Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

PROGRAMAS DE RADIO

jueves, 22 de junio de 2017

Campesino y Productor Agrícola, ¿Por qué son diferentes?

Por Salvatore Brienza

Inicio este escrito, aclarando que no pretendo ni entrar en el terreno ideológico o económico, sino simplemente, reflexionar sobre ideas que se perciben como diferentes, pero que tienen características similares en conceptos y definiciones.
Cuando los humanos intentamos categorizar otros grupos humanos, utilizamos conceptos que en definitiva podrían ser sinónimos. Sin embargo, tal similitud se separa y se vuelven antagónicas porque tienen fuertes connotaciones ideológicas y como tal entenderíamos porque se utilizan en cada caso.
Estas expresiones representan discursos establecidos conceptualmente, y usados de manera discrecional tienen diferentes concepciones, ideologías o teorías económicas. Sin embargo, para construir un discurso se recurre a la repetición constante de los conceptos ideológicos que terminan confundiéndose y al mismo desmarcándose de otros que sí son sinónimos.
El concepto de campesino, pueden tener varios sentidos y todo depende de cómo se los utilice.
“El campesino se define tradicionalmente en sociología como el miembro de una comunidad en una sociedad agraria o rural”[1]
La palabra campesino (el que vive y trabajo en el campo) viene del sufijo -ino (procedencia, pertenencia) sobre la palabra "campo" y esta del latín campus .[2]
Entonces, si hablamos de sector campesino, agrario o rural, estamos excluyendo a todos los que viven en las ciudades. En este sentido, hablamos de todos aquellos que trabajan en el campo o que viven de los rubros agrícolas, ganaderos o forestales para subsistir. Aquí entran todos los que se excluyen mutuamente desde los discursos ideológicos.
Si hablamos de campesinos urbanos, estamos hablando de personas con características rurales que por la migración o la expulsión del campo han terminado viviendo en las ciudades conformando un cordón periférico. E incluso, podríamos ensayar, y hay estudios que así lo consideran, una categoría de campesinos urbanos, a aquellos que por necesidad de encontrar un rubro de renta en la ciudad, aunque haya nacido en ella termina convirtiendo su propiedad en un espacio de producción agrícola a menor escala y de subsistencia.
Sin embargo, desde el discurso ideológico, sean de izquierda o derecha, socialistas o liberales en su concepción económica, se intenta limitar y delimitar su definición y uso solo a los pequeños agricultores, que viven de la subsistencia y que no poseen más mano de obra que la suya o de su familia. De esta manera se excluye del concepto campesino a los “grandes productores agrícolas” que a través de un sistema de cultivo mecanizado produce a escala industrial y buscan obtener más ingresos por la venta de sus productos.
En definitiva, se categoriza como “Campesino” a aquel que no tiene pretensiones industriales o de producción extensiva. Y “Productor” a aquel que utiliza maquinarias en la producción agrícola.
Al mismo tiempo, por un lado, desde los discursos se busca caracterizar al “Campesino” como alguien que vive de determinada manera, habla en determinado idioma (Guarani, Jopara) y es percibido como un potencial invasor. En principio, es caracterizado como inculto, no formado y que solo subsiste a base de sus cultivos e incluso que es un “haragán por antonomasia”.

Por otro lado, se caracteriza al “Productor” como alguien que se viste de determinada manera, habla determinado idioma (Portugués o portuñol) o es percibido como un extranjero. Siendo que muchos productores, tienen los mismos problemas que los “Campesinos”, en la mayoría de los casos es caracterizado como inculto, no formado y subsisten en base a sus cultivos.
Debo hacer la salvedad de que muchos hijos de este tipo de campesinos y productores, se han formado en los últimos tiempos en universidades y en carreras que tienen que ver con el mundo agrícola, rural o campesino.
En definitiva el campesino es un “productor de grano” que tiene un “modelo de agricultura y producción”. Es un "productor agricola".
Se diferencian en que algunos, tienen un modelo de “agricultura familiar”, “pequeña agricultura” o son “pequeños productores” y forman parte de “organizaciones campesinas”. Otros tienen una “producción agrícola empresarial”, forman parte de “gremios empresariales graneros”.
Al final, se diferencian por los modelos de “políticas sociales” o “políticas empresariales” que llevan a clasificarse como organizaciones de “pose popular-progresista” o de “mafias evasoras y narcoempresarias”.
Sin embargo, ambos son manejados por sectores “políticos sectoriales y populistas” que utilizan el discurso para dividir y sacar ventajas sobre estas categorías.
Al final, ambos deben ser concebidos como los “trabajadores de la nación” porque tanto campesinos como productores son “quienes trabajan la tierra”.
Conclusión
"El modelo de producción extensiva afecta al ecosistema", porque el estado, ese eterno “monstruo articulador y ausente de nuestra realidad” es un “estado fallido, gigante y corrupto", donde ambos, "campesinos y productores", son títeres de la clase política y la superpoblación de funcionarios estatales terminan engullendo todo lo que ingresa como recursos impositivos.
"El impuesto a la soja puede ayudar a disminuir la brecha de la desigualdad", sí y sólo sí, los recursos obtenidos con el ingreso, no termina financiando campañas políticas o pagando salarios de una clase “lumpen proletaria del estado” que se reivindica con políticas que sólo beneficia a “las clases políticas”.
“La destrucción ambiental, la desaparición de los bosques y la destrucción del suelo” es una realidad que ocurre y afectan a ambos sectores. Y aquí, "no hay impuesto que nos salve".

PD.: Todas las palabras que están entre comillas, fueron quitadas de textos o debates del facebook, con excepción de las que están citadas específicamente.





No hay comentarios: