Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

lunes, 30 de noviembre de 2015

Leonardo era un mejor ser humano

Por Salvatore Brienza

“El hombre es él y las circunstancias que lo rodean” dice el gran pensador español José Ortega y Gasset en aquella frase que sintetiza que cada persona actúa de manera consciente –o inconsciente- de acuerdo a esos factores que hacen de sí mismo, objeto de acción, reacción o inacción.
Son las circunstancias las que hacen que interactuémos, o no, entre los seres humanos, Al articular cualquier acción, sea ésta desde la simple palabra, el grito o la canción, pasando por distintas formas de expresión, es que los seres humanos logramos hacer llegar nuestro mensaje a la sociedad que nos rodea, nos incluye y al mismo tiempo, nos identifica, para catalogarnos de tal o cual manera.
No pretendo enredarles con palabras, sino simplemente, recordarles que cada uno de nosotros actúa por influencia de fuerzas que accionan, a favor o en contra, de acuerdo a intereses oscuros o claros, religiosos o irreligiosos, políticos o apolíticos (que es una forma política de actuar) y muchos otros conceptos duales y confrontados que repercuten en nuestro ser individual.
En el 2008, cuando “como revoltosos estudiantes” pedíamos la “destitución del decano anterior”, recuerdo a una profesora muy querida, y a quien volví a ver luego de muchos años -y que fue una de las “primeras víctimas” del “naciente decanato de Doña Blanca”- me había dicho “Cuiden la Facultad de Filosofía, es una buena facultad, solo que hay personas que no merecen ser sus directivos”.
En aquel momento, me quedé impresionado por esas palabras, pero consideré que también estaba entre los que defendían una posición confrontada a la nuestra. Por lo tanto, tampoco me preocupe en analizar el mensaje.
Como se dice, “en el fragor de las batallas, creía en nuestros ideales”. Y los sigo creyendo.
Pero debo hacer una salvedad, hoy me doy cuenta que el Ex Decano era, y es una mejor persona que la actual Decana. 
Esto lo digo, teniendo en cuenta este hecho. En aquella oportunidad, los encadenados eran apenas dos o tres, que lo hicieron de manera bien simbólica y teatral.
Sin embargo, hoy con más de 17 estudiantes imputados por "docentes y funcionarios  indecentes", encadenados, maltratados y abandonados por todas las autoridades de la Universidad Nacional del
Este, la autoridad máxima de la Facultad de Filosofía no tiene “ni espíritu cristiano, ni vocación de maestra sensible y mucho menos compasión humana” para dar un paso al costado.
Este hecho, y la impunidad con que actúan, (colaborando con la imputación a los alumnos, amedrentando, violentando y por último, castigando con la fuerza de la ley, que es manipulada por ellos) sólo deja entrever que la misma forma parte de alguna “cosca[i] mafiosa muy fuerte” que los protege a todos aquellos que han sido denunciados por los estudiantes y que “no les importa quien está frente a ellos, porque deben seguir con el privilegio de “utilizar a diestra y siniestra los fondos públicos” para “mantener a sus parientes y amigos” quienes “fagocitan el presupuesto de la Facultad de Filosofía” repartiéndose cargos, rubros y salarios todo esto en detrimento de la calidad educativa.
Y para finalizar, sólo me queda decir…, el prof. Leonardo, merece todo mi respeto. Era y es un mejor ser humano.
Por otro lado, mi querida profesora tenía razón, hay personas que no merecían ser nuestras autoridades. 

Es una pena.


[i] Cosca: la palabra cosca (plural cosche en italiano y coschi en siciliano) es una palabra siciliana que se refiere a todo tipo de planta-tales como alcaucil o el cardo- cuyas hojas apretadas y pinchudas simbolizan las estrechas relaciones entre los miembros de la Mafia. Se usa con frecuencia como sinónimo de clan o familia mafiosa. (Fuente: Wikipedia)

jueves, 26 de noviembre de 2015

Mi Cristo sufre


Por Salvatore Brienza

El Cristo en el que creo y confío, aquel que conocí en mis días de “opción preferencial por los pobres y los afligidos”, hoy sufre la traición y la humillación de sus seguidores.

Mi Cristo sufre porque ciertos sacerdotes, religiosos y religiosas que estudian en la Facultad de Filosofía no acompañan la lucha contra la “corrupción, el prebendarismo, nepotismo, la malversación de fondos y el uso irregular del dinero del estado” y prefieren estar del lado de los “fariseos y mercaderes del Templo” que reivindican “el amor al prójimo, comulgan en sus capillas o rezan a la Mater Mariae” mientras utilizan la “Ley como Garrote” y solicitan la “imputación, pago de costas e incluso, prestación de una caución real (quiere decir poner efectivo o algún bien a nombre del juzgado, como garantía de cumplimiento) y por último, no acercarse al recinto de la facultad de Filosofía (Y como estudiante, no podrá, inconstitucionalmente, estudiar)”

Mi Cristo sufre, porque sus “pastores”,  se sienten humillados por no dar examen, y envían sendas notas al Rectorado con la finalidad de “solicitar su intermediación” para que los “revoltosos” sean, prácticamente, sumariados y porque no, expulsados de la Universidad.

Mi Cristo sufre cuando sus "pastores" se unen a la “turba” para gritar “crucifíquenlo”, mientras los estudiantes como “inocentes ovejas van al matadero” y los que deberían de estar del lado de los “desprotegidos y desvalidos” se enseñorean con las autoridades queriendo dar cátedra de moral y buenas costumbres.

Mi Cristo sufre, porque estos “fariseos vestidos de sacerdotes y monjas” exponen su “impúdica gracia divina” sabiendo que muchos de ellos son simples “fanáticos de salón” que no se humillarían como Cristo, que no sufrirían en carne propia, los dolores “del Cristo Salvífico” al unirse con los pobres y desamparados en su lucha contra la “corrupción”.

Mi Cristo sufre cuando les dice a ustedes que son  “Los maestros de la ley y los fariseos enseñan con la autoridad(…,) 3obedézcanlos ustedes y hagan todo lo que les digan; pero no sigan su ejemplo, porque ellos dicen una cosa y hacen otra. Atan cargas tan pesadas que es imposible soportarlas, y las echan sobre los hombros de los demás, mientras que ellos mismos no quieren tocarlas ni siquiera con un dedo. Todo lo hacen para que la gente los vea. Les gusta llevar en la frente y en los brazos porciones de las Escrituras escritas en anchas tiras, y ponerse ropas con grandes borlas. Quieren tener los mejores lugares en las comidas y los asientos de honor en las sinagogas, y desean que la gente los salude con todo respeto en la calle y que los llame maestros.” (Mat.23,2-7) porque saben que están errados.

Mi Cristo sufre al lado del estudiantes encadenados, condenados, afligidos por la injusticia de los “césares romanos”, por la bulla de las masas enardecidas que gritan pidiendo “libertad para Barrabás” mientras miran de lejos como Él es ajusticiado en su inocencia.

Mi Cristo sufre por  los “Poncio Pilatos del Consejo Superior Universitario” que se lavan las manos para no mancharse con las injusticias que caen como rocas del Monte Sion sobre los humildes estudiantes.

Mi Cristo, finalmente, les dice:

“Serpientes! ¡Raza de víboras! ¿Cómo van a escapar del castigo del infierno? 34 Por esto yo les voy a enviar profetas, sabios y maestros. Pero ustedes matarán y crucificarán a algunos de ellos, y a otros los golpearán en las sinagogas y los perseguirán de pueblo en pueblo. 35 Así que sobre ustedes caerá el castigo por toda la sangre inocente que ha sido derramada desde Abel el justo hasta Zacarías, hijo de Berequías, a quien ustedes mataron entre el santuario y el altar. 36 Les aseguro que el castigo por todo esto caerá sobre la gente de hoy.” (Mat. 23, 33-36)

“MI CRISTO SUFRE POR USTEDES”


miércoles, 25 de noviembre de 2015

Diálogo de Sordos


Por Salvatore Brienza

 

Más de 60 días y todas las autoridades universitarias, se han puesto a defender a la única Decana que se niega a renunciar siendo que es la que más denuncias tiene ante la Fiscalía. Que tampoco hace nada. Todo va al oparei.

El Consejo Superior Universitario ha formado una Comisión Mediadora, pero la misma no tiene la fuerza necesaria para hacer desistir, ni a las autoridades a renunciar y mucho menos a los alumnos a dejar el Paro Estudiantil. Esperemos la reunión de mañana para saber que resuelve el Consejo Superior Universitario.

Cuantas veces se han formado mesas, almuerzos y reuniones de dialogo y al día siguiente, las mismas autoridades inician procesos judiciales, que sólo le perjudican a los alumnos.

A estas alturas de la lucha, la mayoría de los estudiantes en paro fueron imputados por desacato.

Han usado la Ley como garrote. Al más puro estilo de los estronistas. No lo pueden negar.

Sé, porque me lo han dicho, que algunos “docentes indecentes” quienes todos los días hacen “lobby” en las oficinas del Rectorado, han dicho que nuestra intención es “atacar al Rector” y que nuestra opinión es la de que “debe dar un paso al costado”.

Particularmente, sigo dando mi voto de confianza en el Rector. La única unidad académica que el mismo visitó durante la crisis universitaria, ha sido la Facultad de Filosofía. Siempre se ha mostrado abierto a conversar con todos. Y es bien sabido, que no tiene la fuerza política necesaria para cambiar posiciones de muchos Decanos y miembros del Consejo Superior Universitario, con el fin de intervenir la FAFI. En otras palabras, tiene atadas las manos y depende del capricho de algunos de los Decanos.

Recordemos que todos los directivos de las distintas facultades han “arreglado” sus crisis conversando cada uno de ellos y atendiendo a las necesidades de los alumnos, y en algún momento con el apoyo del rectorado.

Pero en la FAFI, la Decana nunca se planteó sentarse a conversar con los alumnos a quienes ella “ningunea” y de quienes se esconde detrás de unos “docentes indecentes” quienes pueden incluso “agredir a alumnas, estirándolas del pelo, cuello y alguna que otra parte del cuerpo”.

Los alumnos han utilizado todas las estrategias y acciones permitidas por la Ley.

Pero como siempre, “jueces corruptos” pueden actuar con “recursos de amparo” a favor de “autoridades corruptas” para beneficiar a “amigos corruptos” porque éstos defienden “acciones corruptas” y todos deben cuidar que nadie se entere de los problemas que “existen” en esta casa de estudio.

No me sorprende  que hayan podido “dividir a los alumnos” utilizando la estrategia que usaron en las distintas elecciones de Representantes Estudiantiles y de Centro de Estudiantes, Que los distintos Coordinadores llamen a los alumnos a presionarlos para venir a la facultad a pedir que se levante el paro.

En definitiva, los levantaron de sus cómodos sillones a los “alumnos anomicos” que solo quieren rendir y terminar el año y “utilizando a seudo líderes estudiantiles, electos en espacios políticos bajo la figura de responder a la Decana” en elecciones fraudulentas, hoy se convierten en voceros de aquellos que “solo quieren terminar el año”.

No quisiera creer, que hoy en día toda la Universidad Nacional del Este están “unidos para defender a la Decana”, porque no creo que todos estén dispuestos a asumir la responsabilidad de acompañarle hasta el último momento.

Si alguien puede ser “alternativa para zanjar esta crisis” es la actual Vice Decana.

Considero que al final, se merece que todos los alumnos la tengan como “Decana” porque, además del Profesor Roque Gimenez, Derlis Valdez y Carmen Gonzalez, son los únicos miembros del Consejo Directivo que han dado la cara frente a los alumnos en la Asamblea Estudiantil y han ido a hablar con ellos, escuchando sus propuestas e inquietudes.

Es mi opinión. Total nadie escucha, ni lee nuestros plagueos.

jueves, 12 de noviembre de 2015

La Resistencia bajo el Tatajyva

(O como Garabombo, el invisible se hizo presente en la FAFI)

Por Salvatore Brienza

El día miércoles 11 de noviembre, se reunió el Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional del Este, nuevamente y por segunda vez, a escondidas en la Facultad de Derecho que se encuentra en el Área 3.
Apenas unas horas antes fueron avisados los Consejeros “no amigos”, y apenas 30 minutos antes a la Representante Estudiantil que vive en la ciudad de Mallorquín, que apoya el Paro Estudiantil. El que le llamó en nombre del Consejo Directivo le dijo: “Sabemos luego que no vas a venir, pero te aviso para que te enteres. Todo esto lo hicieron contra el Reglamento del Consejo Directivo que dice “Los Consejeros deben ser avisados 24 horas antes y con el Orden del Día de la Sesión, vía Secretaria General”.
Esta actitud de “ningunear” tanto a los estudiantes como a los que estamos defendiendo a la FAFI de los corruptos, no es nuevo, ni fue la primera vez.
Hace un mes atrás, más o menos, el Consejo Directivo se reunió en Secreto (siendo que debe ser público) y no permitieron que el presidente de la Asamblea pueda participar del mismo.
Luego, a través de Directivos del Rectorado fuimos convocados un grupo de Docentes que apoyamos el Paro Estudiantil para un almuerzo donde estuvo la Decana presente y aprovechamos para “decirle sus errores y lo que los alumnos reclaman y que estamos convencidos que son justos para que empiece el proceso de cambio en la Facultad.” Nos dijeron que ellos estaban dispuestos a colaborar para destrabar la situación y que harían su parte y todo quedo, como para “ver los primeros pasos”. Nada ocurrió de resaltante.
Sin embargo, al día siguiente de esta reunión de “buenas intenciones”, algunos funcionarios y docentes presentan un Recurso de Amparo con el fin de prohibir a los estudiantes que cierren los accesos a la facultad, porque ellos se sentían violados en su derecho constitucional al trabajo.
Más o menos unas dos semanas atrás, nuevamente convocados para zanjar este impase, Representantes de los Estudiantes en Asamblea se reunieron con la Decana  para encontrar un mecanismo de dialogo. Sin embargo, al día siguiente, nuevamente, se presentaron con una “Jueza de la Niñez y la Adolescencia” a verificar la denuncia ya hecha por un grupo de Funcionarios “deseosos de trabajar y dejar de planillear” y que se despeje el lugar y les dejen entrar a trabajar. Esto ya generó más tensión en los estudiantes. Porque ya fueron convocados a declarar luego.
Todo esto lo hicieron, sabiendo que nunca se les prohibió, porque así fue un acuerdo hecho con el Contralor Roy Rodgers y el Fiscal Marcelo Saldívar, con la única condición que por cada funcionario debía haber un alumno acompañando. Todo esto con el fin de que los alumnos sirvan de Contralores del trabajo hecho por la Fiscalía y la Contraloría. Si no fuera por esto, jamás se hubieran encontrado documentos en los vehículos.
Luego, vinieron las etiquetas  de “violentos, subversivos, epepistas, comunistas, socialistas y escriba de la izquierda luguistas”.
Después, viene el rechazo a la solicitud de los estudiantes de planteada a la “jueza” sobre el Amparo de los Funcionario y la obligación de los Estudiantes de pagar las costas de los abogados de los Funcionarios. Uno de los abogados es el Yerno de la Decana y Docente de la FAFI en Mallorquin, escalafonado en menos de un año. ¿Esto no es Nepotismo, Fiscal Saldivar y Roy Rodgers?.
Hoy, la vida de los “Estudiantes en Paro y en Asamblea Permanente en la FAFI” es como la de “Garabombo, el invisible”.
Este personaje, creado por Manuel Scorza ( [i] ), representa a un dirigente campesino que  se une a otros para recuperar sus tierras. Es así que las autoridades, le “ninguneaban a Garabombo, porque lo que se convirtió en un ser invisible”.
Sobre el mismo, nos dice Juan Gonzalez Soto[ii], en un extenso análisis que hace sobre Garabombo el Invisible y Remigio el Hermoso, dos obras que tienen los mismos fundamentos, “el ninguneo de las autoridades”:
Garabombo rememora el tiempo en que estuvo huido en la cueva Jupaicanán. Ya era invisible pero aún no había tomado la determinación de aprovechar su «mal» en beneficio de la comunidad. El lector ha de hacerse una pregunta verdaderamente esencial: ¿por qué es invisible?”
Y luego explica que:
la causa de la invisibilidad de Garabombo es explicada desde una doble perspectiva: sus reclamaciones presentadas ante la autoridad administrativa y las expresadas ante un hacendado.”
Y en la novela, el propio Garabombo explica a un ladrón de caballos como se percató de su “enfermedad”:
-Bajando a Yanahuanca a presentar una queja me enfermé.
-¿De qué se quejaba?
-El dueño de Chinche, don Gastón Malpartida, me abusaba [...].
-Pues don Gastón tiene la costumbre de inaugurar a las mujeres. Todas las chinchinas que cumplen quince años obligatoriamente deben servir en la casa hacienda. Igual quisieron que mi mujer, Amalia Cuéllar, fuera. Yo me opuse. [...]
-Y lo peor no es el viejo sino que encima suben los yernos. ¡Me opuse! [...]
-Bajé a quejarme a la Subprefectura. [...]
-No me vieron. [...]
-Al comienzo no me di cuenta. Creí que no era mi turno. Ustedes saben cómo viven las autoridades: siempre distraídas. Pasaban sin mirarme. Yo me decía «siguen ocupados», pero a la segunda semana comencé a sospechar y un día que el Subprefecto Valerio estaba solo me presenté. ¡No me vio! Hablé largo rato. Ni siquiera alzó los ojos. Comencé a maliciar [...]
-¡Que me había vuelto invisible!
Los estudiantes que siguen protestando contra la Corrupción en la Facultad de Filosofía y en Asamblea Permanente son “invisibles” ante las autoridades de la FAFI y de la UNE.
Son Garabombos que deben convivir con su invisibilidad. Es una pena.
Finalmente, dice Juan Gonzalez Soto:
“De esa «enfermedad» que padece Garabombo conviene curarse. Es necesario, eso sí, proveerse de recursos, de armas de pensamiento, de ideas. Garabombo debe convertirse en lo que Braulio Muñoz denomina héroe aculturado (deculturated hero). Ha de sufrir una transformación profunda con que poder dar respuesta a la injusticia y a las condiciones que la opresión impone a la comunidad. Deberá obrarse en él un cambio tras el cual quede involucrado no sólo su universo de ideas y valores, también su psicología. Dejará de ser sujeto pasivo del sufrimiento para pasar a convertirse en un sujeto activo de su liberación, en héroe épico. Tal cambio tendrá lugar en la cárcel:”
[...] en la prisión me curé de mi enfermedad. Yo nunca he tenido mejor escuela que la cárcel. Oyendo las discusiones de los políticos se aprende, don Juan [Lovatón, presidente de la comunidad]. ¡Ya no soy invisible!”
“Cuando Garabombo salió de la prisión [...] salió tan flaco que para que el viento no lo arrastrara viajó agarrado a la baranda del «Me ves y te acomplejas». ¡Esquelético pero visible! ¡Volvía curado! En la prisión había comprendido la verdadera naturaleza de su enfermedad. No lo veían porque no lo querían ver. Era invisible como invisibles eran todos los reclamos, los abusos y las quejas. En el Frontón -esa isla infausta donde han blanqueado los cabellos de generaciones de rebeldes- comprendió la verídica causa de su mal.”
La sociedad no los escucha, y sus gritos se silencian con “recursos de amparo” y “jueces corruptos”. Así, llegaran a los 50 días de espera, hasta que algún valiente Fiscal impute a alguien.
O los estudiantes recuperen su “visibilidad” en las cárceles que “los corruptos quieren” para los que protestan.




[i] Manuel Scorza Torres (Huancavelica, 9 de septiembre de 1928 - Madrid, 27 de noviembre de 1983) fue un novelista , poeta, político y editor peruano de la Generación del 50, atento a los fenómenos sociales y observador de los problemas del Perú de la época que le cupo vivir.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Lo que pasó en la Asamblea Universitaria

Por Salvatore Brienza

En cualquier grupo humano, hay algunos que detentan el poder y otros que lo desean. Ambos, en una puja constante utilizan los espacios políticos, como lo es una Asamblea Universitaria, y es allí donde se enfrentan con la fuerza que cada uno posee.
En nuestra cultura, donde años de sometimiento a la autoridad han moldeado el comportamiento político de los individuos en general, es ser muy crédulo e iluso pensar que aquellos que tienen poder cederán sus espacios con absoluto respeto a la ley o actuando de manera proactiva hacia nuevos modelos de conducción y educación universitaria, perdiendo esos privilegios que conquistaron, y del cual se aprovecharon por tanto tiempo. No lo hacen de esa manera, ni lo harán nunca.
El conflicto, el choque de ideas o el enfrentamiento político, será el único camino para someter la voluntad de uno o de otro. Eso lo dice Vilfredo Pareto en su definición de la puja entre las elites: el cambio social como el político son consecuencia del reemplazo de las élites en cada uno de los segmentos constitutivos: ideología, economía y política” y que los ciclos de conflicto entre estos se dan son: equilibrio, desestabilización, desequilibrio y nuevo equilibrio”.
Lo que se sintió el viernes 6 de noviembre durante la Asamblea Universitaria es la clara muestra de la lucha de estos poderes. En esos momentos de mucha tensión en el Rectorado de la Universidad Nacional del Este, se vio claramente, como un poder como el de los Docentes, que acumulan cátedras y se reparten rubros a diestra y siniestra entre ellos, se negaba a ceder ante la presión de los estudiantes que tan sólo buscaban ocupar espacios de paridad en los estamentos de decisión universitaria.
Esta lucha, que para los asambleístas era un “secuestro, coartar la libertad, amedrentar, coaccionar, etc”, para los estudiantes era el único momento en que podían tener la seguridad de que se podría tratar el pedido de paridad de representación.
Y con las idas y venidas de llamadas, presiones y por sobre todo amenazas de los Asambleístas, no todos aclaro, la tensión iba subiendo de tono.
Lo que para unos era “lucha por reivindicaciones estudiantiles” para otros era una “masa de patoteros y violentos”. Este es el momento del desequilibrio. Cuando un docente de la FAFI agrede, estirándole el pelo o tomándole del cuello”, a compañeras estudiantes y las amenaza diciendo que ellas eran las culpables, frente a los asambleístas. Es la demostración fehaciente de que el desequilibrio emocional pasaba también por un desequilibrio físico.
Para Ortega y Gasset, un estudioso del comportamiento de las masas, dice que la misma es todo aquel que no se valora a sí mismo…, por razones especiales, sino que se siente como todo el mundo,… y no se angustia
Yo no creo que los estudiantes no se valoren a sí mismos, se sientan como todo el mundo y mucho menos tener angustia. Muy por el contrato, se sentían confiados en que la presión estudiantil sería la clave para resolver este impase de “ningunear” la propuesta del único representante que se animó a enfrentar a los asambleístas al solicitar se trate sobre tablas el pedido de Paridad en las representaciones estamentales.
Se entiende, que los docentes que representan un amplio sector del mundo académico, acostumbrado a vivir de las tetas del estado, no quieran dar el brazo a torcer. Pero resulta más paradójico que muchos de ellos en su juventud hayan sido Representantes Estudiantiles y sean estas mismas reivindicaciones parte de sus discursos políticos de aquellos tiempos.
No me era extraño ver algunos amigos que hablan de “amor a la humanidad”, de “amar al prójimo”, de “Libertad”, de “Igualdad” y de “Fraternidad” pidiendo que vengan los “cascos azules” para reprimir a los inadaptados estudiantes. Era la bestialidad haciéndose presente. Como Dr. Jekyll y Mr. Hyde, que parafraseando José Pablo Feinmann en su libro “Filosofía Política del Poder Mediático” (Edit. Planeta) dice que “el Dr Jekyll representa al hombre culto, universitario y de clase alta y Mr, Hyde es su antítesis, el hombre bruto, primitivo, socialmente inadaptado”.
Es que muchas veces, los grandes valores y virtudes que decimos profesar o con los cuales estamos de acuerdo, lo guardamos en el bolsillo “izquierdo” y del bolsillo “derecho” quitamos la cachiporra para “educar a los demás”.
Para cerrar este análisis sobre el comportamiento tanto de docentes como estudiantes el día de inicio de la Asamblea Universitaria, me quedo con la frase que surgio esa misma noche hablando entre docentes, estudiantes y policías, mientras mirábamos lo que sucedía en las puertas del Rectorado: “Estos jóvenes, son la generación post dictadura; dentro está la generación formada en la dictadura, es el choque de pensamientos y modelos que por un lado, no se quieren ir y por el otro, quieren ver renovadas esperanzas en el modelo de la Educación Superior”.
En palabras de un Profesor a quien respeto mucho en sus opiniones, es la “tierna podredumbre que ha crecido” y la “primavera estudiantil que está floreciendo”. Esperemos que no se marchite por el camino.
Finalmente, les dejo esta frase dicha por George Orwell, autor del libro “1984” sobre el valor de la libertad: “la libertad es el derecho de decir a los demás lo que no quieren oír”