Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

PROGRAMAS DE RADIO

miércoles, 30 de junio de 2010

España se medirá a una roca

MUNDIAL SUDAFRICA 2010

Paraguay será el rival de 'La Roja' en cuartos, ronda a la que llega por primera vez en su historia gracias a un fútbol duro y sin maquillaje

 
30.06.10 - 00:17 -
Paraguay y Japón jugaron el partido del miedo. El más valiente, dentro de la cobardía, se enfrentaría a España. Serán los guaraníes. No por bravura y fantasía, sino por el acierto y el azar. El de ayer fue un duelo extraño, que mezclaba sopor con chispazos de ingenio, minutos interminables en los que no pasaba nada con intercambio de golpes para empatar a sustos. No bastó con los 90 minutos ni tampoco con la prórroga, y las dos selecciones giraron la ruleta de los penaltis. La bolita cayó en la casilla rojiblanca, color de la camiseta sudamericana, y 'La Roja' ya sabe con quién se jugará los cuartos. Vaya por delante que es superior a su rival, en todos los aspectos del juego, pero deberá superar una pared de granito. Y luego está la fortuna, que los hombres de Vicente del Bosque deberán buscar desde el pitido inicial.
Paraguay necesitó de los penaltis para mandar a casa a un Japón incansable. Tanto el tiempo reglamentario como la prórroga terminaron sin goles y hubo que desempatar desde el punto blanco. Komano se topó con el larguero -tercer lanzamiento de los asiáticos- y Cardozo, hábil delantero del Benfica, marcó el tanto de la victoria guaraní -quinto y último lanzador paraguayo- con los nipones arrodillados y abrazados en el centro del campo invocando un falló que no llegó. Los sudamericanos ya están en cuartos de final de un Mundial por primera vez en su historia y lo celebraron por todo lo alto.
España se encontrará el sábado con una selección dura como una roca. Sin maquillaje, sin purpurina ni grandes figuras, un bloque gremial que empapa la camiseta y desprende sudor, nada de perfume. Olor a trabajo, a sacrificio. Paraguay cuenta con buenos futbolistas, regulares en su rendimiento, y arriba trata de aprovechar el olfato de Roque Santa Cruz (Manchester City) y de Lucas Barrios (Borussia Dortmund). Su seleccionador, el argentino Gerardo Martino, dejó en el banquillo a Cardozo (Benfica), al que dio entrada en la prórroga y que también puede hacer un roto a la defensa rival.
Fuerza, brega y kilómetros
Ante Japón comenzaron reservados, temerosos de equivocarse, aunque poco a poco fueron acercándose al territorio enemigo. Lucas Barrios gozó de una buena ocasión en el minuto 20, sólo ante el peligro, pero se estrelló contra el guardameta Kawashima. Comenzaba a moverse algo en el césped del Loftus Versfeld de Pretoria, un pestiño de partido sólo digerible para los paraguayos y nipones, y Japón contestó con un contragolpe rápido que acabó con un trallazo al larguero de Matsui. Un obús lanzado de unos 25 metros besó el poste y Justo Villar, portero del Valladolid, respiró aliviado.
La morfología de Paraguay ha experimentado un ligero avance respecto al perfil industrial que presentaba la generación de Chilavert, Ayala y Gamarra, entre otros guerrilleros guaraníes, que perseguían a su par si fuera necesario y entendían que con un gol bastaba para triunfar. Ahora están los Santa Cruz, Cardozo, Barrios, Benítez y Cristian Riveros, medio del Cruz Azul mexicano y el jugador encargado de cocer el fútbol de su selección, pero ahí acaba la evolución. Los paraguayos siguen siendo pequeños y fuertes y hacen kilómetros con la misma facilidad con la que uno se toma una copa de vino al comer.
Los japoneses lo intentaron en la segunda mitad y acorralaron a su adversario, que se defendió con orden. Paraguay concedió muy poco, alguna que otra falta peligrosa que no transformó Honda, ayer rubio platino, y llevó el duelo a la prórroga. El marcador no se movió y llegaron los penaltis. Sorprendió la sangre fría de los guaraníes, inmunes a la presión. Falló Komano y acertó Cardozo. España se jugará los cuartos ante 'la roca'.

No hay comentarios: