Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

jueves, 20 de junio de 2019

El amor está prohibido en nuestra sociedad


Por Salvatore Brienza
La viralización de un video, donde dos estudiantes (mujeres) de secundaria de un Colegio de Hernandarias se declaraban amor y se besaban en la boca, causó revuelo en distintos espacios de opinión. En su mayoría,  estos espacios,  como Facebook y WhatsApp se llenaron de odio y fanatismo, sin medir las consecuencias de sus opiniones.
Algunos proponían la expulsión de las alumnas por tan “indecoroso espectáculo”. Otros, que se intervenga el colegio, porque está lleno de homosexuales (Varones y mujeres) y una cultura de izquierda. Y los más fanáticos, que el problema de la homosexualidad es porque “no creen  en Dios”
Y antes que proponer un castigo, deberían de iniciar un proceso de diálogo. No para modificar la conducta de los estudiantes, sino para hablar sobre la utilización de los espacios propios para demostrarse afecto.
En definitiva, expresar amor entre seres humanos siempre está y estará relegado a la clandestinidad.
“Amaos los unos a los otros” decía el Cristo Jesús y reivindicaba “el perdón” como la mayor virtud que el ser humano debe de aspirar para sí mismo y para los demás.
Sin embargo, ese amor, para la sociedad debe ser “heterosexual, blanco y cristiano”.
Los negros no aman porque son sucios.
Los indios no aman porque son haraganes.

Los musulmanes no aman porque son terroristas.
Los chinos no aman porque comen perros.
Para el común de la gente, las mujeres sólo pueden amar a hombres y los hombres sólo a mujeres.
No está permitido amar a personas del mismo sexo, porque eso es “contranatura”.
Pero fuera de estos y otros muchos argumentos, lógicos, filosóficos o no, que corren por ahí, me pregunto.
¿Quién dijo que no se puede amar a otra persona del mismo sexo?
Jesús amaba a sus discípulos y entre ellos había uno que era conocido como “el discípulo amado”.
En otra situación, otro de los discípulos sintió “celos” porque era Judas quien llevaba la Tesorería del grupo.
O cuando la prostituta, que no es María Magdalena, iba a ser apedreada y fue defendida por Jesús al decir “Quien esté libre de pecado que lance la primera piedra”.
Por si acaso, ¿no es el mayor  signo de amor dar la vida por otro ser humano?
Los que hoy condenan a dos niñas por besarse y demostrarse afecto en público, deberían reflexionar si realmente son justos a juzgar al amor sincero.
Nuestro país está cambiando…, porque no vivimos aislados del mundo. Vivimos en una aldea global.
En este momento, mientras estás leyendo estas líneas, mucha gente está teniendo sexo y disfrutando de su amor, el uno con el otro o la una con la otra. Y muchas personas, varones y mujeres, están teniendo relaciones sexuales, no siendo casados uno con el otro o siendo casados pero disfrutando con sus amantes. O simplemente, están abrazados, mirando a la luna o las estrellas.
Nuestra sociedad está enferma de “prejuicios, tabúes y mucha ignorancia”. Debemos superar eso. Debemos ser más incluyente.Nadie dejaría que su hija o hijo sea infeliz.  Esa es una gran verdad. Pero, y si ese niño o niña, gusta y ama a una persona de su mismo sexo.  ¿Qué harías como padre, madre o tutor/a?
Es una necesidad acuciante que las instituciones educativas empiecen a hablar con la juventud, organizando charlas, conferencias, seminarios que permitan a los jóvenes explorar las ideas y resolver los conflictos con la propia sociedad en la cual está inserta como persona. Y estas charlas, no deben ser dadas por “sacerdotes, monjas o pastores”. Deben ser encaminadas por personas que entiendan sobre comportamiento humano. Que sepan dialogar, más que imponer una forma de pensar. Un concepto “normal” de las cosas.
Recordemos que el concepto de “normal” está basado en la premisa de “por todos acordado y por el cual se rigen”, y esto es un error. Porque si no te “amoldas” a los parámetros sociales de la “normalidad”, que tienen, en muchos casos, sesgos religiosos, políticos e ideológicos, “te invisibilizan” y “el amor” pasa a la clandestinidad.
Grandes hombres y mujeres del país, y la humanidad, desde tiempos antiguos, fueron y son homosexuales. En algunos casos, están casados con mujeres y tienen hijos, sólo para “cumplir” con los parámetros sociales.
Es hora de aprender a creer en el amor, como sentimiento puro. Y si lo hacemos, les recuerdo que aprender a convivir con la diversidad no significa que estás obligado u obligada a tener sexo homosexual.
El hecho de respetar la opción sexual del otro, no se convertirá en una orgia social.
Es hora de pensar y aceptar la diversidad.
Reflexionemos.

viernes, 17 de mayo de 2019

Con “cupos” políticos rebasaron municipalidad de CDE


Por Elva Espinoza

Actualmente la comuna de Ciudad del Este alberga a miles de funcionarios, que fueron colocados en el lugar durante la gestión del clan Zacarías, en su mayoría “operadores” políticos o “cupos” de concejales. La nueva administración de Miguel Prieto precisa un mejoramiento sustancial en lo cualitativo y no en lo cuantitativo. Pero, si no puede remover a los que ya están, no debe inflar con los suyos. 

La carencia de meritocracia, capacidad e idoneidad de las personas caracteriza a muchos entes públicos del Estado, la municipalidad esteña no es la excepción. Cualidades primarias del perfil de los servidores públicos se han hecho pasar por alto, por mucho tiempo, y debe cambiar.

En ocasiones, muchos ingresaron sin conocimientos más que las de “hurrear”, luego fueron ascendiendo, cambiándose de sector, siendo contratados y hasta nombrados. Lo que tras un acto de clientelismo se fue convirtiendo en malversaciones de fondos públicos. Se estima que son más de 2.500 los funcionarios, actualmente.  

De hecho, hay excepciones, pero existen funcionarios más allá de lo necesario y urge hacer una depuración. Eso implicará una confrontación con sectores políticos poderosos como lo es el sector del zacariismo, ya que Javier Zacarías y su familia enraizaron sus mañas y artimañas en cada rincón del municipio para mantenerse en el poder. Observaremos si Miguel Prieto y su equipo se animan a mover el avispero.
Foto: Radio Concierto 89.1 Fm

Por otro lado, destinar el dinero recaudado en concepto de impuestos y otros pagos de contribuyentes a sueldos y otros beneficios no resulta un “buen negocio”. El promedio actual es de G. 5.000 millones mes a mes, un monto muy elevado.  El perjuicio de la superpoblación ronda por los 25.000 millones de guaraníes de manera anual.

Estos recursos bien pueden destinarse a obras, a salud, o a educación, que son prioridades en el municipio.

LOS ACOSTUMBRADOS “CUPOS”

El hacinamiento o superpoblación de funcionarios es también producto de los cupos dados a partidos políticos. Los intendentes y concejales reclutaron siempre centenares de interesados por las promesas durante las campañas electorales.

La ciudadanía aguarda que la gestión de Prieto pueda funcionar en concordancia con las leyes y reglamentos vigentes. Para una sana administración pública y así evitar los viejos vicios y repetir historias que golpearon tanto al distrito de Ciudad del Este.

jueves, 9 de mayo de 2019

EL MONSTRUO QUE ESCUPE AZÚCAR

Por Salvatore Brienza

La posibilidad de reabrir la Azucarera Iturbe, que quizás ya no tenga el mismo nombre, y ojalá sus nuevos propietarios no sean nunca como los dueños que tuvo; genera expectativa en una comunidad que vivió unida al ingenio azucarero como dos hermanos siameses.
El cierre de la industria y la quiebra de la empresa, por motivos económicos y malos manejos administrativos y financieros, dejó al descubierto la vulnerabilidad de un pueblo que vivía sometido a los caprichos de empresarios inescrupulosos que no pagaban sus compromisos con el obrero, el productor y mucho menos con el estado, que le prestó mucho dinero para salir a flote.
Dedicados a mentir a sus clientes, contrabandear azúcar del Brasil para reembolsar con la marca de Azucarera Iturbe era por todos conocido, pero "el silencio del obrero en la fábrica era el pan sobre la mesa para sus hijos".
Esta posibilidad, de ver resurgir "el monstruo que escupe azúcar", que sus trapiches vuelvan a exprimir el jugo de las cañas de azúcar, que las grúas no paren de bajar materia prima, que los choferes formen fila para ingresar a descargar sus productos, que nuestros padres/obreros, muchos de ellos ya partieron, querrían escuchar  el sonar de la sirena que indica el cambio de turno.
Es una esperanza que se ve en el horizonte, pero que nos exigirá mucho más que antes.
Abrir el ingenio azucarero exigirá mano de obra calificada, una apertura a nuevas tecnologías y por sobre todo, un nuevo modelo de desarrollo con la ciudad.
Los productores de caña, deberán aprender a utilizar nuevas herramientas de cultivo, labranza y cosecha. Deberán olvidar el modelo antiguo de siembra para "adecuarse" a los nuevos tiempos.
La ciudad deberá mirar al ingenio azucarero como un monstruo que puede alimentar familias, con la venta de sus productos terminados.
Pero así como los dragones de las fábulas, si nos descuidamos puede devorarnos con su fuego de dolor y angustia.
Así fue en el pasado y esperemos que no se repita en el futuro.

viernes, 1 de febrero de 2019

A dos años del sueño hecho realidad

Por Jorge Contrera

Hace dos años iniciábamos con Jhoel David Esquivel Vera y Silvio Benítez ( Salvatore Brienza) , un proyecto que bien podía definirse como una "cosa de locos" por sus pretensiones: hacer un programa radial online y hablar en el sobre filosofía, historia y más. De ese modo, aquel 1 de febrero de 2017, nacía el programa Generando Filosofía. Radio, a través de las "ondas" de Ñacurutu News Radio Online. ¿Qué podría salir bien de un aprendiz de historiador y un filósofo haciendo radio? No lo sabíamos porque en realidad nos preguntamos qué podía salir mal.
Como el único modo de saberlo era intentándolo, lo hicimos.
Así, semana tras semana fuimos llegando a la radio con temas que tratar y con especialistas a quienes entrevistar. De ese modo pasaron virtualmente por estudios filósofos, historiadores, sociólogos, educadores, periodistas, etcétera, quiénes compartían con nosotros y con la audiencia sus valiosos conocimientos y reflexiones sobre los puntos abordados en el programa. Además de los compatriotas, tuvimos la oportunidad de departir con gente de otras latitudes, como Argentina, Colombia y México. 
Fueron varios meses de una intensa labor, hasta que en octubre de ese año, por diversas circunstancias dijimos adiós a aquello que aprendimos a querer. La experiencia nos dejó muchas satisfacciones y algunas frustraciones. Satisfacciones por el proyecto encarado, por la gente conocida y por sobre todo, por  lo aprendido. El aparente - y a veces real - poco acompañamiento por parte de la gente, incluso de quienes se desenvuelven en el área del saber, fue uno de los motivos del sabor amargo de la frustración. Muy a nuestro pesar hemos confirmado que para una buena parte de la sociedad, todo aquello relacionado a la educación, al conocimiento y al pensamiento, carece de importancia. Es mucho más fácil - y esto es un pensamiento muy propio - buscar excusas para no salir de la pesada comodidad de la ignorancia, al parecer. ¿Hemos ganado dinero con aquello? La respuesta es un rotundo no.
¿Perdido? Quizás, pero lo cierto es que cada guaraní gastado en libros para sortear, en el combustible o en la merienda, valió la pena. 
Pero no nos rendimos. A partir de allí, dimos inicio a la transcripción de las entrevistas para publicarlas en un libro. Y aquí algunos se preguntarán por qué quisimos hacerlo. La respuesta es sencilla: para continuar con lo que buscábamos con el programa y porque consideramos que tan valiosos aportes de los entrevistados no debían quedarse en las nubes, sino que deberían estar al alcance de más gente. Así, en noviembre de 2018 nació "Resonancias: Pensamiento latinoamericano., un libro que en sus 257 páginas reúne la mayor parte de esas conversaciones radiales. La respuesta de la sociedad a esta propuesta aún está por verse. De momento, nos place bastante cuando entregamos o enviamos nuestro material a los lectores. ¿Hemos de ganar plata con esto? Si recuperamos lo invertido bastará. Lo verdaderamente importante es que la gente lo lea, para de ese modo contribuir algo en la construcción de una sociedad más crítica, más reflexiva y más justa. Es lo que quisimos, es lo que queremos. 

jueves, 27 de diciembre de 2018

OBJETANDO EL SMO


Por Salvatore Brienza
La foto mostraba un arma de guerra en el suelo. Me llamo la atención y escribí, a modo de reflexión, que “dejar un arma de guerra en el suelo, es acto indigno del militar. Un arma solo puede estar en el suelo con el cuerpo del soldado”. Seguidamente, escribí “No necesite ir al Cuartel para saber eso”.
A partir de ahí se desató la tormenta. Me dijeron de todo. Partieron los que “amaron a la patria y a su familia”, luego los que “respetan los símbolos patrios” y por último, aparecieron “cachorros de León” que mencionaron que uno va al cuartel "para ser hombre”.
Entonces, decidí recordarles que “de los cuarteles tambien salieron los mayores narcotraficantes, mafiosos, contrabandistas y corruptos del Paraguay”. Partiendo del General de Ejército, el dictador Alfredo Stroessner,  el General narcotraficante Andrés Rodríguez (No lo digo yo, lo dicen los que estuvieron con él), El General Autotraficante Humberto Garcete (No lo digo yo, lo dicen las grabaciones que se le hicieron en su momento y lo involucraron en el tema de autotráfico) o el otro General Narcotraficante Lino César Oviedo Silva (De cuya riqueza se duda, por ser el brazo derecho del general Andrés Rodríguez), entre otros militares que al final no podrían justificar jamás sus fortunas con el salario de General que tenían.
La foto mencionada en el escrito.
Luego me dijeron que “aquellos que hacen el SMO, serán mejores ciudadanos y que es la única forma de ser honestos y trabajadores”. A lo que respondí que  “solo crítico el absolutismo de la teoría. Estoy de acuerdo en que la gente que quiera hacer el servicio militar lo haga. Pero no estoy de acuerdo en creer que haciendo el servicio militar son mejores ciudadanos. Hay muchos excelentes ciudadanos que no han hecho el SMO y otro que no son así, aunque hayan ido al Cuartel.”
De ahí pasaron a otro tema, la violencia cotidiana y los motochorros, diciendo que es una forma de solucionar ese flagelo. Les recordé que “la solución al problema de los motochorros no es mano dura, es educación y oportunidad para trabajar. Te puedo asegurar que muchos de ellos, terminan delinquiendo porque no tienen esa oportunidad. Si tomas las estadísticas y comparas la cantidad de delincuentes que hicieron el cuartel, te vas a sorprender. Son delincuentes en serio. Asaltantes de autos, bancos, transportadores de caudales, ex policías o ex militares. Los motochorros son aprendices de delincuentes. Bueno, eso sin contar con los empresarios, senadores, diputados, etc., que se fueron al Cuartel y roban al Estado, es decir a todos nosotros, diariamente metiendo a sus familiares y amigos en la administración pública, y siguen libres por la vida.” 
Entonces, como un poquito cansados me dijeron cual sería la solución a tanta corrupción. Y mi respuesta es que debe existir “mano dura se debe pedir contra los que manejan la justicia, la seguridad y el dinero público. La sociedad paraguaya ha sufrido mucho con los dictadores y los que piensan que la solución es el garrote están errados en el camino. Además, no existen razas superiores o inferiores, lo que existen son desesperados sociales. En la cárcel hay gente que robo una gallina, que robo un poco de mandioca, pero en la calle los que contrabandean verduras, azúcar, aceite y otros alimentos para los grandes supermercados siguen tan o más campantes que nunca”.
Pasaron a decir que ir al Cuartel es cumplir con la Patria, pero les respondí que “hay mucha gente que cumple con la Patria sin haber ido al Cuartel. Y muchos son más dignos que muchos que sí lo hicieron.”
Después  fueron al ataque, asegurando que quienes se oponen al Servicio Militar Obligatorio, no tienen “Coraje, ni Temple” para enfrentar la vida.
Les retruque que “puedo asegurar que coraje y temple, no se tiene solo en el cuartel. Cuántos niños estudian en el interior bajo plantas de mango, en invierno, porque "aquellos que si fueron al Cuartel y hoy son políticos" le robaron su futuro. Eso es tener "temple y coraje" para seguir adelante. Esos son los verdaderos "Lopera'yre"..., Pelean hasta lo último por salir adelante.”
Ahí saltaron a que a lo mejor me oponía porque yo no era de la “raza guaraní”.
Entre en modo turbo…, “Ya que mencionas, ¿cuántos indígenas salvaron los que fueron al Cuartel?, ¿Tienen un niño indígena bajo su protección?..., ¿saben cuántas propiedades indígenas fueron despojadas por los "Pundonorosos militares"?. Muchas riquezas en el Paraguay son fruto del contrabando de autos, drogas, armas o personas que están relacionados con los "patrióticos militares". Y si tanto les preocupa que critiquemos al SMO, no es a nosotros que deben de atacarnos, es a los "militares corruptos" que utilizaban soldaditos como "empleadas domésticas" y en muchos casos como "amantes de los bravos generales". Ellos son los que dejaron en evidencia la inutilidad del SMO.”
Soldado sirviendo tereré a un superior.

Y para finalizar, “Solo respondía a esta frase "Salvatore seguramente no sos razas guaraní (SIC)"..., y era solo por eso..., aclaro que tengo amigos y parientes que fueron al Cuartel y son buenos ciudadanos, no por haber hecho el Cuartel.-.., sino porque son buenas personas. Así nomas es.”
Y si me preguntan si me gustaria que haya Militares, les puedo decir que SI.
Pero Militares en serio, no "los militares kachia'i" o aquellos que fingen ser "honorables, rectos y puros" cuando sabemos que se pasan coimeando en el Puente de la Amistad o en la Frontera Seca, dejando entrar a delincuentes y permitiendo el contrabando de cigarrillo, armas, drogas, madera, ganado e incluso personas. O que hablan de "Dios, Patria y Familia" y actúan de manera miserable con sus semejantes, compatriotas y familiares.
Estoy de acuerdo en que los que quieran ser Militares, se alisten y se formen para "Servir a la patria" cuando los necesite. Pero que honren el uniforme con valor y coraje, no permitiendo que les humillen con la famosa "Orden Superior" que permite que "violen niñas indefensas dentro de los cuarteles, que atropellen a campesinos indefensos argumentando que solo cumplen ordenes o se pasen custodiando la propiedad de terratenientes extranjeros porque le ordenó "mi general".
Creo que hay muchas formas de "servir a la patria" y voy a finalizar con una frase dicha por una persona que sirvió en el Regimiento Escolta Presidencial en la época de la dictadura de Stroessner: "El ejército es muy lindo, hasta que le ponen el casco a tu hijo".