Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

viernes, 29 de junio de 2018

UN APELO A LA LIBERTAD


Por Salvatore Brienza
Reconocer amenazas, violencia y discriminación que sufren las personas LGTBi, es el motivo principal de la Marcha del Orgullo Gay que se realiza este sábado 30 de junio.
Entre algunos de los hechos de violencia, está el asesinato de varones y mujeres homosexuales, bisexuales y transexuales; además de todo tipo de discriminaciones, entre los que se encuentra el “ocultamiento” de sus “sentimientos”, la imposibilidad de encontrar trabajo en caso de “declararse homosexual”, la “discriminación familiar o laboral”, etc.
Pero más que un artículo en defensa de la Marcha, lo que me propongo es invitar a todos los Amigos/as, Profesores/as y Estudiantes, en general, de la Facultad de Filosofía de la UNE a que asuman una posición sobre el “Derecho a la libertad sexual”.
Sé, que muchos de los docentes y alumnos que son homosexuales de la Facultad, hoy deben vivir “ocultos” e incluso “demostrar homofobia” que en gran medida está impuesta “sigilosamente y por medios sutiles”.
Pedido para suspender
la Marcha de SOMOS gay
El derecho a la Libertad de Expresión, no necesariamente es el derecho a decir o cuestionar con palabras. Es también el derecho que uno tiene de vestirse, vivir y comportarse como  desearía.
Ese cliché que se tiene de que “un/a buen/a alumno/a” es aquel/aquella que viene “bien vestido y elegante” son imposiciones de un modelo que debe ser desechado de nuestra universidad.
Cuando por primera vez me toco ir a una Universidad en el Exterior, los estudiantes no iban vestidos como para una fiesta o algún desfile de modelo. Muy por el contrario, sus ropas, expresiones e incluso toda su personalidad, evocaba un sentimiento de libertad absoluta, donde lo más importante eran los conocimientos y no la ropa.
Debemos convenir que “el uniforme”, los “modos de comportamiento”, las “formas de vestirse” son elementos culturales que sirven como “instrumento” para “imponer un modelo de conducta” e incluso, establecer “criterios de sumisión y poder”, de acuerdo a los parámetros en que fueron formadas las autoridades. Normalmente apegados a los dogmas y doctrinas religiosas.
Que el Docente deba ser “un hombre hecho y derecho” o la Docente deba ser “una señora distinguida”, y en ambos casos "heterosexuales", cuando en realidad ellos deberían de disfrutar sus propias sexualidades o sus formas de vestir de una manera tal que puedan sentirse libres, sin que eso signifique un "prejuicio" con relación a su capacidad profesional, es el ideal para construir una Universidad más abierta.
Afiche por la Marcha del Orgullo Gay
de El Surtidor
Pregunto, para que se pongan a observar a su alrededor.
¿Cuantos docentes (varones) con pelo largo y barba han visto en las aulas?
¿Cuantos docentes han asistido a clase con algún tipo de ropa, que no sea un traje? 
¿Cuántos docentes han expresado un apoyo a movimientos homosexuales?
¿Cuántos docentes han dicho que son homosexuales?
Entiendo que la libertad, también consiste en la voluntad de vivir “oculto” o manteniendo las apariencias.  Sin embargo, siento que muchos de ellos tengan que expresar sus sentimientos de manera oculta o no abiertamente.
No lo siento por mí, sino por ellos. Porque veo como “tienen que guardarse las opiniones” para no hacer “enojar” a la autoridad de turno. Ser libre es un Derecho Humano y desde este espacio, les apoyaremos sin temor.
Para finalizar, les dejo este mensaje:

“Es importante la participación y más que nada la acción que permita tomar conciencia para hacer visible los cambios para la verdadera igualdad de derechos. La sociedad paraguaya poco a poco va creciendo, pero es necesario el apoyo de las personas y así avanzar en un país más justo, donde vivamos libres y sin discriminación por nuestra orientación sexual y/o identidad de género.[1]

jueves, 28 de junio de 2018

CARTA ABIERTA


Por Salvatore Brienza

(Esta es una carta para responder a una publicación del Presidente de la Liga Patriótica Universitaria. Las frases que están “entre comillas y en cursiva” son del texto referido)

En principio, mi dedicación a enfrentar la Ignorancia, el Fanatismo y la Ambición, me hace ocupar todo el tiempo que tengo y no tengo, mientras disfruto del caviar que algunos creen que abunda en mi hogar.
Sin embargo,  mi “status cibernético” y mi espíritu docente busca entender que hay detrás de los discursos sociales, individuales y colectivos para comprender hacia dónde va nuestra sociedad.
Este mismo hecho, me hace notar que hasta ahora no he encontrado una sola propuesta racional, democrática e inclusiva en las teorías expuestas por la Liga Patriótica Universitaria.
Carta del Presidente de la LPU

Si los “calificativos, no precisamente elogios hacia la Liga Patriótica Universitaria” resultan molestos, es porque tengo razón en muchos de mis comentarios.
Para los que se sienten aludidos, mis “acusaciones (sin pie ni cabeza)” están fundadas en lo que los miembros de la Liga Patriótica Universitaria postulan en sus páginas, escritos, comentarios e incluso en sus “pasquines”.
Además, “entiendo a la perfección que las personas pueden tener o no adherencia a las posturas” pero nunca he desarrollado una “persecución ad hominen”, que quiere decir “a la persona”, sino a las ideas que transmiten esas personas y que promueven un tipo de pensamiento retrógrado (Hacia atrás, en el tiempo).
En principio, mi intención no es tratarlos de “fanáticos e ignorantes todo el tiempo”, sin embargo dedicaré unas líneas “a refutar las posturas que (han) hemos asumido”.

Entre los tres puntos que cita el Presidente de la LPU dice:

“1- Desde la LPU, no hemos propuesto ningún modelo pedagógico…,”

Cuando en un discurso usamos los términos “hemos, nuestro, necesitamos” es una forma de conducir el pensamiento hacia una sola forma de pensar que es del grupo social al que uno pertenece. En el fondo estamos diciendo que somos los “Ore”, un término que en guaraní es más fuerte, y es “excluyente, elitista y hasta clasista”.

En el MODELO CONDUCTISTA DE EDUCACIÓN, el docente debe moldear el cerebro y exigir el aprendizaje sistemático de lo que el profesor enseña “hasta que lo ame”.

Por eso, todas las siguientes expresiones, esbozadas en un artículo que lleva por título “La soberanía de un país reside en el cerebro de sus profesores y estudiantes”  y publicadas en el Kavichu’i, que es Es una publicación de la Liga Patriótica Universitaria, movimiento estudiantil en pro de la juventud y del bien de la nación” y  aunque en el mismo material dice que:Las opiniones y comentarios vertidos por los redactores y colaboradores son de responsabilidad de los mismos y no reflejan necesariamente la opinión de la dirección,” resulta llamativo que todo el material gire alrededor de la educación.

Aquí algunas frases:

“Todo eso sería un deleite para nuestros ojos, pero no para nuestros cerebros.”

“El Estado debe invertir en el cerebro de sus es­tudiantes y por sobre todo de sus profesores, porque es allí donde reside la soberanía de un país, el pueblo es soberano no porque tiene la oportunidad de sufragar, sino porque tiene ciu­dadanos pensantes.”

“Necesitamos gene­rar, no reproducir. Sí, de esos profesores “sober­bios” necesitamos, algo así como el soberbio de Jesucristo que se jactaba de ser «Maestro».”

“Necesitamos profesores que verdaderamente esgrimen y escudriñen sus materias, en otras palabras, que amen y que haga que los alumnos amen su materia.”

“Necesitamos profesores que verdaderamente esgrimen  y escudriñen sus materias, en otras palabras, que amen y que haga que los alumnos amen su materia, no porque sea fácil, sino por­que a pesar de la dificultad que ella representa, el alumno sienta placer a ponerse a estudiar porque sabe que uno está matando su ignoran­cia y recibiendo grandes dosis de sabiduría.”

Luego, dicen que “no promovemos, como dice usted, un modelo de estudiante que debe ser "sumiso ante la autoridad, dedicado solo al estudio y por, sobre todo, sin posibilidad de pensamiento crítico y libre", o que “no promovemos una posición de “sumisión”.

Sin embargo, en el editorial, que es responsabilidad del Director del Medio y al mismo tiempo es la forma de pensar del Medio de Comunicación dice.

“Los buenos alumnos, los verdaderos, los úni­cos que merecen consideración, son aquellos que no tienen tiempo para otra cosa que para el estudio, los que tienen que mantener casa e hijos, familia, los que se deben a los demás y procuran superarse a pesar de las dificultades. Y de ese tipo de gente tenemos muchos en la Liga.”

Y en el mismo artículo antes señalado, criticando el Modelo Pedagógico Constructivista, (donde el conocimiento se va construyendo con el alumno que también trae conocimientos al aula, fruto de su previo aprendizaje), dice:

“¡Quién no escuchó hablar de la boca de los pro­fesores la típica frase: “Yo no vengo a enseñar, ustedes son los que me van a enseñar a mí”!, en primer plano podríamos pensar que es un acto bastante humilde del profesor, pero a lo largo del año, verdaderamente se cumple esa frase. Los que dictan las clases terminan siendo los alumnos, con las interminables exposiciones, trabajos prácticos y grupos de investigación. En ese caso, el salario que el Estado invierte con el profesor por enseñar debería pasar a los alumnos…”

Estamos de acuerdo, en que el modelo que se enseña en las aulas de la Facultad de Filosofía no es el adecuado para los tiempos modernos, pudiendo ser mucho menos estructuralista. Sin embargo, es mejor, para desarrollar capacidades como las de hablar en público, refutar ideas e incluso, debatir teorías que podrían surgir desde los alumnos y los docentes.

Sobre el término “sumisión” que pretende ser una “terminología es utilizada dentro de pedagogías de corte marxistas” resulta interesante, porque en la mismo texto se da a entender que no solamente uno vive en la “sumisión” de la explotación por los intereses particulares, sino también en la “alienación” que es el otro concepto marxista, pero no exclusivamente, cuando dicen que “me he inmiscuido “libremente” a todo el proceso de “sumisión”.

La alienación en términos marxistas, y conste que no soy un profundo conocedor del pensamiento, implica la “enajenación o el despojo de la persona en sí, para convertirse en un simple motor del sistema productivo o en un brazo para trabajar y no pensar” y mucho menos criticar.

El derecho del hombre es ser libre y es un derecho humano. El derecho al trabajo, es un derecho humano. Pero que el hombre sea un esclavo, no es un derecho humano. Ahí radica la diferencia entre el “sumiso y alienado” y el hombre libre.
 

“2- Me sorprende su capacidad tipo KGD o CIA…,”

Las siglas son KGB y no KGD.

Pero el hecho de que “nosotros, con tanto tiempo ocioso nos pasamos espiando y delatando a nuestros compañeros”, no tengo la más mínima duda.

Muchos de los integrantes de la Liga fueron testigos, en algunos casos “falsos testigos”, contra los estudiantes de que protestaron contra el “nepotismo, prebendarismo y corrupción” y que fueron, injustamente, sumariados por las autoridades de la facultad.

“fui electo Presidente del Consejo de Delegados, por cierto, en un proceso de elección libre y transparente y sin haber coartado la libertad de expresión a nadie, en ningún sentido”

Por lo que conozco, la Facultad de Filosofia, no se jacta precisamente de tener elecciones transparentes y libres. 
Para tener en cuenta el Padrón Electoral Estudiantil para Centro de Estudiantes y Representante Estudiantil lo elaboran en la Secretaria General, y la Presidente encargado de que se realice es la Decana.
Esto, sin olvidar que, en la FAFI, los Coordinadores y Profesores son claves para “presionar a los alumnos/as” al momento de elegir.

“3- Por último, quería comentarle que el hecho de que la mayoría de los miembros de la LPU, tengan una religión confesional (por que no es imprescindible ser católico ni creyente) no nos hace zombies, ni fanáticos, ni ignorantes…,”

En particular, no me molesta que manifiesten un credo religioso. Pero si puedo criticar el uso de la religión que debería estar más cerca de los “pobres y oprimidos” que de los “poderosos y opresores”. Porque seguir hablando del “Dios de amor y justicia”, cuando en realidad actúan en contra de sus leyes divinas, es lo que se llama ser “zombies, ni fanáticos, ni (e) ignorantes…,”

Con todo lo expuesto, que no se animen a “pedir catequesis para todos” porque ahí sí El pescado se (va a pudrir) pudre primero por la cabeza…,”.




lunes, 25 de junio de 2018

CHIQUITUNGA

"Una beata a la medida de la Iglesia jerárquica"

(Dicen que es un escrito de Margarita Durán Estragó, por lo que solo pongo la foto como referencia. Pero si fuera cierto, no me parecen desacertadas las reflexiones. Nota del editor)

No sería yo si dejara de expresar mi sentir acerca de la beatificación de Chiquitunga Guggiari. Creo que su ejemplo de vida debería ir mucho más allá de lo que la Jerarquía Eclesiástica se empeñó y se empeña en presentarnos. Se sabe que Chiquitunga, fruto de su tiempo, fue una joven rebelde, continuadora del sentir político de su padre y familia, de origen Liberal; alguien que participaba en manifestaciones  y marchas sociales y políticas, una joven altruista y cristiana que supo sobrellevar en silencio la falta de caridad de las monjas del Carmelo que tanto la hicieron sufrir durante los años que vivió dentro. Estos rasgos de su vida no atraen a los que hoy están al frente de la Iglesia Católica del Paraguay. Nuestra jerarquía hoy está lejos de ser la Iglesia de Medellín, la Iglesia de los pobres y eso que estamos llenos de empobrecidos por falta de justicia social, por falta de ausencia de Estado y falta de presencia efectiva de la Iglesia jerárquica en los lugares donde están  y viven los predilectos de Jesús. Allí asisten unos pocos religiosos, religiosas y sacerdotes: son contados y algunos ya muy ancianos.
Por eso creo que Chiquitunga, joven de clase media, alegre, que supo dar un abrigo a una niña pobre y una religiosa de clausura, pesó mucho a la hora de contar con  la ayuda de los empresarios para solventar los gastos que demanda el proceso de beatificación. Chiquitunga con  estos atributos no compromete a los poderosos, a los latifundistas, narcotraficantes, políticos, legisladores, militares, policías, jueces, etc. quizás  muchos de ellos  creyeron haber “limpiado” sus conciencias aportando abultadas sumas  para el acto. Así es fácil ser católico y más aún "cristiano".
Hasta el presente resulta impensable que un mártir de las Ligas Agrarias Cristianas, un sin tierra asesinado por alcanzar un pedazo de tierra para cultivarla; un luchador social sea presentado en Roma como posible candidato a la santidad; alguna campesina dirigente social que vivió para su comunidad; una Pancha Garmendia, joven valerosa y cristiana que fue lanceada por orden del mariscal López, por haberse plantado ante su poder y gloria, antes de manchar su honra y su castidad; alguna indígena madre, despojada de sus tierras por colonos latifundistas…
Resultado de imagen para ligas agrarias cristianasEstos no son candidatos potables, son  santos sin corona, son los auténticos santos ante los ojos de Dios, de ese Dios que es padre, que es madre, que es Cristo hecho uno de nosotros para enseñarnos con su ejemplo el camino a la santidad, que no es otra cosa que la sencillez, el deber cumplido y la entrega solidaria a los demás. El resto es boato, es consumismo, es adormecimiento de conciencias, es vanidad… En el acto de beatificación de Chiquitunga no estuvo CRISTO porque no estuvieron, ni  tan solo representados, sus predilectos. Ellos no participaron en nada. Fue una celebración  pagada por los que hambrean a sus predilectos y ellos sí fueron nombrados y aplaudidos; aunque, el mayor y prolongado aplauso, con silbidos y gritos se llevó Cerro Porteño.

jueves, 21 de junio de 2018

CAMINO AL DECANATO

Por "Principiante 321" 
Un recordatorio a los Coordinadores de la Facultad de Filosofia desde la Dirección Académica, se convierte en el nuevo "garrote" para "advertir y castigar a los Docentes" y por sobre todo, "tener alineados a los docentes". (Por algo Docente, viene de Dócil)
Lo llamativo es que las Justificaciones a las ausencias o llegadas tardías, deben ser presentadas en la Secretaría General de la Facultad, con el fin de "aplicar las correspondientes sanciones".
Es increíble como una facultad, donde debería de prevalecer "la Libertad de pensamiento y ejercicio de la Docencia" se utilizan métodos mas bien primitivos y propios del modelo educativo "conductista-bancario-industrial" para coartar y subyugar el cuerpo y las mentes de los docentes y alumnos.
Debemos de recordar, que varios alumnos habían sido sumariados por las autoridades de la Facultad, por atreverse a "denunciar las irregularidades que se estaban cometiendo".
Fiel a sus costumbres, en ese sumario, se cometieron tantas irregularidades para perjudicar a los alumnos que fueron desde "declaración de falsos testigos", "alumnos denunciando a sus propios compañeros por supuestos delitos que no se cometieron", "Representantes Estudiantiles "pyraguereando" contra sus compañeros", incluso casos de prevaricato cometido por miembros del Tribunal Sumariante, entre otros".
Paradójicamente, una de las tantas "lideres estudiantiles", así como otros que tuvieron sus beneficios y que se "indignaron" por las denuncias que realizaron los alumnos sobre las "irregularidades" hoy disfrutan de una vida "primorosa" en el PTI de la Itaipu Binacional y según las malas lenguas, fue gracias a "alinearse como dirigente estudiantil contra sus propios compañeros de facultad".
Pero esto no es todo, porque en la facultad todo sigue igual que antes de las denuncias. Solo que le ponen un ropaje legal, para justificar las acciones que se toman. Sigue el "reparto de cátedras" entre familiares y amigos; todo bajo el titulo de "Concursos" que hace que muchas docentes, algunas ya respetables ancianas (Aunque a veces usan taco alto y uñas postizas)  no estén "atentas" a presentarse en los concursos o fijarse bien, por donde caminan y "trastabillan" por los pasillos.
Es que en la FAFI, el horno está muy caliente.
Algunos se sintieron aludidos, otros conformes y mas de uno apoyando el anterior articulo sobre el aniversario de la facultad, escrito por Salvatore Brienza.
Sin embargo, todos están seguros de que la próxima decana (Sigue siendo mujer la candidata numero 1) aunque ella misma tenga "varias denuncias encima", y que aprovechándose de la edad e ignorancia de la decana saliente, se erigió en Jefa Suprema.
Dicen las "muy malas y largas lenguas del entorno Decanil" que ella decide los "nombramientos, escalafonamientos, licitaciones y cuantas mafias pueda existir en la función pública", orquestando y mandando firmar" a la Saliente documentos que pueden terminar comprometiendola, luego de su retiro.
Mientras tanto, "El Primo" es el encargado de seleccionar a docentes "amigos/as" para ser seleccionados en el próximo concurso. Hay que juntar "Docentes dóciles".
El camino al decanato no es fácil, uno debe deshacerse del entorno de la vieja guardia. De esa enmohecida caterva de "compañeras de la Decana Saliente", cuyas jubilaciones a favor de algunas, y amenazas contra las ausencias injustificadas, son elementos indispensables para "favorecer a algún amigo o amiga" que pueda dar estabilidad al nuevo gobierno de la FAFI.
Hay que despejar el camino..., la FAFI es un lindo botín de guerra para los mediocres.

miércoles, 20 de junio de 2018

MORUMBI, EL TESTIGO


Por Virgilio Cantero

Morumbí es testigo silencioso de años de tragedias. Primero cayeron sus gigantes lapachos bajo el asedio de filosas hachas  de los "Mensu";  esos esclavos asalariados del codicioso capital extranjero y de las empresas forestales.
Junto al lapacho también cayó  el AVA y el “guayaki”a  quienes, como en épocas coloniales se les negó su condición humana condenándolos a la muerte y justificando el etnocidio. Este hecho,  significó la negación y constituyó una anestesia antropológica basada en la superioridad y al mismo tiempo, anestesia ideológica para perpetuar la opresión y la explotación del propio Mensú. Hombre a  quien por una hábil dialéctica recuperaba su disminuida condición humana frente al homúnculo aborigen, Así Morumbi fue testigo silencioso de muertes inocentes. Primero del lapacho, luego del indio y finalmente el  Mensu. Por Morumbi, por sus vertebras y venas  circula el telúrico torrente de un país prodigo en riquezas naturales.
Estas trágicas muertes vegetal, telúrica y  humana  se oculta bajo el discurso del progreso y el desarrollo. Hoy se ocultan detrás de la propiedad privada, la macroeconomía y del oro verde. Estas trágicas muertes, donde inocentes caen bajo la instigación asesina de oscuros personajes de un pasado nefasto. Hoy se presentan como “propietarios” del agronegocio y defensores acérrimos de la propiedad privada. Propiedad discutible desde todo punto de vista, pero producto del latrocinio y de las manipulaciones jurídicas de usucapiones que disfrazan el robo y el apoderamiento tramposo y rastrero.
Resultado de imagen para campesinos paraguayos
Así como al indio, hoy al campesino se le niega su identidad, a las anestesias antropológicas e ideológicas se han sumado otras nuevas, las económicas y las financieras que han relegado al campesino a la pobreza, al abandono y la criminalización por partes de sectores, algunos retardatarios,  quienes por progreso entienden la acumulación codiciosa  de capital y el monopolio de tierras y riquezas. Para un país pequeño bastan y sobran, las riquezas naturales, sin embargo cada vez son más los desheredados y los pobres.
Para SER campesino en el Paraguay hay que contentarse con una categoría de ciudadano de segunda. Considerado haragán y condenado a trabajar la tierra con machete, arado y asada con una tecnología que apenas sale de la edad de hierro sin posibilidades de progreso económico, material y muchos menos intelectual.
Para SER campesino hay que callar ante las injusticias, como la irregular distribución de la tierra. Hay que contentarse con un pedazo de tierra de 20 hectáreas o menos.  Para trabajar y asentarse en ella con una prole numerosa, lejos de todo, para ser campesino no hay que asumir posturas políticas sino contentarse con las ideologías de los señores y de los políticos quienes en actos de bondad y filantropía han asumido la dirección de la conciencia campesina. 
Para SER campesino en el Paraguay hay que agachar la cabeza frente al altivo citadino, tan desposeído y pobre como él, pero considerado superior por ser habitante de la urbe, aunque sometido también a otras opresiones.
Resultado de imagen para campesinos paraguayos
Para SER campesino en el Paraguay no hay que aspirar a mucho, hay que contentarse y enorgullecerse de la riquezas que produce el país con los sojeros, los estancieros  y los empresarios (que juntos no aportan  ni siquiera el 10% del Producto Interno Bruto del Paraguay aunque en sus manos se encuentren el 90% de las riquezas). Hay que defender sus intereses en  periodo electoral, votando a  los partidos políticos cuyos principios giran en torno al nacionalismo, al agrarismo  y la libertad; aunque eso no dificulte defender intereses de empresas y productores extranjeros sometiendo y encarcelando al campesino “subersivo” “si necesario fuere”.
Como en antaño, Morumbi fue testigo nuevamente de la muerte de inocentes. Muertes fratricidas engendradas en una lenta pero dolorosa historia de injusticia social que gira alrededor de la  distribución de tierras en Paraguay y que en Morumbi,  como  el mensú, el indio y el bosque, concluyó en la muerte de los desposeídos. Unos, defendiendo una ley y un sistema injusto que predica la propiedad privada aunque esta sea resultado del latrocinio y del oportunismo político, y otros, cegados tal vez por una falsa ideología a las que llegaron tras mas de un siglo de deambular errático sin que sus quejas y súplicas hayan sido oídas por los gobiernos de turno.
Morumbi es simplemente una geografía específica  donde el campesino en gran medida ha sido avasallado y robado sistemáticamente. 
Resultado de imagen para marina cue
Toda violencia engendra nueva violencia. Ella es la antipanacea a los problemas del campo en el Paraguay. Esta, en particular, nos deja el mensaje de que un sector del "campesinado", no autodenominado,  sino genuino y combativo, se sacude para liberarse del yugo opresor. No es la manera, pero es la opción. 
Ellos eligen frente a las violencias, sutiles y no tan sutiles, con que siempre fueron tratados. Violencia por la venta masiva de la tierras públicas. Por la apropiación ilegítima de políticos y militares de extensos territorios. Por el degüello de los lideres de la liga agraria  campesina durante la pascua dolorosa. 
La ciudadanía debe estar atenta a los signos de los tiempos. Debe empezar a leer entre líneas. 
No es el momento de etiquetarnos o rotularnos en exacerbaciones como izquierda o derecha, guerrilleros o institucionalista. Es hora de estar atentos, frente a los políticos, los  pescadores de río revuelto y las indignaciones verborrágicas de oficinas y buro.