Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

jueves, 14 de mayo de 2020

Cuando la politica ataca a la cultura


Por Salvatore Brienza El balance de la administración de Rubén Rojas sigue sin ser aprobado por la Junta Municipal. Hay muchas desprolijidades en el manejo del dinero público y la cantidad de funcionarios contratados por la administración Rojas excedió todos los límites de los recursos municipales.
Antes que generar ingresos y reducir gastos, el Licenciado Rojas, al inicio de su administración convirtió la municipalidad en el lugar donde "encontraron trabajo" la mayoría de sus dirigentes políticos y colaboradores partidarios. En la mayoría de los cargos de confianza fueron hurreros y dirigentes de seccionales y subseccionales que lo único que sabían hacer es "pasar papeles o arrear personas".
Al mismo tiempo, y por precaución, repartieron dinero a diferentes Medios de comunicación de la ciudad, gracias a "parentescos familiares y amigos", incluyendo a locutores y locutoras de "la Radio del Comisario" en la planilla de salarios, como Asesores de Prensa o colaboradores.
Dinero público para callar los hechos de corrupción.
Muchas cosas más se descubrieron gracias al trabajo de la ONG Reacción y que nunca tuvieron respuesta del ejecutivo municipal, como por ejemplo, la no rendición de cuentas de Fonacide y Royalties.
Sin embargo, vino el Coronavirus (COVID-19) y empezó la debacle.
Y los recortes.
Como siempre, la política atacó a la cultura.
Una de las primeras áreas que sufrió recortes fue la Dirección de Cultura, siendo la más afectada la Escuela Municipal de Danza que es una institución con categoría ministerial. Es decir, las bailarinas salen como profesionales y se les habilita en la docencia. Recordemos que casi el 99% de las Profesoras de Danza y bailarinas profesionales de la ciudad de Hernandarias se formaron en la Escuela Municipal.
Y como siempre, cuando la corrupción impera, los primeros recortes se dan en áreas que tienen que ver con la cultura, los deportes o las humanidades, en general.
Es un error, porque cultura es lo que no debemos dejar de promover en estos espacios confinados de aislamiento social.
Sin embargo, el dinero sigue fluyendo hacia los Medios de Comunicación de la ciudad para acallar el mal manejo de los recursos.
Pregunto: "Cuántos hurreros fueron quitados de la Municipalidad?, Cuántos operadores políticos?, Cuántos dirigentes colorados o liberales aliados de Rubén Rojas y concejales?"
Lo único que sé, es que "excelentes profesoras y profesores de la Escuela Municipal de Danza" están ahora sin trabajo, dejando sin posibilidad a las niñas y niños de la Escuela de poder seguir una carrera profesional. Y no hago solo un reclamo por Danza, tambien en musica, porque luego del escandalo del "profesor avivado que lucraba con sus alumnos", Rubén Rojas no hizo lo suficiente para comprometerse con la cultura.
Perder una institución de categoría ministerial que ha formado profesionales por casi 25 años es perder un baúl de tesoros inmensos.
Es hora de ver prioridades y decidir en consecuencia.
El Licenciado Rubén Rojas, que fue actor de teatro en la UNE, debe analizar y rever de manera urgente ésta decisión.
Lo digo como padre, como ciudadano y como un defensor de nuestra cultura.

domingo, 26 de abril de 2020

Lo urgente versus lo importante

Por Salvatore Brienza
En esta carrera por la sobrevivir, la humanidad está discutiendo que es urgente y que es importante.
Por un lado, la humanidad está luchando para evitar la muerte de personas vulnerables, como son los mayores de 60 años y los menores de 3 años, quienes -según los reportes de decesos- son los que más mueren en esta pandemia.
Por otro lado, los sectores empresariales que necesitan seguir ganando dinero, no importando quién es el que muere.
Bajo éstas ideas se debate el Paraguay de hoy.
Viendo a los "Hombres y Mujeres de blanco" prepararse para lo peor de esta pandemia y los demás funcionarios estatales algunos más y otros menos, haciendo de soporte. Aunque muchos de ellos sean "insoportables"
En el otro extremo está la sociedad. Que se debate entre el subsidio estatal de 550.000 guaraníes (83 USD) para una familia por mes, los kit de alimentos proveídos por el estado, a través de algunos municipios y gobernaciones, y la organización de ollas populares por organizaciones civiles, sociales, fraternales, religiosas, etc.
Nuestro país no es el mejor ejemplo de austeridad. Porque la austeridad es cuando algo tenemos en abundancia y nos contenemos en el deseo de utilizarlo. Pero aquí, hay necesidades importantes que también son urgentes.
Primero, un sistema educativo que debería ser evaluado, proponiendo lo que llamo "un salto pedagógico, metodológico y tecnológico", utilizando todas las herramientas a nuestro alcance. Esta pandemia nos mostró que podemos adherir tecnología a las escuelas. Pero debe haber  capacitación y formación de docentes, a niveles superiores y no, que me perdonen los maestros  que se sientan aludidos, a nivel de "escuela pyhare" (Con su consabido "peichante").
La educación debe ser "despartidizada", pero sí "politizada". Esto podemos debatirlo más adelante.
Segundo, una mejora notable en los sistemas de Salud, reforzando las Unidades de Salud Familiar en los barrios de las ciudades del interior, como mucho foco en el modelo preventivo y no reactivo. Con profesionales de salud comprometidos con la comunidad y no pensando solo en el salario de fin de mes.
En este país, dónde cualquier enfermo debe solventar sus gastos con "polladas" debería de contar con mejores oportunidades de tratamiento, teniendo como base que, una población sana, es más factible de ser educada.
Y aquí entra el tercer elemento, siempre discutido en todos los ámbitos, que es el acceso a una buena alimentación.
Recordemos que nuestra nación se ubica entre los 5 países productores de cereales y oleaginosas del mundo. Las grandes corporaciones hablan de que la producción de soja, maíz y trigo es para alimentar al mundo. Pero, y porque no alimentamos al Paraguay?
Un país con menos de 10 millones de habitantes, produce alimentos, seamos sinceros, para animales de las granjas avícolas y porcinas y el ganado vacuno de Estados Unidos, China y Europa. La ganadería paraguaya tiene el doble de cabezas de ganado que la población paraguaya y todos los animales son bien vacunados y alimentados. No sé si educados, pero si alimentados.
Si bien es cierto que dentro de la cadena de producción, muchos viven a cuerpo de rey, es bien sabido que los éxitos económicos no "bajan" a todos los niveles sociales y menos al estrato más pobre. Pero este también es un tema para debatir en otro momento.
Cómo decíamos al principio, estamos en un dilema entre "lo urgente versus lo importante".
Y esa realidad nos golpea.
Lo urgente ahoea es alimentar a la población, mientras esa misma población se aísla para evitar el contagio masivo por Covid-19 y saturar los centros hospitalarios del país y, por otro lado, "intentar" seguir la vida académica de millones de niños y jóvenes, sin descuidar a los docentes, que hacen esfuerzos extremos para dar las clases virtuales.
Si hemos "aplanado la curva de contagio", ahora debemos aplanar la curva de  privilegios de una clase política y empresarial, que ha desaparecido  de los medios de comunicación, porque no tienen respuestas, salvo honrosas excepciones, a estos "antiguos problemas sociales".
Debemos pensar en un Paraguay diferente luego de la pandemia.
No podemos seguir eligiendo a políticos que buscan "lucrar" en esta crisis global, y que golpea más duramente a los países pobres como el nuestro.
Esa es nuestra realidad, somos un país con el 80% de la población, que se debate entre la informalidad, las micro y pequeñas empresas y un sistema educativo y de salud precario.
Pero siempre producimos más, para que otros países tengan, lo que nosotros necesitamos con urgencia.

domingo, 19 de abril de 2020

Debate sobre el artículo anterior

En un análisis posterior al artículo "El futuro es ahora y estamos aplazados" unos entrañables amigos hicieron varias observaciones. Puntos de vista que no incluí en mi comentario, por considerar que iba a hacer más extenso el material. Pero como los puntos señalados son importantes, es necesario compartir con ustedes esos análisis.
Los contertulios son el Periodista y Docente Pedro Espinoza, el Filósofo y Docente Tito Agustín Benítez y el Estudiante de Filosofía Diego Lenguaza.

Pedro Espinoza: Muy interesante el artículo. Eso en cuanto a los docentes. Y la pregunta es; existen condiciones adecuadas?? Y hay herramientas para los alumnos?? En un país en donde 8 de cada 10 niños no tienen internet en casa?? Además que recurso le brinda el Estaso a los niños y jóvenes ?? Suponiendo que los docentes sean todos nerds. Para empezar, te cuento que no hay saldo (de línea telefónica) que aguante. Más aún para las miles de familias sin ingresos. O sea, para mí, no es tanto la falta de docentes capacitados para la educación. Sino los recursos materiales y de ambiente para los alumnos. En este país aún no le damos los alimentos necesarios a nuestros niños y mucho menos acceso a tecnología. Ese es el centro.
Salvatore: Yo entiendo tu posición Pedro. Pero los docentes pasaron el tiempo discutiendo con sus debates salariales y gremiales, sin pensar en el modelo educativo. La propia Facultad de Filosofía (UNE) es el ejemplo. Cuántos mediocres hay dando clases y los que alguna visión progresista tienen están fuera del sistema. Es más importante un Curso de Peluquería, Manicure p Corte y Confección a través de alguna Universidad Privada "amiga" que el verdadero debate sobre aspectos relativos a la formación académica y tecnológica de los estudiantes.
La carrera Ciencias de la Educación, por ejemplo, no aporta nada al sistema. Qué nuevo método, técnica o teoría pedagógica salió o fue criticado desde el seno de la academia? Nada.
El futuro en el cual pensábamos es ahora.
Hace 5 años, los estudiantes, hicieron un llamado al cambio, pero nada cambió. Hoy la realidad golpea más fuerte que la teoría.
La tecnología al servicio de los chicos, claro que es un punto a tener en cuenta. Pero, quienes estuvieron al frente del MEC. La única que tuvo más visión tecnológica a nivel académico fue Marta Lafuente, pero la rajaron por no recuerdo que motivos. El ministerio que más ministros se cambió en tiempos de democracia fue el de Educación. Porqué? Porque Educación es considerado un Ministerio de Propaganda.
Tito Agustin: Me permitiré divagar un par de minutos sobre el tema. Le tengo un profundo respeto a Espinoza, y creo que sus opiniones son muy válidas y siempre invitan a la reflexión. Son muy críticas, que nos hacen caer en la cuenta que tenemos una visión muy "blanda" de las cosas.
Por otro lado, disiento con Pedro en muchas de sus críticas, principalmente en este dilema de la educación y tecnología que estamos viviendo ahora.
Claro que tenemos muchas limitaciones. De hecho, es lógico que tengamos, porque en la práctica no nos hemos preparado. En realidad, al parecer no estamos preparados para nada. Es cierto también que hay gente que pasa hambre. Evidentemente, lo lógico será que se preocupen más por el plato de comida que por las aulas aburridas de los profesores como  yo.
Sin embargo Pedro, creo que existe una limitación de las ideas, aunque no creo que sea intencional, porque tus críticas terminan en el mismo fango.
Y explico el sentido para que no haya confusión. Creo que este es el momento de utilizar la tecnología dentro de las aulas como una herramienta de cambio. O al menos, que presione los cambios necesarios, no sólo en el ámbito educativo, sino en la política, en la economía y la cultura de este país.
Bien es sabido que Habermas ya criticaba el aspecto dominatorio de la tecnología. Sin embargo, creo que no tuvo en cuenta, que como cualquier revolución, no todas las veces se tiene el control, como sí sugieren ciertos autores de la Escuela de Frankfurt.
El acceso instantáneo a la información y la expresión, por diferentes medios,  formas la opinión de sus participantes y democratiza el conocimiento que antes estaba depositado en ciertos grupos o elementos de poder.
Esa conjugación de las redes sociales y los memes es un claro ejemplo de que cualquiera es un miembro activo y pasivo de la comunicación.
Un detalle, los estamentos de poder ya no lo pueden controlar, como sí era posible hacer en otros tiempos.
En este sentido, es posible inferir que la democratización de los medios, de la comunicación, la expresión libre de ideas, no solo lleva a la democratización del conocimiento, sino a la democratización del poder.
Lo que me lleva a coincidir con Salvatore, es que la tecnología debe estar al servicio de los chicos. Y si no hay forma, busquemos otras posibilidades. No forzar a que accedan es otra forma de limitarles, es decir, que todo continúe igual.
Como era de esperarse, el proceso será tortuoso y tendrá más errores que aciertos. Con cientos de limitaciones, pero  eso no significa que la limitación será una determinante.
Al contrario, será una condicionante de que la situación debe mejorar. Y el hecho de que accedan es una herramienta de poder per se revolucionaria y tendiente al cambio.
O ustedes piensan que la reformulación de la FAFI, donde las clases presenciales también implican una concentración del poder. Pero no solo eso, sino una exposición de sus habilidades y conocimientos en una esfera que no esta en sus manos controlar, hace pensar que tuvieron que ceder a cierta presión y que debieron ceder ese poder que antes se decidía entre cuatro paredes.
Es más que nada una reformulación del poder que implícitamente tuvieron que ceder, al ser expuestos a otros, ciudadanos o no de la UNE, sino del mundo cibernético.
 P.D.: El panoptismo de Bentham (Jeremy), reformulado por Foucault (Michel) y reformulado por Han  (Byung Chul), no necesariamente debe darnos una visión negativa del control. Error de muchos, a mi criterio. La transparencia, como dice Han, es la exposición del todo, hasta de lo que no queremos.
Diego Lenguaza: En el rango de prioridades del estudiante promedio hoy, está primero, tener un plato de comida y luego concentrarse en estudiar. Lo sé, porque como delegado de mi curso, soy el que recibe toda la carga de mis compañeros y sus dificultades. De hecho, varios compañeros que abandonaron o en el mejor de los casos congelaron sus carreras por la situación crítica que estamos atravesando. Y como les dije, el principal motivo fue que ya no les iba a alcanzar para comer y estudiar. Y en segundo lugar, las dificultades de la plataforma online.
En este aspecto,coincido con Pedro, ya que me consta esa realidad. Pero hagamos un escenario hipotético en dónde ese factor no estuviera en la ecuación.   
El estudiante universitario promedio, apenas sabe usar Power Point, menos aún te va a saber usar una plataforma como la que estamos usando ahora (moddle) pero,si no aprende ahora (dadas nuestras circunstancias actuales) ya no va a aprender más, y se va a quedar atrás con respecto a los que sí manejan herramientas tecnologícas por mérito propio o por qué la situación le obligó a aprender.
Y acá coincido con Tito, las herramientas tecnologícas en el ámbito académico son necesarias para que podamos dar el siguiente paso en la escala evolutiva.
Pero un factor que hay que tener en cuenta en este tema es que el Alumno puede ser todo lo autodidacta que quiera, pero de una u otra manera va a necesitar complementar ese conocimiento con ayuda del profesor.
Más de la mitad de los profesores no manejan o en algunos casos ni siquiera usan una computadora. Y así estará dificil ese pasó al siguiente nivel en la evolución académica.
Pedro Espinoza: Les invito a ser padres de una Escuela de Barrio, y docente a la vez de un Colegio público y de una Universidad pyhare.
El problema no es la utilización de tecnología. Es una cuestión básica:  ACCESO. Eso.
Y estamos hablando de barrios urbanos. Imagínense  en el campo.
Esta miserable realidad hay que romper primero. Ahi si oveveta la Educación virtual, que por supuesto siempre va necesitar de un guía facilitador capaz, el dicente. Ya  como segunda parte de la problemática principal en términos operacionales. No del problema de fondo de nuestro sistema de Educación, que ni siquiera estamos abordando.
Titus Agustin: Si. Me parece excelente, creo que en una parte dije que al principio tendremos muchas dificultades. La cuestión es enfocar, con el objetivo de que solucionemos los problemas. Nunca tuvimos un plan para estas cosas, que es natural que ahora muchísimas dificultades.
La cuestión es que veamos alternativas, porque así como muchos no pueden, otros pueden. Eso provocará un desnivel, obviamente.
La cuestión es continuar hasta que tengamos un avance más claro.
Me da la sensación de que simplemente se deje o considerar frustrada la idea porque no todos pueden, los profesores no pueden, etc. Evidentemente que no todos podrán adaptarse de un día para otro.
Mirá, Espinoza, quizás yo viva en una burbuja. Porque trabajo en un espacio donde el 100% tengo conexión a full y se puede pedir muchas cosas más de lo que uno imagina.
Pero esa exclusión, de que porque los otros no tengan acceso simplemente cerrar esa posibilidad no me parece justa.
Al contrario, creo que debemos buscar formas alternativas hasta que todos tengan el mismo nivel de acceso.
Igual para los profesores, que sean capacitados hasta que puedan producir conocimientos acorde a las exigencias.
Ahora mismo será un fracaso, como dice Salvatore muchos docentes no saben convertir PDF o buscar libros de internet.
 Pedro Espinoza: Pero igualar hacia arriba, claro. No excluir por falta de táctica realista de la gran mayoría. Pero no con una visión sesgada, sino amplia.
Titus Agustin:  Entiendo tu postura. Pero justamente por eso. Para que entendamos que existe una realidad hoy. Te doy un ejemplo, ahora y en este   contexto muchos docentes nos exponemos porque nos donde exigen lectura y adquirir nuevas habilidades.
La igualdad de oportunidades debe  conviertirse en un derecho. Y no en una exclusión.
A esa  democratización hay que llegar. Veamos estos espacios para aprender y crecer y no como un enemigo.
Si llegamos a eso, creo que será un espacio conquistado.

sábado, 18 de abril de 2020

El futuro es ahora y estamos aplazados

Por Salvatore Brienza
En estos últimos días la educación paraguaya pasó por el  análisis, no solo del Ministerio de Educación y Ciencias, sino preferentemente del sector Docente.
Desde que se activo la cuarentena en el país, sucedieron varias cosas, desde el punto de vista educativo.
Por un lado, la suspensión inmediata de las clases en escuelas,  colegios y Universidades, sean estos públicos o privados, y la alegría de muchos docentes por las "pequeñas vacaciones pre semana santa" que pensaban iba a acabar el 12 de abril.
Por otro lado, el método pedagógico a implementar en estas "mini vacaciones".
No había plan, estrategia o teoría educativa que pueda ser aplicada en circunstancias como la Pandemia del Covid-19.
Los docentes de primaria, empezaron recurriendo al WhatsApp para enviar las lecciones a los alumnos. Otros se ingeniaron con audios, luego aparecieron los vídeos y al final, ya se hacían clases virtuales a través de diversas plataformas como Zoom o Classroom. Todo esto en menos de 30 dias.
Pero el mayor problema vendría después.
El ministro, en un afán de dar el peor escenario, hablo en un medio capitalino de que "las clases presenciales ya no volverán" por lo que queda del año.
Y ahí, todos pegaron el grito al cielo. Muchos docentes de escuelas y colegios privados, que tienen menos ingresos asegurados que los del sector público, empezaron a sentir los recortes en sus "jornales". No podemos utilizar la expresión salario, porque es mas bien el pago por jornada laboral. Es casi como trabajar a destajo.
Bien. Las clases pasaron a ser mas exigentes en la preparación que en la ejecución de las mismas. Esto complicó a muchos de ellos, que ni siquiera saben elaborar un Power Point y mucho menos hacer una Webinar.
Aquellos que estaban acostumbrados a elaborar sus clases sobre papel sulfito, debían empezar a conocer donde queda el botón de encendido de una computadora.
A muchas y muchos, no les quedo claro nunca las lecciones sobre "tecnologías educativas" en el módulo "TICS en la educación" de las carreras de "Didáctica" que se enseñaban en los institutos de formación docente y que aplicar eso era para países ricos.
Bueno. Un virus nos puso a todos al mismo nivel. Ricos y pobres, recluidos en sus casas, deben buscar la manera de seguir con el proceso de formación de sus hijos. Pero en muchos casos, los docentes no están preparados para los cambios que se exigen.
La sociedad del conocimiento esta al alcance de las manos. En un smartphone, uno puede aprender lecciones que puede llevarnos una vida entera. Hay tutoriales, clases ya desarrolladas por pedagogos y maestros hace mucho tiempo.
Un amigo recordaba que en su época había una biblioteca virtual llamada ENCARTA..., yo también llegue a usarlo. Era un disco, donde se tenia mucha información, vídeos, fotos, canciones y se vendía con grandes enciclopedias, puerta a puerta.
Era el conocimiento al alcance de las manos, antes de que apareciera internet.
Pero muchos docentes, ni siquiera eso aprendieron a usar.
Hoy, se debate el modelo de educación que se debería de aplicar en este país.
Tanto el Ministerio de Salud, como el de Educación y Ciencias siempre fueron "las agencias de empleo" de los políticos, sean colorados, liberales o del color que sea.
Las universidades privadas, abrían carreras de medicina, enfermería, obstetricia y otros especialidades, en cualquier garaje de vecino, con la finalidad de recaudar y enriquecer a los dueños.
Las escuelas e institutos privados de formación docente, formaban en base a sistemas pedagógicos autoritarios, sin tener en cuenta nuevas tendencias.
Por eso, en estos días en que el país se debate entre la salud y la educación, nos damos cuenta que los políticos nos han robado el futuro. Si, ese futuro es ahora. No tenemos, salvo casos excepcionales, buenos docentes para adaptarse a los cambios que se vienen.
No tenemos profesionales metodologos que indiquen el camino a seguir.
Todos están esperando que "ocurra el milagro" de encontrar la vacuna contra el COVID-19, para volver a la "normalidad" de escribir en la pizarra la lección del día, que el alumno copie y no proteste y cobrar a fin de mes el salario.
Me pregunto, donde quedaron las "jornadas de capacitación docente" que cortaban la semana educativa?
Las jornadas sindicales, para que fueron útiles? Para mantener los privilegios políticos? Para organizar las próximas elecciones?
La Educación y la Salud son derechos inalienables del hombre y el ciudadano.
Y sin ellos, con buenos recursos y un gran compromiso ciudadano de control, estamos condenados a morir como nación. La riqueza de cualquier país es su gente.
No hay otra riqueza mayor, si no la cuidamos dándole un buen sistema de salud y una excelente formación académica. Sin estos dos pilares estamos condenados a vivir en la mas absoluta pobreza.

miércoles, 15 de abril de 2020

Aquí tengo unas monedas

Por Salvatore Brienza
8 billones de guaraníes es la fortuna de Óscar González Daher.
Otros 8 billones de guaraníes su hermano Ramón González Daher.
Ambos se dedicaban al rubro de los préstamos usurarios, es decir, fuera del sistema financiero y evadiendo impuestos, despojando de sus bienes a mucha gente, incluso inocente.
El actual senador Javier Zacarías Irún, su esposa Sandra McLeod  y el hermano de "Javiercito", el diputado Justo Zacarías Irún, tienen una fortuna que ronda, sino es más, los 20 millones de dólares.
Estos números, teniendo en cuenta bienes, inmuebles y empresas, fueron amasados en 15 años de administración de Ciudad del Este.
Han sido imputados, procesados y, sin embargo, viven libres disfrutando de sus riquezas malhabidas, mientras el resto de la población debe esperar unos miserables 550 mil guaraníes para sobrevivir a la pandemia.
Estos son dos ejemplos, para que vean la injusticia en este país. Y hay muchos gobernadores, intendentes, senadores, diputados, concejales y "empresarios de maletín" que se enriquecieron con el dinero público.
Todos tranquilos disfrutando del robo al estado paraguayo.
Si el Dr. Francia viviera, unos cuantos hubieran pasado a visitar "el naranjo" y se les hubiera despojado de todos sus bienes para dar de comer al pueblo.
Mientras tanto, el ministro de Hacienda Benigno López, sólo atina a decir que en dos meses "el gobierno no podrá sostener la economía".
Le podemos indicar al Ministro, dónde está la fortuna del Paraguay, dónde está el dinero del país y cómo debe "despojar" a los que "despojaron al pueblo" de un mejor sistema de salud y educación.
Así nomás funcionan los tiempos de guerra.

Vai, Vai..., suerte rãincha


Por Salvatore Brienza
Porque estamos dependiendo de otros países para enfrentar al Covid-19?
Porque todo compramos del exterior. Porque los sucesivos gobiernos no impulsaron la industrialización de nuestro país para abastecer a sectores tan importantes como la salud y la educación.
Muy por el contrario. Se pasaron regalando dinero público a los amigos y familiares para que hoy, cuando más necesitamos de la industria nacional, solo nos queda esperar que los países "amigos" nos envíen medicamentos, máscaras y respiradores.
Nuestros empresarios no pensaron en invertir en Paraguay.
Prefieren armar "empresas de maletín" para "negociar" con el estado y enriquecerse a costilla del pobre trabajador.
La UIP, FEPRINCO, RURAL y otros, no representan a todo el país. Si sumamos los empleados directos que tienen, no pasa del 10% de la población. Y ni siquiera el 50% de la Población Económicamente Activa.
El Paraguay vive de la economía informal. Por eso estamos necesitando dar dinero al vendedor de yuyo, chipa, mecánico, dentista, confitero, chofer, etc.
Y debo decirlo, porque es la realidad. Pero antes aclaro que no estoy de acuerdo con ese tipo de actividad económica ilegal.
El contrabando y el narcotrafico también se ven afectados. Sí, el contrabandista y el narcotraficante que financian, de alguna manera mantienen toda una cadena logística, depósitos, vehículos, changadores, etc. Y eso implican a personas y familias, principalmente, gente pobre que no está formada y encuentra en este tipo de negocios una "oportunidad" para salir de la pobreza. Aunque, no siempre ocurra.
Somos un país del "peichante" y el "Vai Vai, suerte rãincha".
Por eso hoy, no tenemos un avión carguero, ni siquiera militar, para ir a buscar nuestras compras en el extranjero.
No somos "atractivos "para proteger de la pandemia.
Sólo "atractivos" porque tenemos pocos impuestos, mucha informalidad y nulo control del estado.
Y bueee...., quedate en casa, que ahora es lo único que se puede hacer.