Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

martes, 24 de noviembre de 2020

Gripe vainte (Gripesinha)

 

Por Salvatore Brienza

Una mañana, en una despensa del barrio, una señora de más de 65 años, me dice: "Ijapu umi Ministeriogua, ndaipori la aipo Covid. Peteî gripe vainte" . (Son mentirosos los del Ministerio (de Salud Pública y Bienestar Social), no hay eso que llaman Covid. Es una gripe mas). "Gripesinha" lo califico el presidente del Brasil, Jair Bolsonaro. 
En las calles, muy poca gente utiliza tapabocas para ingresar a lugares reducidos y hay locales comerciales que ya no exigen, ni el lavado de manos obligatorio, ni el uso de tapabocas, ni mucho menos el distanciamiento social.
Los miembros de la Conferencia Episcopal Paraguaya, a través del Obispo Edmundo Valenzuela, han anunciado que no se harán los ritos de celebración del día de la Virgen de Caacupé, que corresponde al 8 de diciembre y que ella (la Virgen) va a entender. 
Sin embargo, la población "devota" empezó su procesión hacia la Basílica de Caacupé, desoyendo lo que sus pastores han indicado y los del Ministerio de Salud Pública han recomendado.
Se habilitaron las fronteras, los viajes larga distancia, los vuelos internacionales, y se esta pensando en habilitar la presencia de publico en los estadios.
Los informes del Ministro de Salud Publica forman parte de una "noticia más" en el día a día y nadie ya le presta atención.
El Director de Vigilancia Sanitaria, Guillermo Sequera ha anunciado que la segunda ola puede que este a la vuelta de la esquina si no se cumplen las medidas de distanciamiento social, uso de mascarillas, lavado de manos y las visitas restringidas a grupos mas reducido de personas.
En Foz de Iguazu, las camas de UTI han llegado al 90% de ocupación y en el Alto Paraná en una noche se dispararon a 300 casos. Sin embargo, la población esteña sigue yendo a la vecina ciudad a comprar todo lo que pueda, sin tomar las medidas sanitarias correspondientes.
A nivel mundial se disparan las alarmas por el rebrote del virus Sars Cov-2, mas conocido como Covid-19. Gran Bretaña, Francia y España, han decretado la cuarentena en distintas zonas y en algunos casos, han restringido los vuelos a dichos países.
El mundo espera que una de las vacunas contra el Covid-19 pueda salvar al mundo.
Toda la cultura negacionista habla de que la vacuna que será aplicada es solo una forma de "modificar el ADN humano, para que seamos una especie de mamíferos híbridos", "que es un plan de Bill Gates para vender la vacuna", "que es pura propaganda China para ubicarse como líder mundial del comercio" y otras tantas teorías que circulan por ahi.
Lo cierto y lo concreto es que, los informes del MSPyBS son solo estadísticas de hace 15 días atrás, cuando esto, era el principio del levantamiento de las restricciones.
Los verdaderos números, aparecerán en los próximos 15 días, cuando ya estemos promediando el mes de diciembre.
Este último mes del año, es el más cargado de sentimientos en la población católica paraguaya, porque no sólo vienen las festividades marianas, sino también la navidad y el año nuevo.
Y porque no decirlo, las empresas organizan sus cenas de fin de año, y todo será jolgorio y alegría.
Recordemos nada más. Hace 1 año, nadie tenia la más pálida idea de que los primeros casos de Sars Cov-2 aparecidos en Wuhan, China, se convertirían en la Pandemia Global que hoy estamos viviendo.
Esperemos que Enero del 2021, no nos encuentren "atontados por la borrachera de fin de año" pero teniendo que cargar más muertos a la lista del MSPyBS.
Cuidémonos, tenemos una vida por delante.

martes, 10 de noviembre de 2020

NADA QUE ENVIDIAR


Por Salvatore Brienza
Las Elecciones Presidenciales en los Estados Unidos, pese a quien le pese, es muy importante para el resto del mundo.
"La tierra de las libertades", "del sueño americano",  "de las oportunidades", viene derrumbándose hace un buen tiempo.
Cuando llegan los Republicanos al poder, las "hachas de guerra" salen y son ondeados con virulencia. Esto no quita la responsabilidad a los Demócratas, quienes también blanden "hachas de guerra" cuando es necesario, pero se diría que son un poco menos "violentos" en sus relaciones internacionales.
Pero aquí la cuestión, viene por el lado de las elecciones a Presidente.
Además de ser un sistema, según ellos democrático, pero para el resto del mundo complicado y que no refleja la voluntad popular, van varias elecciones donde se duda del resultado desde el inicio hasta el fin.

Solo para recordar, el Republicano George W. Bush ganó las elecciones del año 2000 frente a Demócrata Al Gore en medio de controversias en el conteo de votos. Bush obtuvo 50.456.002 votos, pero obtuvo 271 lugares en el Colegio Electoral, lo que permitió que se convirtiera, nuevamente, en presidente de los Estados Unidos para su primer mandato.
En dicha oportunidad, Al Gore obtuvo 50.999.897, pero tan solo 266 lugares en el Colegio Electoral. 


En el 2016, la elección del Empresario y Republicano Donald Trump, fue contundente en lo que respecta a los numeros en el Colegio Electoral, donde gano 304 lugares y las candidata Demócrata Hilary Clinton, tan solo 227 votos electorales.

Sin embargo, y como sucedió en el 2000, Hillary Clinton obtuvo 65.853.514 votos populares, frente a ls 62.984.828 que obtuvo el ganador Trump.

En definitiva, quien gana no necesariamente es el más popular, sino quien obtuvo 270 votos electorales en el Colegio Electoral.
La gran pregunta es, ¿Cómo puede considerarse una sociedad democrática, con un sistema donde el voto de los individuos no tiene valor por la sumatoria y sí el voto de unos 8 estados de la unión, que "normalmente" definen las elecciones?
Las elecciones realizadas el 3 de noviembre del 2020, tienen todos los condimentos de considerarse las mas disputadas de todas y las mas mediáticas porque los medios de comunicación han estado al corriente de cada uno de los incidentes que hubieron a partir del conteo de los votos.

Solo para recordar, el candidato Demócrata Joe Biden ha obtenido un total de 75.404.182 votos
populares y 284 votos electorales en el Colegio Electoral, frente a los 70.903.094 que obtuvo Donald Trump. Con esto, no solo Biden supera a Barack Obama en la cantidad de votos populares sino que inscribe en la historia al llegar acompañado de la Primera Mujer a la Vice Presidencia de los Estados Unidos, Kamala Harris.

Luego de superar los conteos en Pensilvania, y confirmar que los votos electorales quedaron para el Demócrata Joe Biden empezaron a desatarse las idas y venidas de comentarios, los análisis de expertos en los Medios de Comunicación y las redes sociales de todo el mundo. Pero, los reclamos del Presidente  Donald Trump, exigiendo el recuento de votos fueron el destaque.
Al igual que Paraguay, donde "tu voto vale doble", "votan los muertos", "hacen la calesita, en el cuarto oscuro", "marcan las papeletas, para anular las boletas" o "falsifican actas electorales" e incluso, hacer algún "trato apu´a" (Refiere a algún tipo de arreglo bajo la mesa) lo que sucede en Estados Unidos es para seguir alquilando balcones.

El país de la "eterna democracia" tiene un Presidente (Donald Trump) que no quiere reconocer los resultados electorales y exige que se "recuenten los votos".

Esto que ahora sucede en los Estados Unidos es parte del folclore electoral en los municipios, gobernaciones o presidenciales del Paraguay, e incluso en la elección de un presidente de alguna Comisión Vecinal.
Nadie sabe el resultado en nuestros países, hasta el último momento, porque "los caminos del recuento de votos" son "anchos y pecaminosos". Más aún con la maquinaria electoral de los partidos tradicionales y las prácticas culturales arraigadas del "acarreo de votos", "compra de cédula", "compra de punteros" o "alquiler de los vehículos del oponente".

Si en los Estados Unidos de Norteamérica, estuviera instalada una Embajada Norteamericana, como lo tenemos en nuestros países, el embajador ya se hubiera pronunciado solicitando "el respeto a la voluntad popular" y, lógicamente, todos hubieran aceptado a Joe Biden como el Presidente de los Estados Unidos.
Como sociedad, no tenemos nada que envidiar al sistema electoral de los Norteamericanos. Al contrario, su "sistema" es el menos democrático, ni siquiera refleja la voluntad popular.

miércoles, 28 de octubre de 2020

La postpandemia y la segunda ola


Por Salvatore Brienza

Hasta el momento, como sociedad afectada por la pandemia del Sars-Covid19, no sabemos cual es el futuro de la población.

Por un lado, las autoridades, han empezado a liberar los espacios para reuniones, acontecimientos sociales e incluso deportivos, así como la apertura parcial de las fronteras en las ciudades fronterizas.

Según, ciertos sectores económicos, la inactividad del comercio fronterizo, terminará socavando la economía de Ciudad del Este, Salto del Guaira y Pedro Juan Caballero que viven del turismo de compras.

Sin embargo, ni bien se abrió el Puente de la Amistad y los "comerciantes" ya ingresaban contrabando por el paso fronterizo, es decir, el "Turismo de Compras" que tanto anunciaban de este lado, era para ir a traer desde el otro lado, las mercaderías para surtir los kioskos, despensas y supermercados de los barrios esteños y paranaenses.

Debemos recordar que, no es que la pandemia, la cuarentena o el cierre del puente hayan hecho que el contrabando deje de existir por meses. 


Muy por el contrario, mercaderías y humanos, pasaban a diestra y siniestra por arriba, abajo, agua, tierra y aire con las autoridades fronterizas, léase Armada Nacional y Aduanas, mirando al suelo, el techo o su ombligo, mientras iban y venían en plena restricción de movimiento.

Pero ese contrabando, no era para los pequeños contrabandistas. Eran los grandes contrabandistas que siguieron haciendo uso y abuso de su poderío económico, sobornando a las autoridades de frontera.

Mientras sectores "antivirus" proclamaban la no existencia del tal "covid", la población en general seguía las recomendaciones ministeriales y del gobierno; otros grupos menos "empáticos" con la realidad nacional, cruzaban la línea fronteriza a su antojo. Así funciono el país, durante la pandemia y la cuarentena.

Hoy, la cantidad de muertos sigue en aumento, quizás no como venían anunciando los estudios de Oxford, pero sigue habiendo muertos, enfermos e internados por el Sars-Covid19 en todo el pais.

Antes, el anuncio del Ministro de Salud era cita obligada de la población ante las redes sociales o los canales de televisión, cuando se anunciaba la cantidad de análisis realizados, los resultados positivos, del extranjero, en albergues o sin nexo, que dejaba a la población aliviada de no tener que cargar con los muertos.


Sin embargo, muchos hemos vivido de cerca los rigores de esta pandemia al tener que saber que varios parientes, amigos o conocidos murieron en la estricta cuarentena y que, por restricciones, no podíamos ir a despedirlos dignamente.

Esto afecta al alma. Lo sabemos, porque lo sentimos en carne propia.

Pero la post pandemia, no será como todos piensan. No habrá la "antigua normalidad".

Los casos de Covid19 siguen. En menor medida, pero siguen. Y los grupos de riesgo son los adultos mayores, los que tienen algún tipo de enfermedad de base y aquellos que tienen algún tipo de deficiencia en su sistema inmunológico.

En Europa, países como España, Italia o Alemania, empezaron a restringir el movimiento de las personas en ciudades que han sentido un rebrote de la enfermedad y estan tomando las medidas necesarias para minimizar el impacto.

La critica que se ha hecho a las autoridades de Paraguay de no haberse preparado para la Primera Ola, hoy debe ser el punto de inflexión para decirles que deberían de prepararse para la Segunda Ola.

La "nueva normalidad" esta en andamiento. Las recomendaciones de distanciamiento social, lavado de manos y uso de mascarillas  es obligatorio para la población en general. Pero todos vemos que la realidad no es así. 

Nadie hace caso a las "recomendaciones ministeriales" y la segunda ola esta a la vuelta de la esquina. 

Y es responsabilidad de todos estar preparados.

miércoles, 26 de agosto de 2020

Las redes sociales y su impacto


Por Salvatore Brienza
Dos hechos sucedieron en estos días en redes sociales que tienen el mismo impacto, pero con diferentes repercusiones.
Por un lado, el vídeo del cumpleaños de una conocida modelo, donde se le ve al Ex-Vice Ministro de Salud participando y compartiendo sin las medidas de protección adecuadas  y recomendadas por el propio Ministerio de Salud Publica y Bienestar Social para todos los demás habitantes de la república, y  culminó con la renuncia del mismo Vice Ministro al cargo que ocupaba.
Por otro lado, un vídeo de unas niñas haciendo una presentación sobre el folclore y los mitos guaraníes, terminó con memes de una de las participantes que no solo representaban a uno de los seres mitológicos, sino que la propia captura de imagen termino viralizándose en las redes sociales.
Es bien sabido que el impacto de Facebook, Whatsapp,  Twitter, Messenger o Instagram es muy fuerte en estos tiempos de pandemia.
Pero mi reflexión va por el lado de la responsabilidad que deben asumir quienes divulgan imágenes, audio o vídeos, que deberían de permanecer en el ámbito privado, sin el consentimiento de los participantes.
Mi intención no es defender, ni atacar a nadie. 
Pero estos dos hechos me hacen reflexionar sobre la responsabilidad que tienen los que comparten imágenes de niños o adultos que, aunque parezcan graciosos, en muchos casos atentan contra la privacidad de los que aparecen en los materiales.
Ya circularon vídeos, mucho antes que existiera Facebook o Whatsapp de conocidas modelos con sus parejas o amigos ocasionales, siendo uno de los mas famosos casos en el que la "victima" (podemos llamarla así)  tuvo que ir a vivir a otro país para rehacer su vida.
Compartir vídeos, fotos o audios es normal en la sociedad pero, en muchos casos, hacen daño a las personas involucradas. 
Sin embargo, la filmación o grabación a funcionarios públicos o autoridades nacionales, deben estar supeditadas al ejercicio del periodismo, siempre y cuando, dichos materiales revelen que esas personas están cometiendo delitos de acción penal publica. Es decir, hechos de corrupción, trafico de influencia e incluso, extorsión o soborno de y a funcionarios públicos o, como en el caso del Ex Senador Oscar Gonzalez Daher, donde grabaron las conversaciones a través de un teléfono preparado a tal efecto.
Y aquí va el otro punto de mi reflexión. 
Quién le da derecho a alguien a filmar, fotografiar o grabar, y luego difundir el material a otros grupos o subirlos en redes sociales con fines recreativos?.
Es bien sabido que algunos países regulan, a través de códigos de ética periodística, la divulgación de materiales con fines periodísticos o recreativos, estableciendo castigos y penas a quienes infringen estas normas.
Por ultimo, no debemos olvidar que las redes sociales son herramientas interesantes para la interacción social, la reflexión comunitaria o la libertad de expresión.
Sostengo, que las redes sociales nos permiten expresar todas nuestras frustraciones, nuestros deseos o pensamientos, cuando antes era necesario o publicar en un periódico o llamar a las radios para expresarnos y en algunos casos, escribir cartas para hacer llegar nuestras inquietudes. 
Me adhiero a la idea de Voltaire, que expresaba "no estoy de acuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas", y agrego, "siempre y cuando no exponga a nadie al escarnio y la burla".
Ya lo dijo el filólogo y escritor Umberto Eco: "las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a nadie. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los idiotas".