Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

PROGRAMAS DE RADIO

jueves, 3 de abril de 2014

MATAR AL MENSAJERO



Por Salvatore Brienza
03.04.2014



En sólo quince días, en la Facultad de Filosofía intentaron “matar a los mensajeros”.
Este es un “error político común” en nuestro país cuando se desarrolla una intensa actividad política. Es de recordar que siempre aparece el dirigente político, estudiantil o gremial que se acerca y comenta algo, entrega un mensaje o da un consejo al líder del grupo o a algún referente que tenga el acercamiento suficiente a quien hacer llegar el mensaje. Como siempre ocurre terminan matando al mensajero antes que escuchar el sentido de los mensajes.
Este “enredo de palabras” tiene sus razones en la nueva campaña política, que se está desarrollando en la Universidad Nacional del Este (UNE) y que tiene repercusiones en todas las facultades de la misma, para la candidatura y elección del Nuevo Rector.
Para entender esto pondré las cartas sobre la mesa, por lo menos, las cartas que yo conozco; las que no, de seguro habrá algún “mensajero” para aclarármelas.
Por un lado esta, la candidatura del Vice-Rector, representa la “lógica sucesión del poder”, porque habiendo acompañado todo este tiempo al Rector, el mismo debe - o debería en todo caso- aspirar a suceder en el cargo a su anterior dupla electoral.
Por otro lado, está el denominado “Grupo de los Decanos”, que según fuentes confiables, proponen a un tal Nelson Riveros, Abogado de profesión a quien no conozco y de quien no me referiré por obvias razones, para la Candidatura a Vice-Rector, y luego, porque no decirlo a Rector.
Sin embargo, nada está claro en el horizonte.
Por un lado, el “grupo de decanos” sería más bien un “grupo de intención”, más que uno definido políticamente, y ahí estarían la Facultades de Economía, Derecho y, dicen las fuentes, Filosofía.
Por el otro lado, los que apoyarían a “GERO”, como dicen los íntimos allegados al Vice-Rector, serían las Facultades de Agronomía, Medicina y Politécnica.
Una vez definidos los campos de juego, quiero referirme a la Facultad de Filosofía y en especial, a la oportunidad que tiene nuestra casa de estudios en ocupar un cargo de relevancia dentro de la UNE.
Filosofía, es la facultad más pobre de la UNE, a la que asisten los estudiantes más humildes y trabajadores, la que en el presupuesto de la UNE ocupa la menor cantidad de recursos económicos solicitados.
En contrapartida Filosofía, ha sido propulsora de muchos cambios dentro de la UNE. Desde la creación de la Federación de Centros de Estudiantes de la UNE (FECEUNE), el Consejo de Estudio del Presupuesto de la UNE, la participación en los estamentos estudiantiles y universitarios a nivel nacional y porque no decirlo, la participación en foros internacionales representando a la UNE en Concursos de Oratoria con estudiantes de otras facultades.
Filosofía, debería ser el ámbito de discusiones filosóficas y políticas. Debería ser el FARO DEL CONOCIMIENTO y de las Investigaciones dentro de la UNE, por ser una facultad, eminentemente, basada en el pensamiento humanístico, político y social.
Sin embargo, en los últimos tiempos, hemos sido – y lo digo como miembro estudiantil y docente de la Facultad - víctimas de “los mismos males” que criticamos al anterior decano. Un nepotismo galopante, distribución de cátedras sin mérito o conocimientos básicos acordes a la materia asignada, despido injustificado –o justificado en chismes de pasillos- de humildes funcionarios trabajadores e incluso, amenazas a “los mensajeros” con “quitar cátedras o - como me dijeron- habría una serie de soluciones que creo no te convendría nada”
Ahora bien, aparentemente, la Decana no quiere asumir el papel de acompañar la candidatura del Ing. Gerónimo Laviosa, pero tampoco quiere dejar que “alguien de filosofía”, que obviamente debe tener el visto bueno de la Decana y el Consejo Directivo, pueda acompañar al Vice-Rector en la postulación.
Hay un buen grupo de Dirigentes Estudiantiles, Egresados no Docentes y Docentes que apoyarían a “una candidata” de la Facultad de Filosofía, pero no se llega a los acuerdos por desavenencias políticas internas de la FAFI, olvido de acuerdo previos y por sobre todo un “falso espíritu cristiano”.
Para recordar, la Decana llegó a ese puesto gracias a los que en su momento éramos estudiantes, un grupo de docentes y administrativos, decididos a generar una nueva Facultad y una Nueva Universidad. Sin embargo, desde sus primeros momentos, estos grupos fueron ignorados en la toma de decisiones políticas claves e importantes para la FAFI, a algunos se les rescindieron los contratos o se les asignó en “espacios políticos menores” dentro de la Facultad.
Lastimosamente, como sucede en los gobiernos unipersonales, son los que rodean al poder, quienes terminan destruyéndolos. Entre estos, se encuentran consejeras (No Directivas) de la Decana que no pasan de una mentalidad basada en “taco alto, maquillaje y chusmaje” y una pseudo-dirigencia gremial, que más se acerca a “círculos de parroquia, perifoneros de rosario o coros dominicales” cuando en la FAFI debe reinar el eclecticismo y la laicidad.
Personalmente, me preocupa que se pasen intentando “matar al mensajero” antes que “entender los signos de los tiempos”.
Para cerrar esto, me quiero referir a la figura del CONSIGLIERE o CONSEJERO. Siempre consideramos que la MAFIA es una agrupación criminal que no tiene escrúpulos para desarrollar su actividad delictiva. Sin embargo, en la MAFIA, especialmente la Italo-Americana, cada CAPO MAFIOSO tiene a los llamados “consigliere”, que son los “consejeros” y en muchos casos los “mensajeros” que deben de decir al CAPO DI TUTTI CAPI qué, cómo y con quién debe hablar, hacer o decir para seguir con los planes estratégicos de la organización.
Este “Consigliere” es respetado por todos los grupos familiares mafiosos, y nunca son atacados, ni física, ni verbalmente, para no “romper la armonía y la paz” entre las “FAMIGLIAS”.
Todo esto lo digo amparado en la Constitución Nacional, el Derecho a la Libre Expresión y mi condición de “hombre libre y de buenas costumbres”, por lo que espero, que estas líneas no se conviertan en motivo para “encender las hogueras del odio y matar al mensajero”.
Entonces, solo me queda decir, está entregado el mensaje.

No hay comentarios: