos son lugares de expresión libre, no cabe dudas. Pero difundir creencias religiosas como “verdades absolutas” en detrimento del conocimiento científico o filosófico universal es una aberración desde todo punto de vista. El conocimiento universitario debe partir de la investigación científica, sin ningún tipo de condicionamientos, ni desde los docentes y menos desde la institución educativa.

Para profundizar un poco, lo que debe ser un sistema educativo que piensa en el futuro:
http://www.lanacion.com.ar/1768136-la-formacion-docente-clave-del-suceso

viernes, 13 de febrero de 2015

“Algo huele a podrido en Dinamarca”(*)

*Es una frase hecha que le decía el fiel Horacio a Hamlet en la conocida obra de Sir Willian Shakespeare.

Por Salvatore Brienza

Cuando uno decide seguir una carrera lo hace siempre desde lo ideal.
Hace años, un grupo de compañeros, decidimos realizar una Investigación como trabajo de pasantía y dejar un legado para la Facultad y la Carrera de Ciencias de la Comunicación.
Para ello analizamos cuál iba a ser el tema de investigación y el área en el cual íbamos a realizarla.
Inicialmente, empezamos a hacernos preguntas y entre ellas surgieron ¿Cual es la realidad de los Medios de Comunicación en el Alto Paraná?, ¿Cuál es la influencia cultural de los países vecinos en la programación de los Medios del Alto Paraná?, ¿Cuál es el nivel de apertura informativa que tienen las instituciones públicas para con los Medios de Comunicación? y muchas otras cuestiones que se nos ocurrieron.
Consultamos con varios profesores de la Facultad, profesionales de Ciencias de la Comunicación y “algunos apoyaron incluso aportando ideas, libros y materiales sobre el tema”.
Entre todos estos motivadores, hubo una persona que dijo “ese trabajo ustedes no lo van  a hacer, es muy difícil”.  Y tenia razón ese Profesor. Fue muy dificil..., costó dinero, tiempo, nervios, preocupación e incluso, desaliento
Sin embargo, ese “apoyo moral” que nos hubiera hecho desistir, fue nuestro norte.
Es así que uno de los resultados de nuestro trabajo dice que “un 18,33% habría sufrido censura por parte del medio y un 81,67% no ha sufrido ningún tipo de censura”.
Sin embargo, en la misma investigación, sin correlación con la pregunta anterior “Al consultárseles el origen de la Censura, un 36,67% reveló que los sectores Políticos son los que más ejercían presión. Un 20% declaró que es por  Presión de la directiva del medio y otros 20% no respondió. El 23,33% la Presión Indirecta de los Directivos era uno de los motivos de la censura.”
Dicho de otra manera, los propios encuestados se “censuraron” a la hora de divulgar la información sobre si “son censurados o no”. Y fíjense que un 43,33% presión directa (20%) o indirecta (”3,33%) de los Directivos de los medios.
Por otro lado, “cuando consultamos cuál fue el tipo de sanción, un 50% no contestó a nuestra pregunta. (Que podemos interpretar como una autocensura). Un 16,67% manifestó que tuvo difusiones restringidas. Un 12,50% resaltó que recibió advertencia-amonestaciones  o suspensión.” Un 4,17% manifestó que sufrió retiro de auspiciantes o ediciones confiscadas. Esto refleja que gran parte de la presión proviene de los Sectores Políticos y los propios Directivos de Medios.
Hoy, luego de haber pasado por la Defensa de la Pasantía, que nos costó unos buenos millones de guaraníes realizarlo, que salieron de nuestros bolsillos como cualquiera de los pasantes de la Facultad, en cierta oportunidad me informaron que “una entrevista hecha a una estudiante de pasantía en Noti-Fafi, fue censurada, vigilada, controlada u observada”.
Entiendo la preocupación de las autoridades al querer mostrar “lo más lindo y hermoso que tenemos en la Facultad”, pero también debemos mostrar las dificultades por las cuales pasan “los estudiantes” al tener que hacer un trabajo de campo y por sobre todo, darle a su experiencia de pasante “el valor que significa aportar a la comunidad educativa trabajos de calidad”. Eso no lo podemos ocultar.
Mi preocupación, va siempre por el lado de que nuestra Facultad es la que más alumnos de clase media-baja y estudiantes-trabajadores recibe en su seno.
Alumnos y docentes usando
la Sala de Redacción
Nuestra facultad es la que menos infraestructura tiene para realizar labores de formación en las carreras respectivas, sólo en Ciencias de la Comunicación porque conozco su realidad, nunca pudimos tener en 4 años y 7 meses de cursar la carrera “una sala de Redacción, estudio de Radio y estudio de televisión” para efectuar las prácticas profesionales. Con el Coordinador de la carrera y compañeros del Consejo de Delegados, en su momento, fue todo un desafío conseguir la donación de 2 máquinas que no sabemos el destino que tienen en la actualidad, luego de un tiempo se instaló la Sala de Redacción que es utilizado, pero mas bien sub-utilizado, por no ser un lugar donde nacen ideas para un periodismo independiente dentro de la propia facultad. Por ejemplo, no existe un periódico independiente de los alumnos en la Facultad.
Nos recibimos, siendo generosos, con menos de 48 horas  de Radio y televisión y como escribía Alcibiades Gonzalez Delvalle en su escrito “La universidad y el periodismo” en el suplemento Cultural de Abc Color, de que  “los estudiantes redactan sólo cuando sus profesores les exigen”.
“En nuestro cuestionario, colocamos 30 palabras que los encuestados deberían elegir como “palabras claves y de importancia en la labor periodística”. De estas palabras fueron seleccionadas las 10 que tuvieron más valor para los encuestados y  en primer lugar resultó la Responsabilidad 14,16% como un valor a tener en cuenta en el ejercicio de la Profesión. Luego viene la palabra Ética con un 11,14% que tiene mucho que ver con lo primero por ser la forma en que nos manejamos al ejercer el periodismo. En tercer lugar se ubica la palabra Educar con 10,24%. Luego en igualdad de porcentajes 9,94%, en cuarto y quinto lugar, están las palabras Libertad y Vocación. En sexto lugar la palabra Formación 9,64%. En séptimo y octavo lugar con el mismo porcentaje 9.34% están Informar y Objetividad. En noveno y décimo lugar con 8,13% están las palabras Investigar y Solidaridad”.
En conclusión, nos formamos en “el ideal de que ejerceremos la profesión de manera responsable, con una profunda convicción de la ética periodística y con la finalidad de educar a los demás a través de los medios”.

Por ende, “no debemos coartar la Libertad de Expresión en el ejercicio del Periodismo desde las instituciones públicas, ni mucho menos designar conductores de programas, docentes en la carrera a quienes no se han formado para ello, aunque en el fondo tengan las ganas, el espíritu colaborativo y la vocación para hacerlo. Pero, si como Directivos de la FAFI, decidimos colocar a un o una profesora o a conductora formada en Matemática, Psicología o Ciencias de la Educación en desmedro de los Profesionales Egresados de Periodismo de nuestra propia Facultad, entonces “algo huele a podrido en Dinamarca”.

viernes, 6 de febrero de 2015

LO SOSPECHE DESDE UN PRINCIPIO


Por Salvatore Brienza

Aunque la información se conocía en ciertos ámbitos y ya me lo habían adelantado, sólo faltaba confirmar. Y como diría el Chapulín: “Lo sospeché desde un principio”, por lo que la llamada era simplemente una formalidad que esperaba. Aunque la persona que me llamó tuvo el decoro de avisarme y me alegro que haya sido así, tiene todo mi respeto.
Una llamada y todo se acabó, porque era la confirmación de la información. No importa que en tu historial académico tengas un buen promedio, seas buen alumno, tengas medalla de oro o te hayan otorgado mención de honor.
No les interesa que ya siendo docente te esfuerces con  responsabilidad, dedicación y esfuerzo para darle al alumno una visión diferente. Es mejor llenar los cuadros docentes con “dóciles docentes”, porque al final, el docente ayuda también a “domesticar al salvaje e incivilizado alumno” que se atreve a pensar diferente, cuestionar el conocimiento o vivir su derecho a la libertad de expresión.
Esto sucede a menudo en las instituciones públicas, pero es aberrante que suceda en las instituciones educativas. El prebendarismo, unido al nepotismo y la mediocridad se enseñorean apuntando a ocupar cargos, con dinero contribuyente en beneficio de grupos religiosos o políticos partidarios.
Algunos “mensajeros” te hacen llegar la recomendación de la “autoridad” diciendo que “debes ir a saludarle a decirle lo bella que está, o participar de alguna cena o misa para recibir la bendición, formar el primer anillo, cantar en la parroquia y por sobre todo, aprender a agachar la cabeza y no criticar a nadie”. 
Para mantener un espacio académico, que por definición debería ser accesible en igualdad de oportunidades a todos tanto para alumnos como docentes, muchas personas deben humillar sus principios, violar su ética y nivelar sus esfuerzos por abajo, con la finalidad de “darle el gusto a la autoridad”.
Creo en la Igualdad y más creo en la Libertad. Creo que todos deben tener la misma oportunidad, pero creo mucho en que la Libertad del individuo es importante para construir una Universidad Democrática y accesible a todos.
Me gusta el sabor, color y sonido de la palabra. Me considero algo filósofo y concibo el mundo, siempre apuntando a lo mejor, si se puede a la excelencia pero no existe la perfección absoluta, por lo que sé que los seres humanos podemos errar.
Me gusta el diálogo, pero cuando dialogar es ir a agachar la cabeza para un monólogo de la autoridad, no le encuentro la diversión. Si una persona no es capaz de escuchar, tampoco tiene derecho a hablar. Si no sabe recibir críticas, nunca tendrá criterio para decidir sobre las crisis que se le presenten.
Como me dijo un amigo mensajero: “Tenés que acercarte, hacerte ver un poco por la misa en la facultad o las reuniones en su casa”.
Conozco muy bien las secuelas de mi “atrevimiento al escribir este artículo” pero me abstengo a las consecuencias.
Sinceramente, prefiero no ser Encargado de Cátedra si tengo que someter mi libertad a tanta adulonería. Prefiero ser un simple Auxiliar Ad Honorem…,  si me dejan, claro. 

jueves, 15 de enero de 2015

YO NO SOY CHARLIE, NI LO QUIERO SER

Desde siempre he sido partidario de la total libertad de criterio. Esto nació ya, con la enseñanza europea que mi familia me proporcionó. 

Pero fue el libro "El Contrato Social" de Jean Jacques Rouseau, quien me marcó a fuego. 

Hoy todos hablan de la libertad de expresión, y da gusto ver como se llenan la boca con dulces palabras, pero huecas al fin. No existe libertad de expresión si no se involucra al respeto y a la ética, sin esto es simplemente una ofensa gratuita. 

Odio la violencia de derecha, de izquierda, de arriba o de abajo, y no la justifico de ninguna manera y en ninguna circunstancia.

Sin embargo, en el caso de CHARLIE, todos los supuestos chistes esconden odio, racismo, recursos muy bajos en contra de una minoría, pero por sobre todo, se hieren sentimientos religiosos muy íntimos. 

Los occidentales no conocen la hipersensibilidad que los musulmanes sienten por sus preceptos religiosos, ya que todo su mundo gira en torno de eso. 

No justifico callar con balas a quienes ofenden gratuitamente, pero tampoco puedo estar del lado de los supuestos humoristas, quienes escudándose detrás de simples palabras como “LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN” tienen el piedra libre para hacer y decir lo que se les viene en ganas. No hablo de censura ni de auto-censura porque eso también es un arma de doble filo. 

Todo tiene su límite. Teniendo sobre mi escritorio, alrededor de 30 chistes de tapa, los miro una y otra vez y no le encuentro gracia.

Repudio la masacre pero también la ofensa gratuita. Ahora mismo, luego de la masacre y cuando el cuerpo de sus compañeros aún no se han enfriado, han vuelto a editar a la revista con el mismo estilo y del que ya han vendido 3 millones de ejemplares. 

Evidentemente que no toman en serio, nada que se le ponga enfrente. Incluso nuevas amenazas de muerte. 

Uds que siguen una carrera universitaria, especialmente los chicos que cursan la carrera de Comunicación, esto de CHARLIE, no es un ejemplo a seguir. 

Pueden escudarse detrás de la ética (aunque sea una pieza de museo) y del respeto mutuo. Van a tener con el tiempo un gran poder en sus manos, úsenlo pero no abusen de él. 

La broma es para que dos o más personas se rían al mismo tiempo, pero si una sola es la que se ríe ya no es una broma, es simplemente una vil ofensa.

lunes, 8 de diciembre de 2014

GUANTE ARROJADO, GUANTE RECOGIDO





Por Salvatore Brienza

En otros tiempos, cuando una persona ofendida o agredida en su honor desafiaba a duelo a otra persona arrojaba un guante delante del ofensor. Si éste lo tomaba, entonces se marcaba día y hora y se nombraban los padrinos del duelo. Se convocaba a algunos testigos quienes  serían, además de simples observadores los garantes de que todo se cumplía “honorablemente” y según las reglas del Duelo.
Les soy sincero, no escuché la homilía del Obispo Claudio Giménez donde se refería a los masones. Ni tampoco las declaraciones de los Grandes Maestros Carlos Quiñonez y Euclides Acevedo.
En realidad leí, en las redes sociales y periódicos digitales, a todos los actores de este “singular” y antiguo duelo[1][2].
En primer lugar creo que el Obispo “fue obligado a hablar de la masonería” por el contexto del discurso y las circunstancias en que se encuentra la propia iglesia. Sin embargo, no deja de tener razón en el sentido de quien se ocupara de los masones.
Siguiendo el pensamiento del Obispo, la Orden Masónica en general y las Logias en particular, deberían en sus distintas Sesiones, Ágapes y Tertulias de las distintas Logias, Potencias y Ritos hacer una reflexión profunda del camino que estamos construyendo en una institución tan humana, tanto como la Iglesia Católica y otras confesiones religiosas.
Creo que la crítica viene bien a la orden porque nos hará reflexionar sobre ciertos valores que se han perdido en las logias de todas las potencias del Gran Oriente del Paraguay.
Me dijo un amigo, con quien comparto mis aficiones “literarias, periodísticas y pizzeriles”: “la masonería es una bosta comparada con las de mi época…, antes un tipo con antecedentes ni en pedo llegaba a la puerta”, en el fondo concuerdo plenamente con este amigo, más no creo que todo este perdido.
Siguiendo este razonamiento, creo que la Orden tiene que hacer análisis profundo de su visión y misión social, tanto interna como externa. Desde los fundadores de Logias pasando por las autoridades de los distintos ritos y la calidad de miembros a iniciar hasta los Grandes Maestros Simbólicos que son, algunos menos que otros, cada vez menos instruidos  y por sobre todo menos tolerantes a las discusiones filosóficas y éticas.
Al aceptar el guante que le tiró la iglesia, los Grandes Maestros se igualaron a una religión y eso está errado. Que no se interprete que la religión está errada, que quede bien claro.
La masonería no es, no fue, ni será dogmática. Si lo es, sea en la potencia que sea, entonces no es masonería. Es un club de fanáticos que se abroquelan bajo la escuadra y el compás, de cuyos significados simbólicos no entienden absolutamente nada.
Ellos, la iglesia, creen que los masones estamos detrás del matrimonio homosexual y el aborto. Pero no es así. La masonería como institución propugna el amor a la humanidad[3] y la libertad en su más amplia acepción. Y la iglesia siempre confunde libertad con libertinaje.
Ahora bien, la masonería siempre estuvo detrás de los derechos del ciudadano[4], la libertad de expresión y el laicismo[5].
Siempre fue así. Históricamente, muchos masones, han sido los propiciadores de un estado laico que aglutine a todos los credos e ideologías políticas.
Creo que el Obispo, como buen cristiano buscó pelea donde no la debería encontrar y los Grandes Maestros se equivocaron al responder.  Se dejaron llevar por lo “mediático” de la festividad religiosa y convierten esto en un duelo, donde siempre será el silencio el mejor consejero.
Mientras escribo esto, veo a otro Gran Maestro defendiendo su posición de manera individual. No lo puede hacer institucionalmente, eso lo sabemos todos quienes formamos parte de la Orden. Un Gran Maestro es nuestro representante, pero sin autorización de su Gran Logia no puede hablar institucionalmente, sino sólo con aquellos criterios que todos sabemos que podemos decir desde nuestra condición individual de masones.
Me gustaría entender cuál fue el criterio para que los Obispos tomaran la decisión de atacar a la masonería igualándola con “narcotraficantes, guerrilleros, prostitutas y homosexuales”.  Siendo que todos los seres humanos, o “los corderos extraviados”, al decir de las escrituras, deben ser el objetivo de una Iglesia Universal que propugna el “Amor al prójimo”.
En conclusión, la iglesia encontró una manera de arrojarnos el guante del desafío, y los grandes Maestros aceptaron tomar el guante. 

miércoles, 22 de octubre de 2014

LO QUE SIGNIFICA SER UN ESCRITOR

Desde que comencé con mis primeros garabatos, ya no los pude dejar nunca más. Cada una de mis maestras primarias y algunos compañeros, me felicitaban por mis escritos. 

Pero no hacía nada del otro mundo, solo ponía en blanco y negro lo que mis ojos veían. 

Luego, en la época escura del adolescente, esa en la que uno no sabe, lo que quiere y ni donde está parado, llega a mí, la presencia de un profesor, que me marcaría profundamente. Fue el primer escritor de carne y hueso que conocía. 

viernes, 26 de septiembre de 2014

YA SOLO CON DECIRLO ME DA VERGUENZA

Hace menos de 48 horas, hubo muchos aplazados en el examen de supervisores, que resultó un gran bochorno. 

Pero entonces yo me pregunto, que tendríamos que hacer con las dos ministras (tanto la de Educación como la de Cultura). 

Que ayer, ellas mismas presentaron este libro, y ninguna de las dos se dio cuenta que el subtitulo es una verdadera burrada redundante. 

Ya que no puede haber interrelación si no es mutua, debido a que ese es un postulado y parte de la esencia conceptual de esta palabra. Es el mismo caso que el tarado que le puso "Proyecto de Re-ordenamiento del Microcentro de CDE”. ¿Cómo puede haber re-ordenamiento, cuando nunca antes estuvo ordenado?

Y si a las ministras se les pasa una cosa así, de ahí para abajo, usen su imaginación y no se asusten demasiado.

sábado, 13 de septiembre de 2014

HÉROES ANÓNIMOS - 21º Aniversario de los Bomberos Voluntarios de CDE

4 de octubre de 2014

Cuando yo era un niño, y de eso hace mucho tiempo, la mayoría de los chicos de mi edad queríamos ser bomberos. 

No sabría hoy como explicarlo, pero veíamos en ellos, un coraje, un poder de decisión y un gran espíritu de servicio que no solo nos conmovía, si no que hasta queríamos imitarlo. 

Tener un amigo bombero no solo era lo máximo, también llegaba a despertar la envidia de los otros niños del barrio. 

lunes, 8 de septiembre de 2014

FELIZ DÍA INTERNACIONAL DEL PERIODISTA

MUCHAS FELICIDADES A TODOS MIS AMIGOS DE LA PRENSA, CON QUIENES HE COMPARTIDO MUCHAS HORAS FELICES, EN EL DÍA INTERNACIONAL DE LOS PERIODISTAS, QUE SE CELEBRA TODOS LOS 8 DE SEPTIEMBRE DE CADA AÑO EN HOMENAJE A JULIUS FUCIK.

Este día fue instituido por la Organización Internacional de Periodistas en memoria del periodista checoslovaco Julius Fucik, quien fuera asesinado por las hordas nazis.

Fucik era miembro del Comité Central del Partido Comunista en la clandestinidad, donde se encargaba de las publicaciones. En abril de 1942 fue detenido por la Gestapo, trasladado a Berlín en el verano del siguiente año y ejecutado un 8 de septiembre de 1943.

Fucik había nacido el 23 de enero de 1903 en el seno de una familia obrera. Su Reportaje al pie de la horca fue sacado hoja por hoja de la cárcel y publicado en 1945, adquiriendo resonancia internacional, y se tradujo a ochenta idiomas.

Esta obra es a la vez denuncia y canto de optimismo y fe en la victoria, por eso el mensaje final es una declaración de amor a los seres humanos a quienes dejó escrito: “Hombres os he amado, estad alertas”. La vida y trayectoria de combate de Julius Fucik, lo convirtieron en símbolo y ejemplo periodista revolucionario.

jueves, 4 de septiembre de 2014

LA ARAÑA Y LA FABRICA

Estación del Ferrocarril
Por Salvatore Brienza
A quien le toca hablar por el micrófono, lo hace convencido. Recuerdan que le deben dinero por su trabajo, su caña de azúcar, sus horas en la fábrica o su aporte al IPS. Los dirigentes sindicales hablan de seguir defendiendo a sus hermanos obreros. La maestra relata que sus alumnos ya no vienen a estudiar.
Las historias van y vienen frente al micrófono, en la eterna marcha a ningún lado como los “prisioneros del Tevegó” que relataba Roa Bastos en su "Yo, el Supremo".
De médicos que no cobran por atender a los enfermos, pero que siguen el juramento  hipocrático. Por farmacéuticos que dan remedio sin remedio, y solo “fiado”. El despensero que llora las deudas y solo se atiene a decir “No te puedo dar fiado, pero Don Fulano sí puede, tereho upépe (ándate allá)”.
Al final, son todos vecinos, compadres, amigos de infancia y compueblanos. Es un destino común.
Antigua bodega de Vinos Clarín e Iturbe

Ellos tienen conciencia de su realidad. La de un pueblo en terapia intensiva. Y en la inconciencia  está una empresaria que vive en un país de maravillas. Que cree estar ante un pueblo lleno de cretinos. Que los mismos seguirán escuchando sus palabras “engañosas”.  Que su voz será escuchada y acatada, porque en sus mejores épocas,  se le decía “Doña Ema” y todos la respetaban al ser una de las dueñas de la azucarera. Que todos saldrán de su camino cuando ella se ponga a caminar por la ciudad.
Ella ya no es la dueña, dejó de ser la señora de la empresa. Hoy los dueños son los obreros, choferes, peladores, productores de caña, carreteros y todos los que en la cadena de pagos no reciben pagos.
Pasó de ser la señora Ema, de la casa de color amarillo camino a la azucarera,  a una gran embustera.
Puente sobre el Rio Tebicuary-mi
En un pueblo que se resiste a morir por tener dignidad, ella no la tiene y menos aún sus socios de la azucarera.
Este pueblo está lleno de personas que sufren día a día la realidad de la empresa y hoy los medios de comunicación descubren una realidad que se grita hace más de 20 años.
Un grito que los trapiches han quedado moliendo en el silencio de la fábrica. De la sirena que no canta su llamado a los obreros que antes sudaban en sus intestinos. De las grandes grúas que solo levantan el recuerdo de sus mejores tiempos.
Las calderas no generan ni calor, ni vapor y menos electricidad. Las manecillas de las válvulas están eternamente quietas. Todas están en cero, donde tres o cuatro centímetros de movimiento era estar viva y funcionando a plena producción.
Antigua casona en Iturbe
Una araña cruza sobre un tablero que dicen ON, en color rojo, pero no tiene fuerza. Un “amberé” (lagartija) está por comerse a la araña. Aunque tuviera el apoyo de su depredador tampoco lo podrá encender. La araña la intenta mil veces. Y aun así, no desiste.

La fábrica no funciona sola. La araña no es consciente, que siempre funcionó con los brazos de los obreros. Hoy, todas esas personas están muriendo con la fábrica, con dignidad…, pero muriendo.

sábado, 30 de agosto de 2014

ITURBE Y EL AMOR ETERNO

Por Salvatore Brienza
Iturbe, una ciudad atemporal.
Antigua casa comercial Mascheroni
Aunque todos estamos más viejos, algunos ya se fueron y otros se marcharán pronto, la ciudad no ha cambiado. Sigue mirando a su amor eterno, la fábrica de azúcar.
¿Qué pasará con toda esta realidad?. Se cerraron las  grandes casas comerciales de antaño. Quizás, porque el “modelo matrimonial de conveniencia fabrica/pueblo” ya no funcionaba.
Incluso el ferrocarril, dejó de venir. Su llegada, que era siempre noticia, dejó de anunciar la venida de los “arribeños”. Los caminos siempre fueron intransitables, como los caminos de los reclamos de los trabajadores.
Iturbe es una sociedad tradicional.
Vivienda de Don Nenito Yubi
Podría hasta decir, es una sociedad medieval aún. Es un pueblo, con formato de ciudad, donde las tradiciones y las instituciones sociales siguen estando tan fuertemente atadas a su propio verdugo, como los antiguos del medioevo estaban a sus señores feudales.
Esta crisis económico-social, es la realidad que se presenta en el día a día de los hombres y mujeres del pueblo. Es una sociedad tan tradicional que nos son capaces de construir una sola voz para defender sus derechos.
La ciudad se debate en la agonía. La formación de su gente, es tradicional. Nada ha cambiado en el Manorá de Roa Bastos, y desde el “Trueno entre las hojas”, este hijo adoptivo de Iturbe, nos gritaba que el verdugo del pueblo era la fábrica de azúcar.
Cuando éramos niños, vivíamos orgullosos de nuestra realidad, de ser hijos de obreros, ser proletarios y  también de nuestros “señores feudales”. Y éramos más felices porque nuestros padres trabajaban en la azucarera y convivíamos con esa realidad. Muchos de nosotros, quisimos ser adultos para algún día trabajar en la misma.
El pueblo vivía, -porque hoy agoniza- en la medida del tiempo de la industria. Los tiempos de la fábrica eran los tiempos de las familias. Su sirena anunciaba los cambios de turno, las festividades más importantes y la navidad y el año nuevo. El ulular de esa sirena, era la confirmación de que todo funcionaba bien. Cuando la fábrica paraba, era noticia en el pueblo. Pero era por superproducción, porque los cañeros (productores de caña de azúcar) enviaban sus mercaderías y estos sobrepasaban la capacidad del trapiche.
Ambos, pueblo e industria, compartían un solo destino y aún lo comparten. Una -el pueblo- está en terapia, la otra -la industria- ha muerto.
Azucarera Iturbe
Los sentimientos, con esta realidad están encontrados. Por un lado queremos que la azucarera pague a sus obreros y proveedores. Y por el otro, todos sabemos que la ciudad sólo sabe vivir de la industria del azúcar. No hay otras opciones de rentabilidad, las pocas iniciativas no prosperaron, porque quizás, siempre se deseó reavivar ese amor eterno.
Estación del Ferrocarril de Iturbe

No es fácil, el futuro es incierto. El gobierno promete algo, pero nada es seguro. Este no es el Rumbo que debe tomar la sociedad iturbeña. Debemos pensar diferente. Ya no mirar a la azucarera, ni al rio. Debemos mirarnos a nosotros mismos y preguntarnos: “¿Que puedo cambiar, para que cambie mi realidad?”

viernes, 18 de julio de 2014

EL ÚLTIMO HOMBRE SOBRE LA TIERRA

Como de costumbre, se me había ido la mano con el vino. No soy un borracho perdido, porque sé controlar el vicio, y lo puedo dejar en el momento que yo así lo desee. Apenas abrí un ojo y mil agujas se me clavaron en el medio de mi cerebro. Aparentemente me había caído de la cama, mientras estuve depurando toda mi alcohólica resaca. 


Tuve que hacer un gran esfuerzo para ponerme de pie, y encaminar mis pasos hacia el baño. Pero al pasar por el comedor, mis ojos tuvieron que enfrentar un fuerte rayo de sol, que penetraba por una rendija de las cortinas. Instintivamente me los tapé con fuerza, soportando ahora dos tipos diferentes de dolor, siendo cada uno de ellos prácticamente insoportables. 

martes, 8 de julio de 2014

LAS IDIOTAS CONSPIRACIONES

Según decía mi finado abuelito, con una cara de gran pícaro, que “a cada rato nace un estúpido”. Y en realidad tenía mucha razón. 

Si a esto le agregamos una interesante frase de mi muy apreciado amigo Wilson que dice “que la gente se ha especializado en hablar de lo que no sabe”. 

Ahora bien, si yo digo, miles de veces que las vacas vuelan, puede ser que un estúpido realmente lo crea y lo peor de todo, es que se auto-convenza que es así e intente persuadir a otros, diciendo que las vio remontar vuelo.