Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

sábado, 4 de julio de 2009

"FIGUEREDISTAS PERMANECEN INTACTOS"

Por El Aguijón
Ser "figueredistas" ya no es apenas una denominación dada a los transnochados seguidores del malogrado Leonardo. Este personaje tristemente célebre, que pasó a formar parte de las páginas de la historia de la FAFI, es la encarnación de una serie de desajustes heredado de un "régimen, del pasado" que a pesar de estar sepultado sigue latente para rebrotar, como las "cizañas" del pasaje bíblico, para destruir a todos los otros brotes que no sean de su misma calaña.
Ser "Figueredista" dejó de ser apenas una adhesión a la persona del suscripto. Influenció de manera tal en la conciencia de unos cuantos profesores que los transformó en unos verdaderos idiotas útiles, en unos robot, que solo actúan de acuerdo a la programación instalada en el CPU de cada uno como una verdadera máquina. Muchos, se dejarón manosear por los oscuros intereses de este personaje, a tal extremo que perdieron totalmente su propia identidad; ¿o será que nunca han tenido una acrisolada personalidad como aparentaban tenerlos, algunos por lo menos?. Es cierto que este personaje tenía la suficiente habilidad heredado del mismo diablo, para manipular a los algunos colegas, con promesas presentadas en engañosos envoltorios propio de los "fariseos". "Figueredistas", hoy se ha vuelto una actitud de muchos profesores que siguen victimas de un hipnotismo profundo, incluso en ausencia del estímulo mismo, Leonardo. Este hipnotismo casi colectivo se manifiesta de diversas maneras como: contradecir todas las directrices emanadas de las autoridades constituidas, ser contreras por excelencia, nada aportan para el cambio del cual tanto hablan, no participan en ninguna programación ni actos de la institución sean cual fuere su naturaleza,se reunen permanentemente en los pasillos y las afueras del predio como queriendo impresionar a los demás de una sana convicción. Lo único que demuestran con actitudes como esta es la gran frustración en que se encuentra ahogado el espíritu de cada uno de ellos. Parecieran ser unos "cien pies o ambuá" que al sentirse tocado o contradecido se encierran de manera tal que hasta mueren en su propia terquedad. Es hora, estimados les digo, porque realmente son dignos de compasión al perder totalmente el sentido común, la más mínima dosis de "razón" que la madre naturaleza da a cada individuo para manejarse entre los demás armónicamente y pueda desarrollarse y sobrevivir. "NUNCA ES TARDE PARA CAMBIAR", el cambio es de los valientes y no de los cobardes, que prefieren permanecer en su mundo para no arriesgar nada. "ES HORA DE REPENSAR, ANALIZAR LAS ACTITUDES A LA LUZ DE LA RAZÓN Y NO SUCUMBIR EN LA NEBULOSA DE LOS SENTIMIENTOS HERIDOS". LAS HERIDAS TAMBIEN CICATRIZAN, PERO DEJAN HUELLAS".
¡¡¡HASTA PRONTO!!! 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ayna agustin seguis pico con tu historia vos.. ya que hay tantos sicologos en la facu hacete ver..

EL AGUIJÓN dijo...

"EL ANONIMATO ROPAJE DE LOS COBARDES".
El anonimato es un recurso desde antaño de escondite de los que lidian con la mentira, de los pusulánimes, abúlicos que tiran la piedra a espardas del prójimo y escornde la mano. Me refiero apenas para decirle a este "personajete" que pretende descalificarme por mis apreciaciones y mis críticas respecto a la vida cotidiana de la FAFI, del cual me siento parte, no presisamente por haber ejercido la docencia durante quince años, cuando aún el "campus" actualmente
muy bonito, llegar hasta ahí era toda una odisea, habría que desafiar, luvia, barro, charco por doquier y profundos pozos que rompían sin piedad parte del auto que nos transporta. Me siento parte digo no porque trabaje en la institución durante unos buenos años, y lo gané por méritos propios y no como regalía como ocurre con algunos y quienes ni siquiera pueden levantar la mirada más allá de sus propias narices por la verguenza de haberse empeñado en alguna medida para ocupar un puestito y ganarse una migaja que infelizmente es el precio de su propia miseria humana y profesional.Yo mucho antes que ni siquieraq existiera la fafi ya era un graduado universitario y en otra latitudes.Me gané la cátedra en la carrera de letras, por méritos propios y desempeñé durante años con amor,entrega, responsabilidad y gran sentido de pertenencia institucional.Si a tí pobrecito o probrecita que estarás andando a tiendas porque la batería de tu cerebro está muy agotada o talvez nunca llegó a un desarrollo pleno te parece, que mis articulos en el ÑACURUTU, siempre tienen el ingrediente de la pimienta para los enclenques metales, pues bien eres tú quien debes consultar con los tantos "psicólogos" o con algún siquiatra pero no de la institución
porque ahí contadas excepciones son tales profesionalmente, de ahi te aconsejo te busques fuera de casa. Hasta aquí llego con mi respuesta a tus escuetas palabras mal expresadas y de mal gusto para cualquier paladar relativamente delicado y acostumbrado a otro tipo de retórica. Hasta pronto!!