Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

jueves, 26 de noviembre de 2015

Mi Cristo sufre


Por Salvatore Brienza

El Cristo en el que creo y confío, aquel que conocí en mis días de “opción preferencial por los pobres y los afligidos”, hoy sufre la traición y la humillación de sus seguidores.

Mi Cristo sufre porque ciertos sacerdotes, religiosos y religiosas que estudian en la Facultad de Filosofía no acompañan la lucha contra la “corrupción, el prebendarismo, nepotismo, la malversación de fondos y el uso irregular del dinero del estado” y prefieren estar del lado de los “fariseos y mercaderes del Templo” que reivindican “el amor al prójimo, comulgan en sus capillas o rezan a la Mater Mariae” mientras utilizan la “Ley como Garrote” y solicitan la “imputación, pago de costas e incluso, prestación de una caución real (quiere decir poner efectivo o algún bien a nombre del juzgado, como garantía de cumplimiento) y por último, no acercarse al recinto de la facultad de Filosofía (Y como estudiante, no podrá, inconstitucionalmente, estudiar)”

Mi Cristo sufre, porque sus “pastores”,  se sienten humillados por no dar examen, y envían sendas notas al Rectorado con la finalidad de “solicitar su intermediación” para que los “revoltosos” sean, prácticamente, sumariados y porque no, expulsados de la Universidad.

Mi Cristo sufre cuando sus "pastores" se unen a la “turba” para gritar “crucifíquenlo”, mientras los estudiantes como “inocentes ovejas van al matadero” y los que deberían de estar del lado de los “desprotegidos y desvalidos” se enseñorean con las autoridades queriendo dar cátedra de moral y buenas costumbres.

Mi Cristo sufre, porque estos “fariseos vestidos de sacerdotes y monjas” exponen su “impúdica gracia divina” sabiendo que muchos de ellos son simples “fanáticos de salón” que no se humillarían como Cristo, que no sufrirían en carne propia, los dolores “del Cristo Salvífico” al unirse con los pobres y desamparados en su lucha contra la “corrupción”.

Mi Cristo sufre cuando les dice a ustedes que son  “Los maestros de la ley y los fariseos enseñan con la autoridad(…,) 3obedézcanlos ustedes y hagan todo lo que les digan; pero no sigan su ejemplo, porque ellos dicen una cosa y hacen otra. Atan cargas tan pesadas que es imposible soportarlas, y las echan sobre los hombros de los demás, mientras que ellos mismos no quieren tocarlas ni siquiera con un dedo. Todo lo hacen para que la gente los vea. Les gusta llevar en la frente y en los brazos porciones de las Escrituras escritas en anchas tiras, y ponerse ropas con grandes borlas. Quieren tener los mejores lugares en las comidas y los asientos de honor en las sinagogas, y desean que la gente los salude con todo respeto en la calle y que los llame maestros.” (Mat.23,2-7) porque saben que están errados.

Mi Cristo sufre al lado del estudiantes encadenados, condenados, afligidos por la injusticia de los “césares romanos”, por la bulla de las masas enardecidas que gritan pidiendo “libertad para Barrabás” mientras miran de lejos como Él es ajusticiado en su inocencia.

Mi Cristo sufre por  los “Poncio Pilatos del Consejo Superior Universitario” que se lavan las manos para no mancharse con las injusticias que caen como rocas del Monte Sion sobre los humildes estudiantes.

Mi Cristo, finalmente, les dice:

“Serpientes! ¡Raza de víboras! ¿Cómo van a escapar del castigo del infierno? 34 Por esto yo les voy a enviar profetas, sabios y maestros. Pero ustedes matarán y crucificarán a algunos de ellos, y a otros los golpearán en las sinagogas y los perseguirán de pueblo en pueblo. 35 Así que sobre ustedes caerá el castigo por toda la sangre inocente que ha sido derramada desde Abel el justo hasta Zacarías, hijo de Berequías, a quien ustedes mataron entre el santuario y el altar. 36 Les aseguro que el castigo por todo esto caerá sobre la gente de hoy.” (Mat. 23, 33-36)

“MI CRISTO SUFRE POR USTEDES”


No hay comentarios: