Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

jueves, 29 de septiembre de 2016

EL JARDIN DE LA LOCURA

Por Salvatore Brienza

“Tengo una pregunta que a veces me tortura: estoy loco yo o los locos son los demás.”
Albert Einstein (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense.

La solicitud hecha por fiscales de Ciudad del Este para que el ciudadano Paraguayo Cubas sea inspeccionado por Psicólogos buscando algún tipo de trastorno mental es típico de los grupos autoritarios.
Tratar de loco, esquizofrénico, tarado o algo así a una persona que dice las cosas de frente es normal en una sociedad llena de hipocresía y prejuicios.
El escritor italiano Carlo Dossi, decía “los locos abren los caminos que más tarde recorren los sabios”. Creo que esta realidad es la que supera a la ficción en cuestión de justicia en  Ciudad del Este.

En estos momentos, Cubas está siendo “perseguido” por expresar sus ideas y otras cosas más, sobre la situación de corrupción que se vive en la región. Toda la sociedad está siendo testigo de los padecimientos que se sufren en los tribunales, fiscalías y jefaturas de policía, donde los funcionarios son “coaccionados con gusto” (unos a cambio de beneficios económicos, otros de cargos públicos) por un grupo político-familiar.
Los empresarios de la ciudad conocen muy bien, el alcance de la mafia del Clan que opera no solo en la Municipalidad de Ciudad del Este, sin también en la Gobernación del Alto Paraná.
Los vendedores callejeros del microcentro, conocen los niveles de “extorsión” a que llegan los funcionarios municipales, con tal de recaudar para la “corona familiar del Clan”.
Paraguayo puede que parezca loco pero como dice el escritor británico Gilbert Keith Chesterton “Loco no es el que ha perdido la razón, sino el que lo ha perdido todo, todo, menos la razón” y hoy estamos hablando del comportamiento de un ciudadano que desafía a la sociedad a salir de su burbuja, a moverse de su anomia.
Otro gran escritor, Ray bradbury, decía que “la locura es relativa. Depende de quien encierre a quien en la jaula” y esta frase se aplica muy bien a la situación de Cubas, porque no sólo está siendo perseguido injustamente, sino también está “aislado y detenido” sin un delito cometido. El único delito “real” es decir la verdad sobre el nivel de corrupción en el poder judicial y demás instituciones del estado. Con él, estamos recluidos todos.
“Si la justicia existe, tiene que ser para todos; nadie puede quedar excluido, de lo contrario  ya no sería justicia” decía un novelista y poeta estadounidense.
En este caso, el ciudadano Paraguayo, está siendo excluido de la justicia, porque el capricho de los grupos mafiosos y corruptos es tal, que han copado todas las instancias del poder político y publico. Los últimos cambios en la Fiscalia anuncian que la corrupción seguirá por estos rincones de la patria olvidada.
Francisco de Quevedo decía que “donde hay poca justicia es un peligro tener razón” y esta es una verdad ineludible. Castigar a quien levanta la voz para decir la verdad es parte del comportamiento casi natural de los corruptos que se embanderan con “la ley” para usarlo como “garrote” contra sus enemigos políticos coyunturales.
Supongo yo, que los Fiscales que solicitaron el examen psicológico para Paraguayo Cubas, pueden o tienen la “ética y la moral intacta” como para someterse a un examen con “detector de mentiras” como se dijo alguna vez que se implementaría para acceder a los cargos judiciales o del ministerio publico.
¿Será posible iniciar una campaña para estos funcionarios públicos se sometan a este simple examen?, ¿Tendrían el valor de enfrentarse a sí mismos para responder preguntas de los abogados de Cubas? ¿Podrian responder a preguntas tales como: Ha recibido algún tipo de beneficio a cambio de cambiar la caratula de un expediente?, ¿El salario que recibe es suficiente para mantener el nivel de vida que tiene?, ¿Cree usted que hay corrupción en su despacho?, ¿Denunciaria usted a su Asistente fiscal, si lo sorprendiera en actos de corrupción?.
Se me ocurren muchas preguntas, y creo que en todas la respuesta del Detector sería “MINTIENDO” o “FALSO”.
Para finalizar les dejo esta frase del gran filosofo francés Voltarie que dice:
“Los pueblos a quienes no se hace justicia se la toman por sí mismos más tarde o más pronto”

viernes, 23 de septiembre de 2016

¡¡¡QUE CAGADA!!!!


Por Salvatore Brienza

“Ahata a ñe’e Karai Juez ndive” (Iré a hablar con el Juez), es una expresión popular para indicar que iremos al baño para hacer nuestras necesidades fisiólogicas.
Lo ocurrido entre el Juez Amilcar Marecos y el ciudadano Paraguayo Cubas, donde éste último tomó el cinto, y literalmente “lo cintareó” frente a todos, para luego tirarle con agua y finalmente, quitarse la ropa y defecar en las oficinas del magistrado es la clara demostración de que el mismo ha perdido el respeto a las autoridades haciendo honor a la frase “cuando las autoridades pierden la vergüenza, el pueblo le pierde el respeto”.
Paraguayo Cubas saliendo del Tribunal
Por otro lado, el mensaje a la sociedad de que “no debemos tener miedo a cagar donde todos los días, jueces, fiscales y funcionarios públicos se pasan cagándole a la sociedad en general”, total, ya la Justicia y el Ministerio Público son una mierda.
En estos momentos diferenciar la forma del fondo es todo un problema. Sin embargo, muchas personas encuentran claro el mensaje enviado por Paraguayo Cubas “no se les debe tener miedo y debemos empezar a castigar a los corruptos” y a aquellos que no representan a la Justicia.
Si bien la acción de Paraguayo Cubas, puede considerarse como "anormal" y que raya la “locura”, es también una forma de mostrar a la sociedad que las leyes están hechas para las clases dominantes y que los que luchan por un Paraguay distinto, siempre terminan siendo “garroteados y encarcelados”, en otras palabras, “cagados por las autoridades”.
Cuando tenemos enemigos de quienes deseamos tomar venganza, decimos “a este tipo le voy a cagar” o si ya esta concretada la venganza decimos "le cagué".
Por tanto, lo hecho por Paraguayo Cubas es la clara demostración de que en el subconsciente colectivo, la mierda está instalada como recurso de justicia y de toma de decisiones para el ejercicio del poder de uno sobre el otro.
George W. Bush protegiéndose del zapato lanzado
por un periodista iraqui.
Cada cultura tiene su forma de protestar contra las arbitrariedades del poder político o judicial. En el mundo árabe, quitarse el zapato y tirarle a una persona es un acto de absoluta ofensa,
Esto ocurrió cuando el periodista iraquí Muntadar al-Zeidi insultó al presidente estadounidense George W. Bush quitándose, uno a la vez, sus zapatos y se los arrojó a la cara, en plena conferencia de prensa gritándole “perro”.
En la biblia, en el libro de los Hechos de los Apóstoles, versículo 13:51, Pablo y Bernabé "se sacudieron el polvo de sus pies contra ellos [es decir, contra los judíos de Antioquía]" lo que representa también un acto de desafío y un gesto político.
Hace un tiempo atrás, en el 2013, sectores indignados de la sociedad decidieron arrojar papel higiénico contra el Congreso: “Como diciendo que simbólicamente queremos limpiar ‘la mierda’ que hay en ese lugar. La idea es hacer en un mes otra similar al Poder Judicial, y luego otra al poder Ejecutivo”. (Paradójicamente, como lo pensaba hacer Paraguayo Cubas).
En una protesta similar durante nuestro egreso en la Facultad de Filosofía, en el 2013, el compañero Rodrigo Vega (Puchy) mostró un rollo de papel higiénico, cuya valentía nos sorprendió a todos. En entrevista al Diario Vanguardia expresó: “Me siento indignado que sigan utilizando los bienes públicos a su antojo, que sigan nombrando a gente que ni trabaja, que sigamos manteniendo a estos parásitos. Estoy cansado de escucharlos por las radios, no saben ni expresar una idea y me siento aún más indignado al saber que fueron elegidos por nosotros”.
Paraguayo Cubas en Tribunales.
Finalmente, la Constitución Nacional habla de una autorización a los ciudadanos a resistir…, por todos los medios a su alcance” y quizás para el ciudadano Paraguayo Cubas, defecar en el despacho del Juez tenga un mensaje mucho más profundo que tan sólo cumplir con sus necesidades fisiológicas.
Se autoriza a los ciudadanos a resistir a dichos usurpadores, por todos los medios a su alcance. En la hipótesis de que una persona o grupo de personas, invocando cualquier principio o representación contraria a esta Constitución, detenten el poder público, sus actos se declaran nulos y sin ningún valor, no vinculantes y, por lo mismo, el pueblo en ejercicio de su derecho de resistencia a la opresión, queda dispensado de su cumplimiento...” (Las negritas son mías) (Art. 138.- DE LA VALIDEZ DEL ORDEN JURÍDICO. Constitución Nacional de la República del Paraguay)
El sociólogo José Manuel Silvero, en un libro “Suciedad, cuerpo y civilización”  recomendado para todos los que sienten cierto “asquito” por lo que hizo Paraguayo Cubas dice citando al historiador y músico argentino Gabo Ferro que:
“Resultará degenerado todo aquel individuo cuyas anomalías físicas o morales atenten no solamente contra la especie o la raza, sino también contra los elementos propios del proyecto de la élite.”
La relación que tienen los conceptos como “limpieza, pulcritud, obediencia y orden” y una raza, o cultura en este caso, “civilizada, limpia y pura” es nada más que categoría a para estigmatizar al otro.
Para muchos de nosotros, cuando va al “baño a descargar su opinión contra el gobierno o las autoridades” casi siempre lo hace entre cuatro paredes o a escondidas de los demás. Pero esto no siempre fue así. El propio Silvero refiere a que antes del Siglo XIX, la defecación era un acto social compartido.
Dice Silvero en su libro que:
Una silla Chaise-Percé
“…, en el siglo XIX la defecación se convirtió en una actividad privada, al contrario que un siglo antes, cuando era habitual charlar con amigos mientras uno se sentaba en una chaise-percé bajo la cual había un orinal. En el aseo, que ahora contenía un baño, un lavabo y un retrete, uno se sentaba tranquilamente, pensando, quizás leyendo o bebiendo algo, sin ser molestado. Este mismo retiro era posible en sillones en otros lugares más públicos de la casa, sillones en los que una persona exhausta después del trabajo tenía derecho a no ser molestada.” (Chaise-percé: Es una combinación de silla cómoda y orinal)
Como vemos, nuestra concepción de estigmatizar el “cagar en público” no dista mucho de convenciones muy cercanas en nuestra historia. Lo recurrente en estos casos es siempre considerar “anormal” que una persona “se cague en público” para demostrar su indignación contra un sistema corrupto y alineado a los políticos y sectores económicos que de por sí tienen sometido a la Justicia.
Indigna más lo que hizo Paraguayo Cubas en un tribunal, que todos los actos de corrupción municipal, las propiedades de la ciudad vendidas a diestra y siniestra, puestos vendidos y revendidos en las veredas del microcentro, el no pago de salarios a proveedores y funcionarios de la municipalidad y miles de denuncias hechas y que, sistemáticamente, fueron omitidas tanto por la Contraloría como por la Fiscalía.
“Cuando lo anormal se vuelve normal” es cuando terminamos creyendo que un “político corrupto” es más digno que un “puerco manifestante”.
No debemos olvidar que los autoritarios siempre tratan de categorizar a los que protestan como anormales o locos.
En un pie de página, Silvero, citando la disertación hecha por Laura Mercedes Sosa, en la Universidad de la Plata dice que:
“Lo ‘normal’ o ‘anormal’ se ha ligado con ‘cosa buena’ o ‘cosa mala’, ‘salud’ o ‘enfermedad’, ‘deseable’ o ‘indeseable’, conceptos encarnados en una necesidad de clasificar lo que hace y piensa la mayoría, no directamente en relación con la ética o la moral. Herencia del positivismo, donde la medición y cuantificación establecían los parámetros de la ‘normalidad’. La física, la química, la matemática, son tomadas como modelos de referencia, trasladando este modelo a las ciencias sociales, disfrazando la diversidad de situaciones epistemológicas mediante trucos terminológicos, es decir hablando continuamente de medición, experimento, escala, intentando hacer de la conducta o de la actitud algo medible”.
Dejemos “que  Paraguayo Cubas se cague sobre los jueces”, total toda la sociedad esteña que mira estupefacta por lo que hizo, está “más cagada que palo de gallinero” y no hace nada para sacudir a “los que los cagan”.
Para cerrar, les dejo esta reflexión de Silvero que dice:
Protestas a favor del aborto.
“Los conceptos de “normal” y “anormal” son constructos instituidos a través del tiempo por concepciones filosóficas no necesariamente dignificantes. De ahí que constituyen un par antagónico que ha tenido repercusiones en la construcción y reconstrucción del cuerpo. A lo largo de la historia de la educación paraguaya, temas como la pobreza, la explotación, la problemática de la distribución injusta de la tierra, la migración, el criadazgo, la sub-alimentación y otros imponderables que hacen al fondo de la historia misma de los cuerpos, de ningún modo fueron considerados aspectos fundamentales a la hora de esbozar políticas educativas duraderas, significativas y liberadoras. Ahí donde la justicia es administrada de manera negligente y desigual, los cuerpos deben pagar las consecuencias de algún modo….,”
“Es mucho más fácil estigmatizar y así controlar los cuerpos que cambiar el estado de injusticia y otorgar dignidad en igualdad de condiciones. Si la mácula se gestiona desde un lenguaje de relaciones donde el punto central es el hecho de desacreditar al “otro”, de esa manera se logra un dominio sobre su cuerpo.”
Al final “estamos todos cagados de miedo”.

domingo, 18 de septiembre de 2016

JUSTICIA POR MANO PROPIA

Realmente este es un tema muy difícil de tratar, así como querer atrapar a un puerco espín con las manos desnudas. Especialmente por la enorme dificultad de mantenerse en un estado de total imparcialidad y no mostrar las preferencias por uno u el otro lado. 

Pero antes debo aclarar que existe una frase que aún me taladra en mi cabeza, fuera de todas las consideraciones éticas, morales y religiosas sobre el tema. 

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Universitarios en el Túnel del Tiempo



Por Salvatore Brienza

Amanecimos, nuevamente, con Estudiantes procesados por la Fiscalía. El argumento es “retener a Asambleístas dentro del Rectorado”, en reclamo por no cumplir compromisos políticoscomo la “paridad representativa” en los distintos estamentos de la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

Y como un efecto “túnel del tiempo”, los estudiantes de la UNA están viviendo la misma situación en la cual estudiantes de la UNE (Universidad Nacional del Este), y específicamente, de la Facultad de Filosofía, fueron “procesados por la Fiscalía y sobreseídos, sin ser culpables de delito alguno” y sin embargo, “sumariados por el Consejo Directivo de la Facultad y ratificado por el Consejo Superior Universitario”, por haber participado en distintas situaciones en las manifestaciones contra “LOS CORRUPTOS DE LA EDUCACIÓN” en el año 2015 e inicios del 2016.
Serie de los años 60


Los universitarios Fernando Krug, Paola Pusineri, Amalia Rios y Raúl Segovia, están en el “cadalzo de las injusticias, en el paredón de las ignominias” que levantan los corruptos para castigar a los que “enfrentan al sistema” corrupto que ellos protegen con sus Leyes, Reglamentos y Resoluciones.

Se puede discutir, en este específico caso, si es legal o no retener a una persona contra su voluntad en un acto que tiene más de efecto político, que intenciones criminales. Pero, como “la corrupción tiene amigos en todos lados”, y siempre hay una Fiscala que acciona los mecanismos legales para usar la “ley como garrote”, no era de extrañar que el fin de sus estrategias estudiantiles, terminen en la “imputación y Orden de Captura” de los referidos universitarios.


Tanto los dirigentes estudiantiles de la UNA como los de la FAFI-UNE, y porque no decirlo de todo el Paraguay, están en el borde del “abismo del silencio”.

A partir de ahora, muchos dirigentes estudiantiles, preferirán el silencio antes que reclamar derechos ante las autoridades.


Foto: ABC Color
Los grandes cambios en la Universidad, siempre se dieron a través de manifestaciones estudiantiles, y de ejemplo tenemos la histórica Reforma de Córdoba (1918) que luego de 98 años no ha cambiado nada en nuestro modelo paraguayo de universidad.

Para que reflexionemos juntos, les comparto un extracto del Manifiesto Liminar de Córdoba, que dice:


 “Las universidades han sido hasta aquí el refugio secular de los mediocres, la renta de los ignorantes, la hospitalización segura de los inválidos y -lo que es peor aún- el lugar en donde todas las formas de tiranizar y de insensibilizar hallaron la cátedra que las dictara. Las universidades han llegado a ser así el fiel reflejo de estas sociedades decadentes que se empeñan en ofrecer el triste espectáculo de una inmovilidad senil. Por eso es que la Ciencia, frente a estas casas mudas y cerradas, pasa silenciosa o entra mutilada y grotesca al servicio burocrático…[..].”

“Nuestro régimen universitario -aún el más reciente- es anacrónico. Está fundado sobre una especie del derecho divino: el derecho divino del profesorado universitario.” [1]



En el fondo, las universidades del Paraguay, y en especial las públicas, tienen estos mismos males que surgieron antes de la Reforma de Córdoba. No se podrá avanzar a un nuevo modelo de Educación Superior, si los que dirigen la Universidad han hecho de este espacio educativo un campo para iniciar la carrera política que luego les podrá catapultar a algún cargo de Diputación o Senaduría.


Marcha de Estudiantes Secundarios
Los principales puntos de la Reforma Universitaria de Córdoba fueron y son usados en las universidades actuales como compromisos estatutarios, pero que en muchos caso no se cumplen, porque no se puede extender el poder al estamento mayoritario de la Universidad:

Los postulados aquí señalados, son parte de la centenaria reforma y en algunos puntos en el Paraguay nunca se han implementado. Les cito aquí y ustedes podrán sacar sus conclusiones:

  1. El cogobierno estudiantil;
  2. La autonomía política, docente y administrativa de la universidad;
  3. La elección de todos los mandatarios de la universidad por asambleas con representación de los profesores, de los estudiantes y de los egresados.
  4. La selección del cuerpo docente a través de concursos públicos que aseguren la amplia libertad de acceso al magisterio;
  5. La fijación de mandatos con plazo fijo (cinco años generalmente) para el ejercicio de la docencia, solo renovables mediante la apreciación de la eficiencia y competencia del profesor;
  6. La gratuidad de la enseñanza superior;
  7. La asunción por la universidad de responsabilidades políticas frente a la Nación y la defensa de la democracia;
  8. La libertad docente;
  9. La implantación de cátedras libres y la oportunidad de impartir cursos paralelos al del profesor catedrático, dando a los estudiantes la oportunidad de optar entre ambos;
  10. La libre asistencia a las clases.[2]

Estudiantes de la UNAM, Mexico, 1968
Sin embargo, y volviendo al tema de las protestas de la UNA y la UNE, tanto los Decanos, como algunos Rectores, siempre han sido partidarios de violar “la autonomía universitaria” permitiendo que los Campus sean atropellados por “policías y fiscales” para perseguir a estudiantes. En muchos casos se han vuelto renuentes a sentarse a conversar con los “alumnos que no son de su gusto” o dicho en otras palabras, “con los subversivos, los ignorantes y los violentos”.
Sin embargo, y solo para ejemplo, el 23 de setiembre de 1968, en la ciudad de Mexico el rector Barros Sierra presenta su renuncia a la Junta de Gobierno de la UNAM bajo este argumento:

“Sin necesidad de profundizar en la ciencia jurídica, es obvio que la autonomía ha sido violada [...] Me parece importante añadir que, de las ocupaciones militares de nuestros edificios y terrenos, no recibí notificación oficial alguna, ni antes ni después de que se efectuaron [...] Los problemas de los jóvenes solo pueden resolverse por la vía de la educación, jamás por la fuerza, la violencia o la corrupción [..] Estoy siendo objeto de toda una campaña de ataques personales, de calumnias, de injurias y de difamación. Es bien cierto que hasta hoy proceden de gentes menores, sin autoridad moral; pero en México todos sabemos a que dictados obedecen. La conclusión inescapable es que, quienes no entienden el conflicto, ni han logrado solucionarlo, decidieron a toda costa señalar supuestos culpables de lo que pasa, y entre ellos me han escogido a mí [...] Por ello es insostenible mi posición como rector, ante el enfrentamiento agresivo y abierto de un grupo gubernamental. [...] En virtud de las consideraciones anteriores, me veo en la imperiosa necesidad de presentar mi renuncia irrevocable.” [3](Las negritas son mías)

La actitud valiente de este Rector, de entender que “los problemas de la educación se resuelven con educación y jamás con la violencia”, es la clara demostración de que nos falta mucho aún por transitar en términos de Educación Superior.
Para finalizar, sólo quiero dejarles un mensaje que no es mío, pero considero oportuno recordar:

“La juventud vive siempre en trance de heroísmo. Es desinteresada, es pura. No ha tenido tiempo aún de contaminarse. No se equivoca nunca en la elección de sus propios maestros. Ante los jóvenes no se hace mérito adulando o comprando. Hay que dejar que ellos mismos elijan sus maestros y directores, seguros de que el acierto ha de coronar sus determinaciones. En adelante solo podrán ser maestros en la futura república universitaria los verdaderos constructores de alma, los creadores de verdad, de belleza y de bien. […]..,La juventud ya no pide. Exige que se le reconozca el derecho a exteriorizar ese pensamiento propio de los cuerpos universitarios por medio de sus representantes. Está cansada de soportar a los tiranos. Si ha sido capaz de realizar una revolución en las conciencias, no puede desconocérsele la capacidad de intervenir en el gobierno de su propia casa.”[4]


jueves, 30 de junio de 2016

SIEMPRE HAY UN ANTES Y UN DESPUES

Por Salvatore Brienza

"Niña podemos usar 15 minutos el salón para festejar el Día de la Juventud". Yo, sorprendida, no dije absolutamente  nada, no quise ser MAL EDUCADA COMO ELLOS y cedí mi espacio esperando pasar los 15 minutos. Con el correr de los minutos me preguntaba a mi misma...,  ¿Será que la Decana tiene idea de la importancia del trabajo que estoy presentando?. Con el tiempo me di cuenta que no le interesa en lo mínimo, porque esos "15 minutos " pasó a ser más de 1 hora y así terminó la hora de clases."




Esto sucedía 7 años atrás en la Facultad de Filosofía, cuando una compañera quiso rendir su examen en la Materia que versaba sobre el trabajo Periodístico en Televisión y fue interrumpida por la máxima autoridad de la facultad y su séquito de siempre.
A todos nosotros, en aquel entonces, ya nos relataban -los alumnos de años anteriores- todas esas historias de que muchos practicaban con "un bolígrafo como micrófono y una caja de zapatos como cámara". Esto formaba parte de la formación profesional en aquellos tiempos.
Hoy, mucho tiempo ha pasado y mucha agua corrió bajo el puente. Muchos de los estudiantes que hoy disfrutan de una Sala de redacción, un estudio de Televisión y Cámaras para filmar y equipos para editar los materiales, es parte del esfuerzo de varias generaciones de Dirigentes Estudiantiles, Representantes Estudiantiles y Delegados de Curso que se "impusieron", por la ley o por la fuerza a la estructura y la burocracia del momento. 

Entre algunos de los beneficios incluso está la Cámara Gessel en la carrera de Psicología, que si bien es un proyecto promocionado y articulado desde la autoridad de la Facultad y de la Universidad, fueron "primeramente" los alumnos quienes elevaron la "necesidad de contar" con un lugar para las prácticas. 

Muchas cosas han pasado, y todas con el tiempo, generarán cambios. Los que hoy luchan y son considerados "revolucionarios, marxistas, ateos, etc." deben tener en cuenta, que el futuro se construye con luchas y el resultado "no verán sus ojos". Así como a Moisés, se le encomendó una misión, más él no tendría la oportunidad de ver el resultado de su esfuerzo.
"Costo tanto, conseguir las entrevistas, las imágenes, las informaciones, pero como lo hice con mucho entusiasmo..., conseguí todo. El programa que iba a presentar es producto de toda una investigación que lo pague con el sudor de la frente, porque todo tiene su costo, lo realice con mis propios recursos..., no porque me sobre dinero..., es que, siendo sinceros, en la Facultad de Filosofía ni un cassette te proveen…, mucho menos para ayudar a realizar una investigación." decía la compañera en aquel tiempo, y lo publicaba en el Ñacurutu News. (Leer aqui)

Este relato de la compañera, no sólo demuestra lo que debió costar en aquel momento, y como todo podía ser tirado al tacho, por el capricho de las autoridades. A este tipo de actitudes, enfrentamos en su momento y seguiremos reclamando para las generaciones posteriores.
Hoy la realidad es distinta, en parte, porque tienen mejores oportunidades y mucha parte de lo que antes debíamos hacerlo con grandes equipos, se pueden realizar incluso con celulares de ultima generación.
Como destaca una publicación de la Lic. Liliana Mariel (Leer aqui), "Internet inspiró a los estudiantes del 4to. año de la Carrera Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Filosofía, a diseñar un proyecto para divulgar producciones audiovisuales creadas por ellos. También, a emprender nuevos medios de comunicación para una audiencia que salío de su espacio tradicional y busca alternativas en la "segunda pantalla".
Es el esfuerzo de ellos mismos, el esfuerzo del pasado que siempre se resistió a que nos lancen al mercado "de cualquier manera" y por sobre todo, del "entusiasmo que una nueva generación" está poniendo en manos de los que vendrán.
Aqui, no sólo quiero rendir un homenaje a los alumnos que están impulsando esto..., sino también a las "lágrimas de Tania" que regaron de tristeza nuestros corazones en aquel momento.
La lucha debe continuar, el futuro está para ser conquistado.