Frases de Periodismo

"
El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las amantes advertidas y al Gobierno inquieto" Frase de Francisco Umbral

Escucha Ñn Radio On Line

miércoles, 25 de abril de 2018

FRAUDE ELECTORAL

Por Salvatore Brienza


En mi artículo anterior, Analizando el día después, decía que “El Partido Colorado, es una maquinaria electoral que está basada entre otras cosas en tres pilares básicos, el prebendarismo, clientelismo político y el discurso nacionalista…”. Sin embargo, olvidé mencionar lo más típico de esa maquinaria electoral; su afán por “torcer la voluntad” del elector.
Las técnicas, estrategias y acciones para birlar los resultados, no es un tema menor, no sólo en las generales, sino también en las internas partidarias.
En las elecciones internas se han robado a los mejores candidatos del partido en su momento. Muchos de los “mentores” no sólo han confesado que se robaron elecciones, sino que se han vanagloriado de haber colaborado para cometer esos “delitos.”
Las estrategias van desde hacer correr las urnas, para que no haya escrutinio, hasta que se presenten a votar los afiliados que han muerto hace tiempo. Sin descontar el voto calesita, el doble, triple y cuádruple.
Ayer 24 de Abril, tan sólo a dos días de las Elecciones Generales Presidenciales 2018, la fama del colorado, corrupto, bandido, roba-votos, saltó en todas las redes sociales y medios de comunicación.
La aparición de imágenes en las redes sociales de documentos demostrando que los datos del TREP (Transmisión de Resultados Electorales Preliminares) no reflejaban los resultados de las mesas, hizo saltar las alarmas a los opositores al Partido Colorado, exigiendo transparencia en la verificación de las actas electorales. Los ánimos se caldearon cuando los Ministros del TSJE (Tribunal Superior de Justicia Electoral) dijeron que no pararían la verificación de las actas y que continuarían con el procedimiento normal. Lógicamente, el temor a que en el propio TSJE se esté fraguando el fraude fue subiendo los ánimos y las especulaciones.
Los colorados no pueden quitarse ese mote de robar elecciones, de ser corruptos y por sobre todo, de destruir las instituciones políticas, en beneficio de sus ambiciones de poder.
En todo este periodo democrático o de transición, el TSJE es la institución que más credibilidad ha tenido en los procesos electorales. No solo se hacen responsables en las elecciones generales, sino que colaboran con las internas de los partidos políticos, centros de estudiantes, sindicatos, cooperativas, asociaciones y clubes sociales o deportivos.
Han construido su credibilidad en base a “aciertos y errores” que la propia ciudadanía ha denunciado o aplaudido en su momento.
Como ciudadanos debemos confiar en alguna institución. No puede ser que siempre que veamos un miembro de la Policía Nacional o Patrulla Caminera, pensemos que ya es un corrupto. Que si tenemos un problema Judicial, pensemos que todo está mal y que, definitivamente, el que está frente a nosotros es un corrupto. Que al solo mencionar que uno es colorado, ya se piense que es un ladrón de voluntades, bandido y corrupto.
Aprendamos a ser autocríticos. En particular, acepto y critico la forma de hacer política de los colorados. Me incluyo entre ellos, porque formo parte, por decisión propia de la Asociación Nacional Republicana, por decisión y voluntad propia, porque entiendo que es una “Asociación de hombres y mujeres libres”.
Pero todos los que me conocen, saben cómo soy crítico al Partido, y abierto a todas las demás ideologías, porque dentro del coloradismo han estado hombres tan inteligentes como Blas Garay o Ignacio A. Pane e incluso, Natalicio Gonzalez, a quien se le puede criticar su pasión por el nacionalismo, pero no se puede negar su capacidad intelectual.
Sin embargo, no acepto al colorado “que usa los viejos discursos de odio y prepotencia”, el que se vanagloria diciendo “Soy colorado…, y que”. No acepto al colorado que reivindica la sangrienta y cruel dictadura de Alfredo Stroessner, solo porque era colorado. No acepto el discurso “soez, inculto y violento” de los operadores políticos, porque no me representan, ni en las campañas electorales y mucho menos en función de gobierno.
¿Que el colorado puede cometer fraude? Sí, puede cometer, si le dejan.
¿Qué el colorado puede maniobrar para quedarse con el poder? Sí, puede maniobrar, si le dejan.
Nunca olvido una anécdota en las Elecciones Estudiantiles. Era uno de los Candidatos a representante Estudiantil y había otra en la que se presentaron otros compañeros. La otra lista, registro mal a uno de sus candidatos. El error no recuerdo. Plantearon que “les dejemos registrar la lista con el error que ellos cometieron” y así permitir competir ambas listas. En principio, lo debía decidir el TEI (Tribunal Electoral Independiente), pero dejaron en mano de un acuerdo entre ambas listas.
Como era uno de los candidatos, consultaron mi opinión. Entonces, recordé la frase de un gran amigo liberal que decía: “En la política no existe el perdón. No existe el “buenismo”. Un error que se comete en política, se paga muy caro”. Entonces pronuncie la frase que hasta ahora martilla en mi cabeza, que siempre reflexiono sobre ella: “NO, vamos a impugnar su lista por ese mismo error, aunque tengamos que ir solos a las elecciones. No es nada personal. Así van a aprender a no equivocarse”.
Carl Philipp Gottlieb von Clausewitz dijo que “la guerra es la continuación de la política por otros medios”; pero Michel Foucault, más cercano a la dinámica social que a los medios bélicos, dijo de manera más controvertida que “la política es la continuación de la guerra por otros medios”.
Que puede haber FRAUDE ELECTORAL en estas Elecciones Generales, si puede haber. Es la oportunidad en el campo de la batalla electoral y los colorados tienen muchos soldados y bien entrenados en este tipo de terreno. Es cuestión de estar mas atentos.

Publicar un comentario