Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

miércoles, 12 de noviembre de 2008

“El VIRUS DE LA IMPUNTUALIDAD”

Prof. Agustín Solis Mendoza

La impuntualidad desde un tiempo a esta parte, contaminó en forma casi total el tejido social, produciendo quistes malignos en las personas y se vuelve una cultura en las instituciones, porque realmente se cultiva este mal, violando sin reparos lo establecido. En cualquier convocatoria, se tiene en cuenta a los impuntuales, esperando que lleguen, y a los puntuales se les falta al respeto haciendoles esperar en homenaje a los irresponsables. La repetición de hechos de esta naturaleza en donde hipotéticamente debería impartirse acciones que construyan a las personas, se hace todo lo contrario, entonces dónde recurriremos para aprender las reglas de la convivencia armónica?. Los tantos desatinados ciudadanos hacen de este mal una regla, una ley expresada vulgarmente así: “no agrada ir a esperar que lleguen la gente para comenzar la reunión”. Este es el mal pensamiento colectivo, el virus que nos lleva a una irresponsabilidad colectiva. Así seguimos y si alguien reclama, es visto de inmediato, como el intolerante, el “ñemo perfecto sé” y otros calificativos más que provienen incluso de personas con responsabilidades calificadas, pero que no honran.

Considero válida la reflexión para centrarnos sobre un hecho específico y lugar específico donde sucede lo mismo.

Me refiero a los reclamos de algunos alumnos y profesores respecto a la impuntualidad reinante en el cumplimiento de los quehaceres académicos, específicamente a los horarios de clases, establecidos por el Consejo, un organismo encargado de velar por el buen caminar de la institución.

Los hombres concientes de sus diferencias, inserta en su misma naturaleza y la frecuente administración iracional de las voluntades individuales, que las llevan con frecuencia a desencuentros gratuitos, para evitarlos se organizaron en instituciones. La FAFI en este caso, la que nos congrega a la reflexión, es una insitución de la cual formamos parte, directivos, profesores, funcionarios administrativos y de servicios generales constituida y regida por normativas bien definidas, a las cuales debemos adecuar nuestras actitudes si deseamos formar parte de ella.

La adecuación a las normativas de la institución es una “Conditio sine qua non”, condición sin la cual no podemos ser parte de ella. Los miembros deben adecuarse a la institución y no la institución a los interéses individuales de las personas. Es de responsabilidad nuestra como miembros caracterizados la interpretación acertada de las normativas en pro de la intitucionalidad. La corrupción de diferentes índoles, socabaron los cimientos de las instituciones en nuestro país que deberían regir nuestra suerte. La democracia, es un sistema abierto, participativo de gobierno cimentada justamente en el respeto de las leyes y las instituciones que las administran. Su recuperación es de responsabilidad de cada uno de los Paraguayos y tendremos que comenzar por casa; digo por casa, refiriendome específicamente a lo señalado por un alumno respecto al acuerdo que hicieran sus compañeros con el profesor/a, para desarrollar las clases en el horario 19,00 hs a 21,00 hs, sin receso, siendo que lo establecido por la institución es de 18,30 hs a 21,30 hs, tiempo cortito por cierto. No sé si esta medida fue comunicada a la coordinación y aún siendo así, no puede ser, porque somos una institución y eso nos invita a que actuémos dentro de cierta unidad. Si por motivos particulares nos resulta imposible adecuarnos, pues demos un paso al costado en aras de la instucionalidad. Comencemos el nuevo rostro de nuestra facultad con cambios significativos como la recuperación de los valores, de la puntualidad, la honestidad, el respeto, la solidaridad y la convivencia pacífica en la diversidad. UNIVERSIDAD, es sinónimo de UNO y DIVERSO a la vez; parecieran dos palabras contrapuestas, pero no las son, al contrario se complementan, están interligados hacia un mismo fín.

Estimados, respetados y calificados lectores de este espacio, aprendamos a construir en la diferencia y la tolerancia, la facultad que deseamos, el país que queremos y la persona que soñamos ser.

Me despido, felicitando efusivamente al centro de estudiantes por el espacio creado y puesto a disposición de los gladiadores de la literatura, arma poderosa, mucho más que la espada o cualquier otra, cuyo uso destruye, mientras que la nuestra construye y nos enriquece cuanto más las usamos.

¡ADELANTE APRECIADOS ESCRITORES Y LECTORES; ASI SE HACE PATRIA!

Publicar un comentario