Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

PROGRAMAS DE RADIO

lunes, 21 de agosto de 2017

El ORO DEL PARAGUAY

Por Salvatore Brienza
Un gran mito, leyenda o fantasía histórica son las carretas repletas de oro, que correspondían al Tesoro Nacional y que se creen fueron enterradas en algún lugar del territorio nacional.
Todos los buscadores de oro han intentado, infructuosamente, encontrar dichas carretas.
Sin embargo, en la ciudad de Paso Yobai, en el departamento del Guairá según un informe de la Minera LAMPA S.A. (Latin American Paraguay S. A.), mencionado por mineros de la región, dice que en la zona guaireña “podría alojar un depósito mineral potencial que oscila entre 3,5 a los 7 millones de toneladas a 120 metros de profundidad”[1].
Ubicación de algunas de las minas.
Esto solo puede indicar una cosa. La riqueza y administración de los recursos naturales y minerales en el país no han sido evaluadas de manera conveniente para promover su utilización racional y en beneficio del país. Y por el otro, hay personas involucradas en el “negocio del oro” y ocultando información para destruir el patrimonio nacional, dejando un medio ambiente contaminado con el mercurio que es utilizado para la extracción del mineral aurífero.
La empresa LAMPA S.A., ha “identificado seis zonas de oro grandes, altamente potenciales en las reivindicaciones de exploración adyacentes de la empresa, que es parte del proyecto de oro Paso Yobai de la Compañía (15.020 hectárea)”[2] y conseguido unas mejoras sustanciales en su posicionamiento dentro de la bolsa de valores y tan solo en el primer año de inicio de actividades ha recaudado cerca de los 74 millones de dólares, en compra y venta de acciones.
Esto no solo demuestra el potencial de las riquezas mineras que tenemos en el Paraguay. 
Este ORO es parte de la riqueza que los politicos se atribuyen como propiedad, porque manejan las instituciones que deben de autorizar la explotación.
Este es el verdadero motivo de que en los últimos tiempos, se haya desarrollado peleas políticas como es el caso del “GOLPE A LA GOBERNACION DEL GUAIRA”, con la supuesta renuncia del Gobernador Rodolfo Friedman, la falsificación de firma, destitución, amparos y desamparos y todo tipo de artimañas en el que están involucrados desde el Presidente Horacio Cartes, pasando por Juan Carlos López Moreira, Secretario General y Jefe del Gabinete Civil de la Presidencia de la República, el Ex Gobernador y actual Senador Nacional Gustavo “Pipo” Alfonso y el Ex Diputado, Ex Embajador y actual Asesor de Itaipu, Cándido Aguilera, hasta llegar a los innumerables personajes guaireños de la Junta Departamental.
Esto no es como se quiere hacer creer, que sólo tiene que ver con una firma, falsa o no, de renuncia a la gobernación. La crisis guaireña tiene que ver con la ambición, el control y manejo de todos los recursos minerales del departamento. Estos personajes que hoy, van buscando reacomodarse en alguna lista en el Senado, la Gobernación e incluso para la Presidencia de la República, tienen la vista fija en lo que surgen de las heridas que están causando las minas de Paso Yobai. La ciudadanía guaireña no puede permanecer impasible mirando como los ricos pretenden ser más ricos y los pobres olvidados a su suerte.

A continuación les dejo los enlaces de algunos de los vídeos que muestran que hay mucho más en juego que la GOBERNACIÓN DEL GUAIRA.


domingo, 20 de agosto de 2017

EL SINDROME DEL JUGUETE NUEVO

Por Salvatore Brienza

A los seres humanos nos encanta crear mitos. Siempre lo hacemos, cuando recibimos algún tipo de beneficio o regalo. Empezamos concentrándonos al 100% sobre el mismo dejando de lado todo lo demás. Debemos sólo mirar a los niños cuando reciben un juguete de regalo. Se emocionan al verlo y dejan de lado todos los demás juguetes anteriores. Esta sensación de éxtasis temporal es eso…, momentáneo. Pasado los días, se empieza a jugar de nuevo con los juguetes antiguos, intercalando con el nuevo. Y con el tiempo, el nuevo juguete esta relegado a ser uno más del montón que ya tiene, volviendo a los demás juguetes viejos.
Me resultó muy gracioso como cerristas y olimpistas se trenzaban en arduas críticas, bromas y argelerías, con comentarios agresivos y por sobre todo violentos contra el oponente tradicional. Todo esto sólo por el acto de inauguración del nuevo Estadio del Club Cerro Porteño. Además de los comentarios de fanáticos tanto de Olimpia  como de los propios cerristas, me hizo pensar en el “Síndrome del Juguete Nuevo”.
El estadio “General Pablo Rojas”, con las nuevas infraestructuras propias de coliseos de Estados Unidos o Europa, exigen aficionados acordes a su inversión.
Recordemos que los clubes que mayor violencia generan en los acontecimientos deportivos, son los de Olimpia, Cerro Porteño, Luque y Guaraní [1], a raíz de las entradas gratis que reciben las barras bravas, comandadas desde las dirigencias de los clubes. Esta violencia, que en su mayor caso ocurre, cuando se llama a Asamblea para elegir nuevas autoridades es lo que empaña la fiesta del futbol.
La unidad de prevención de delitos del Ministerio Publico, la Policía y el Ministerio del Interior[2], siempre se han mostrado preocupados por la violencia que se generan, dentro y fuera de las canchas y, aunque muchos clubes se “comprometen” a no facilitar el ingreso a los violentos, los mismos encuentran la manera de hacerlo, porque son acicateados por dirigentes opositores a los presidentes de turno.
En los últimos 10 años, 18 personas, o más, han fallecido[3] en circunstancias relacionadas con el fútbol. Ómnibus apedreados, instalaciones deportivas destruidas, transeúntes baleados, comercios destruidos por las barras bravas e innumerables casos que terminan en amenazas por wathsapp, Facebook u otras redes, donde los fanáticos continúan con la violencia y nadie es capaz de pararlos.
No soy una persona que me guste el futbol como deporte, en definitiva, aunque sea hincha del Olimpia, me gusta que los clubes paraguayos lleguen a sitiales importantes en los campeonatos internacionales.
Entre tantas bromas, estuve tentado a recordar a algunos amigos cerristas las copas que el Olimpia ha conseguido en su historia. Pero en un país donde la historia no tiene importancia, porque siempre terminamos eligiendo a los mismos políticos que nos “mintieron, estafaron y robaron”, tal argumento era muy absurdo.
Sin embargo, tan importante obra debe exigir un cambio en las costumbres de los fanáticos del fútbol a la hora de alentar a sus equipos. Las agresiones, violencia y por sobre todo, las amenazas, no ayudan a nadie. Que no pase el “Síndrome del Juguete Nuevo”, luego de la euforia inicial, donde tengamos que lamentar de nuevo destrucciones y violencia.
Para los amigos cerristas, felicitaciones por la magnífica obra y ojalá ésta se traduzca en una Copa Internacional, cuyo objetivo siempre estuvo al alcance de sus manos y del cual, también estaré feliz.

FOTO: ABC Color

miércoles, 16 de agosto de 2017

LA CULTURA COMO VALOR AGREGADO

Por Salvatore Brienza
Días atrás se llevaba adelante un acontecimiento cultural muy importante en la ciudad denominada  IX Concurso Internacional Hernandarias Baila, organizado por la APRODHER (Asociación de profesores de Danza de Hernandarias).
Un espectáculo artístico donde no sólo demostraron sus habilidades niños y niñas de todas las edades, sino que varias profesoras y profesores de danza, se lucieron bailando y presentando coreografías innovadoras.
La organización del evento, cuyo esfuerzo no se puede reclamar, fue impecable teniendo en cuenta que no existe la infraestructura adecuada para este tipo de actividades. La mayoría de las grandes empresas de la ciudad no se sienten motivadas para apoyar los eventos culturales que impliquen una difusión de la cultura paraguaya. Recordemos que al venir los grupos brasileños o cualquier personaje artístico extranjero, se destinan millones de guaraníes no solo del erario público, tan solo para difundir la cultura de otros países, dejando de lado a los artistas regionales.
Pero este artículo, es para tratar otro tema, relacionado con la infraestructura cultural de la ciudad.
El mal llamado “Teatro Municipal” es un “salón de fiestas mbareteporá”. Que sirve para alquilar y generar ingresos al municipio por fiestas particulares, donde ese mismo ingreso se termina gastando en reparaciones ocasionadas por quienes alquilan el local.
Creo que el Intendente Rubén Rojas, que también ha sido actor de teatro del elenco de la UNE (Universidad Nacional del Este), debería de reformar ese salón convirtiéndolo en un teatro, hecho y derecho, para actividades culturales y promuevan el arte y la cultura nacional. Recordemos que las grandes empresas del agro, podrian  realizar simposios, seminarios y conferencias internacionales en nuestra ciudad, si tienen la infreastructura adecuada.
En esta ciudad, por lo que se vio en el concurso, no sólo hay talento humano de sobra, sino también mucha voluntad de los profesores de danza y padres de familia que apoyando a sus hijos han llenado el “salón municipal”.
Sin embargo, no había confort, comodidad y mucho menos la presencia de las autoridades municipales. Aunque estuvo el intendente, debemos reconocer, para ver bailar a su nieta y luego retirarse.
Este salón debe reformarse y hacer de él un gran teatro, donde puedan bailar y presentarse como anfitrionas no sólo la Escuela Municipal de Danza, sino también todas las escuelas de arte que se encuentren en la ciudad. Aqui no hay Elenco de Teatro Municipal, por ejemplo.
Se ha gastado millones de guaraníes en un complejo polideportivo, que ahora que tiene buenas graderías, luces, techo y piso de parquet  - que ya tiene defectos de construcción- , y que nadie utiliza porque “se puede descomponer”, es una gran estructura que no le sirve a nadie.
Ese espacio, hubiese quedado mejor como estacionamiento para la Municipalidad de Hernandarias,que si se necesita, y convertir el salón en un centro cultural que vaya más allá de la administración del Lic. Rubén Rojas.
El intendente, como toda autoridad de turno, desea dejar su nombre en el bronce de los monumentos y edificios de la ciudad. Que mejor oportunidad que haciendo un GRAN TEATRO MUNICIPAL que sirva a la comunidad.
En mi carácter de padre de familia, con hijos hernandarienses, y “arribeño” como muchos, creo que deberían de promover la cultura nacional dotando de  infraestructuras adecuadas para defender nuestras fronteras del avance cultural y la “extranjerización” de nuestro territorio. Es necesario y urgente, tener un GRAN TEATRO MUNICIPAL.
En negro la estructura actual del Salón, en Rojo la propuesta de modificación. (PD.: No es a escala)

lunes, 14 de agosto de 2017

EL DENTISTA DEL DIABLO

Horacio Melgarejo era un empresario exitoso, había comenzado casi de la nada y de a poco fue construyendo un gran imperio. 

Tuvo la suerte que un tío lo llevara por 3 meses de vacaciones a Buenos Aires y así conocer a sus primos. 

Durante ese verano, aprendió mucho y también trabajó bastante ayudando en la pizzería que Don Cosme tenía en el barrio porteño de Flores. 

Sin propuestas, ni contenidos

Por Titus Benitez
Patética fue la respuesta del candidato a presidente de la república por el  movimiento Honor Colorado, Santiago Peña ante la acusación  del senador colorado disidente Arnoldo Wiens  de plagiar las propuestas políticas de un político de Estados Unidos.
El senador disidente, a través de una  de sus cuentas de red social, denunciaba que al revisar cuáles son las propuestas del candidato oficialista colorado se encontró que estaban en inglés y que al hurgar un poco más, grande fue la sorpresa que era nada más y nada menos que se trataba de un “copy-page” de un candidato de Estados Unidos.
La respuesta no se hizo esperar.  Santiago Peña respondió con otro video, donde sólo atinó a agradecer por promocionar la página e interesarse en las propuestas. En cambio, en ningún momento reconoció el plagio, ni  las acusaciones sobre el mismo. Lo que demuestra un total desinterés por la transparencia.
La ridiculez no tiene límites. Lo más absurdo fue la “aparición repentina” del candidato  a gobernador Hugo Javier con la frase “Con Santiiiii, al ataqueeee”, asi como en las películas del viejo oeste, donde la caballería viene al rescate de los buenos ante el ataque de los indios.
¿Esta es la forma nueva de hacer política?, ¿Qué modelo ofrecen con este tipo de propuesta electoral?, ¿Y la respuesta ante las acusaciones?
Y si  ganan las elecciones? Este será el formato de respuesta que darán a los reclamos de la ciudadanía?
Sabemos que estamos en las internas partidarias de la ANR. Los candidatos hasta ahora no han presentado ninguna propuesta seria y convincente. No lo necesitan, porque ahora solo deben juntar votos para las internas. Que pasará cuando asuman el poder?  Cómo se llevará adelante el país?.

Y así como estamos, a Ña Deló le resta mucho trabajo por delante. No será fácil “coloradizarle” al candidato, menos aún  cuando no hay contenido ni propuesta. 

miércoles, 2 de agosto de 2017

MIRANDO AL PODER

Por Salvatore Brienza

“Víctor Hugo dijo que el crimen es un golpe de Estado dado desde abajo. También para Nietzche el delito menor es una revuelta contra el poder establecido “ (Foucault, 2012)

La persecución política a través del discurso y las acciones que convierten en crimen un reclamo social o un acto político, me permitió recordar un extracto de la entrevista realizada por Robert Lefort, en 1977  en el capítulo denominado “Michel Foucault; la seguridad y el Estado” del  libro “EL PODER, UNA BESTIA MAGNIFICA” (Foucault, 2012). Este texto recopila entrevistas, escritos y cursos que dio Foucault en diferentes situaciones y que “revisa la función de la policía, las interpretaciones del terrorismo y de la violencia política, la medicalización de la sociedad y la situación de las instituciones penitenciarias” (Foucault, 2012). También nos habla de cómo se fueron ejerciendo el poder y se construyeron ciertas normas que hoy, parecieran naturales; pero que sirvieron, y sirven aún, para estigmatizar al enemigo y conseguir etiquetarlos como delincuentes o criminales.
En la entrevista le preguntaron: “¿Las víctimas de la represión son un potencial revolucionario?”. A esto Michel Foucault responde que “El problema es importante y muy interesante: es la cuestión de la significación del valor político de la trasgresión, la criminalidad. Hasta fines del siglo XVIII pudo haber una incertidumbre, un pasaje permanente del crimen al enfrentamiento político. Robar, incendiar, asesinar, era una manera de atacar el poder establecido.”
Luego añade que, a partir del siglo XIX, el nuevo sistema penal  tenía por objetivo real de “crear una esfera criminalizada específica, una capa que debía aislarse del resto de la población. Debido a ello, esa capa perdió gran parte de su función política crítica. Y esa capa, esa minoría aislada, fue utilizada por el poder para inspirar miedo al resto de la población, controlar los movimientos revolucionarios y sabotearlos”.
Es muy clara la respuesta de Foucault a decirnos que el poder, a través de un Código Penal, busca etiquetar, y por sobre todo categorizar estigmatizando a los sectores críticos y progresistas como criminales.
Recordemos la persecución que vienen sufriendo los campesinos que reclaman tierras, pasando por Paraguayo Cubas, Celso Miranda “Kelembu”, Jorge Britez, Katya González, Pedro Espinoza y muchos otros, incluso con “montaje de parte de los servicios de seguridad”, que utilizan todo su poder para incluir a estas personas en la categoría de Criminales, y de esa manera inutilizar su carrera política.
Esta demás recordar  que los miembros del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), con solicitud de asilo político en Uruguay, siguen siendo perseguidos aun en el extranjero con una finalidad específica, dejar bien claro que son criminales. Es asi que la población, temerosa de sufrir las consecuencias y la persecución del poder, termina cayendo en el miedo que inspiran las instituciones represivas del gobierno.
En otro punto, Lefort construye una justificación desde el poder bajo distintos aspectos, diciendo que: “Así como en la Edad Media las brujas justificaron la Inquisición, los criminales justifican la policía, y los locos, los asilos”. Sobre esto Foucault reflexiona diciendo que: “Es preciso que haya delincuentes y criminales para que la población acepte la policía, por ejemplo. El miedo al crimen que el cine, la televisión y la prensa atizan permanentemente es la condición para que se acepte el sistema de vigilancia policial”.
Esto cierra ese concepto, bien stronista de que “la calle es de la policía” y no de los ciudadanos. Aunque estos últimos, pueden, ante los abuso del poder, manifestarse en contra.
El poder, de alguna manera, busca construir esa peligrosa paridad que conviven en una sociedad, donde hay crítica. Para un criminal, la prisión. Para un loco, el manicomio. Para un ignorante, la escuela. Para un enfermo, el hospital. Todas instituciones que ayudan a controlar a la población.

Podemos hablar de otras características más frecuentes incluso en el discurso de la sociedad, que el poder a través de sus discursos estigmatizadores busca criminalizar. Solo voy a citar algunos de ellos. Por ejemplo, ser  barbudo es ser comunista, y ser comunista es ser terrorista, y lógicamente, ser terrorista es ser delincuente. En otros casos, ser campesino es ser haragán, y ser haragán es ser delincuente. En las universidades, ser estudiante crítico es ser revolucionario, y ser revolucionario es ser delincuente. Como vemos, todos culminan en un solo concepto que busca “criminalizar” a los sectores más críticos y revolucionarios. Muchos ciudadanos, ignorando que han sido manipulados por las instituciones de poder, justifican el actuar de los organismos represivos, con frases como: “Les falta garrote”, “La policía debe reprimirlos”, “presos deben de ir”.
En conclusión, cuando el poder establecido utiliza estos conceptos en sus discursos estamos hablando de los inicios de la dictadura. La instalación de la figura del criminal o delincuente para justificar su acción represiva. Acción que queda en manos de la policía.